Teatro: Todas las mujeres en el Teatro Reina Victoria



La vida de un hombre gira en torno a las mujeres que pasan por su vida. Las relaciones que llega a entablar con ellas a lo largo de su vida van marcando su destino. Pero el carácter de los hombres es, a veces, demasiado egocéntrico, y priorizan su ego a las necesidades de la gente que le rodean, incluso a sus propios afectos, dilapidando relaciones por las necesidades puntuales de cada momento.


Al entrar en la sala nos encontramos con un interesante decorado, que más que una casa nos recuerdo a una cueva. Una guarida en la que el guerrero se resguarda para escapar de todos sus miedos. El refugio en el que el depredador espera sigiloso a sus presas para embaucarlas y conseguir lo que quiere de ellas. Pero este cazador es muy torpe y todas sus presas se le escapan, todas las víctimas de sus maléficos planes acaban dándole la vuelta a la situación para salir vencedoras. Es el cazador cazado, el seductor que hace de sus intentos de conquista sus empujones a un abismo al que él mismo se condena con sus actos.



Tras el éxito de su versión cinematográfica en 2014, en la que ganó el Goya al Mejor Guión adaptado, el autor Mariano Barroso (en este caso escrito junto a Alejandro Hernández) ha recuperado un texto que pedía una versión teatral a gritos. Con películas tan interesantes como "Los lobos de Washington", "Hormigas en la boca" o "Éxtasis", se ha prodigado menos a la hora de escribir teatro, aunque a muchos nos haya quedado en la memoria la impactante "Recortes", y la interesante versión de "Closer". Este mismo año también ha escrito para la televisión la serie "El día de mañana". 

Para esta adaptación, Barroso ha elegido a uno de los directores más en forma del momento: Daniel Veronese. En los últimos años, este director argentino ha sido el responsable de algunos de los títulos más exitosos e interesantes de la cartelera. Desde la divertida "Bajo Terapia" a la inquietante "Espía a una mujer que se mata", ha tocado temas tan variados como el mundo empresarial ("Método Gronholm"), las relaciones de pareja ("Invencible" o "El nombre"), la amistad ("Cena con amigos") o con textos propios como "Mujeres soñaron caballos" y "Teatro para pájaros".


La obra profundiza en la vida de Nacho (Fele Martínez), el veterinario que tras cometer un fraude por el que puede ir a la cárcel, debe enfrentarse cara a cara con cada una de las mujeres que marcaron su vida, en un intento desesperado de salvar el pellejo. Él que siempre se había aprovechado de las mujeres y se había desentendido de ellas cuando no las necesitaba, se ve en la tesitura de tener que acudir a ellas para pedirles ayuda. Así iremos poco a poco descubriendo como es Nacho, alguien vanidoso y engreído al que sólo le importa salir él bien parado, caiga quien caiga. Su amante, su madre, su psicóloga, una ex novia y su cuñada, son las mujeres que se irán presentando ante él, cada una con muchas cuentas pendientes con él que deben resolver, aunque no tengan nada que ver con el motivo de la llamada que las llevó a ese lugar.



Con un elenco de campanillas, encabezado por Fele Martínez en el papel de Nacho, un personaje angustiado por sus propios actos, que por su propia manera de ser se va enredando cada vez más en lugares que le van arrinconando. Un hombre que paga caro su despotismo y egocentrismo en el momento más difícil de su vida. Cuando todo parece que se tuerce definitivamente por sus propios errores y ambiciones, intenta salir airoso recurriendo a todas las mujeres que, de una u otra manera, han marcado su vida. Pero su poca empatía y todas las deudas que cada una de ellas le tienen guardadas, hace que este intento de salvación se convierta en un pozo en el que se va hundiendo cada vez más.

Fele Martínez saltó a la fama en los años noventa por la impactante "Tesis" y fue uno de los iconos de aquellos años con títulos como "Los amantes del círculo polar", "Abre los ojos" o "Lágrimas negras". Desde entonces no ha dejado de trabajar en cine y televisión, dejando el teatro en un segundo plano. En estos últimos años ha comenzado a prodigarse un poco más sobre las tablas, con éxitos como "Bajo terapia", "Amigos hasta la muerte" o "Continuidad en los parques".



Para poner en su sitio a Nacho, el elenco de actrices encargadas de acorralarlo es de lo más potente, con Lola Casamayor y Nuria González a la cabeza, secundadas por Cristina Plaza, Lucía Barrado y Mónica Regueiro (también productora de la obra). La sobriedad de Lola Casamayor (Amparo), la acidez y mala leche de Nuria González (Marga), la rectitud y seriedad de Cristina Plazas (Andrea), la fuerza y sensualidad de Lucía Barrado (Ona) y la ternura maliciosa de Mónica Regueiro (Carmen), van dinamitando poco a poco a Nacho hasta dejarle en evidencia, demostrando que todo el mal y el despecho que fue sembrando hacia ellas ha sido devuelto con creces. Una interesante lección, una sucesión de golpes que van mermado su maltrecha autoestima hasta dejarle rendido ante la evidencia de que ha sido un manipulador toda vida.


Lola Casamayor es uno de los rostros más relevantes en el panorama escénico actual. Ha participado en películas como "La voz dormida" o "Camino", series como "Vergüenza" o "Amar es para siempre", y en teatro ha participado en algunos de los montajes más destacados de los últimos años, como "Taxidermia de un gorrión", "El señor Ye ama los dragones" o "Tiempo de silencio" la pasada temporada. En esta obra encarna a Amparo, la madre de Nacho, una mujer dura pero que siempre está ahí cuando su hijo la necesita. Inflexible en un primer momento, acaba soltándole una bomba, un secreto que él no sabía.

Por su parte Nuria González es Marga, la ex de Nacho a la que este recurre para intentar que le solucione los problemas. Ácida y temperamental, en este momento de debilidad de Nacho ella se encarga de recordarle todos los malos momentos que le hizo pasar durante su relación. Actriz muy conocida por el gran público por series como "Los Serrano" o "Manos a la obra", ha participado en películas como "Mataharis" o "Pudor" , y en los últimos años nos ha dejado perlas sobre las tablas como "El florido pensil (niñas)", "Milagro en casa de los López" o "Taitantos".




Cristina Plazas es Andrea, la psicóloga a la que Nacho recurre para solucionar sus problemas. Su personaje es todo rectitud e integridad, por eso las propuestas de su paciente la descolocan y no entiende que haya recurrido a ella para esas cosas. A Cristina la vemos en "Vis a Vis", "Félix" o "Estoy vivo", series todas de la pasada temporada. En cine la pudimos ver en "No tengas miedo" o "El mal ajeno". En teatro ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Barcelona, aunque este año pudimos verla en "El ángel exterminador".

Ona es la amante de Nacho y la "culpable" de que se haya metido en líos. Lucía Barrado hace de Ona una becaria impulsiva y visceral, con energía para todo lo que sea por mantener viva la relación con Nacho. Barrado ha participado en series como "Con el culo al aire" o "Sin identidad", y pese a su juventud ha participado en algunos de los montajes más impresionantes de los últimos años, como son "El concierto de San Ovidio" y sobre todo "Incendios". 

Por último tenemos a Carmen, cuñada de Nacho, que interpreta Mónica Regueiro. Los dos personajes siempre han tenido una gran relación, pero él intenta utilizarla como tabla de salvación, lo que genera que toda esa amistad tan "especial" salte por los aires. A Regueiro la hemos visto en películas como "Llueven vacas" o "La lengua de las mariposas", en series como "Mareas vivas" o "Nada es para siempre" y en teatro en comedias como "Los miércoles no existen" o "Smartphones".


En la parte técnica hay que destacar la interesante escenografía de Ana Garay, que nos muestra la casa de Nacho, con una estructura que nos recuerda a una cueva, un lugar de recogimiento, desde donde se ve el paisaje al fondo, al que no se quiere acudir. En esta "única escena" es fundamental la iluninación de Pedro Yagüe para dar diferentes tonalidades a cada una de las escenas, dependiendo de quien acompañe al protagonista en escena.


La propuesta, que no llega al nivel de la película, se centra de manera más salvaje en bombardear al personaje de Nacho, debilitándolo poco a poco con cada mujer que va pasando por su casa. Los personajes están muy bien diseccionados, así cada una de las mujeres le ataca desde un frente, viendo lo vulnerable que puede llegar a ser, pese a lo indeseable, egocéntrico y machista que ha sido con todas ellas. 
La obra mantiene un interesante duelo actoral constante, en el que cada uno de los personajes lucha por enarbolar su verdad, sacando a la luz todo tipo de artimañas para vencer al adversario (en este caso el desesperado veterinario). El conjunto es muy interesante, ya que asistimos al resumen de la vida de un personaje a través de su relación con las mujeres, y así vamos descubriendo todos los oscuros secretos que desea ocultar.
---------------------------------------------------------------------------------------

Todas las mujeres
Teatro: Teatro Reina Victoria
Dirección: Carrera de San Jerónimo 24
Fechas: De Miércoles a Viernes a las 20:00, Sábados a las 21:00, Domingos a las 20:00. 
Entradas: Desde 12,60 € en ReinaVictoria, entradas, oferplan, atrapalo. Hasta el 16 de Septiembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid