Novedades

Recomendaciones
todas las obras

CRÓNICO. Teatro Fernán-Gómez


El mundo de las adicciones, esas que tantas alegrías nos han dado y esas que tantos mundos nos abren, donde vemos nuestro interior. Ese que es más ruin, más real e intrínseco. Ese que a veces , también es crónico. En este caso el amor, más bien el desamor. El desamor crónico. La imposibilidad de amar para siempre, de sentir pasar el tiempo sin configurar un patrón del amor donde uno siempre sepa donde se colocaUn timón difícil de gobernar. Algo que también puede ser crónico. 

LAS CIUDADES Y EL INCONVENIENTE INTRÍNSECO DE HABER NACIDO... Reseña sobre ¿Qué no…? de Jesús Cracio y compañía.

Pudiera parecer que esto que he visto esta noche, en un escenario lleno de las Naves del Español de Matadero, era una versión surrealista, funambulesca quizás, del "Día de la marmota", la película de Harold Ramis de 1993, o hasta del mito de Sísifo, en una muy libre adaptación. Vivir una y otra vez lo mismo, contar, recrear sin fin un mismo hecho. Sin embargo "¿Qué no...?" Es otra cosa.


Quiero ser Santa en Teatro del Barrio


Este año mas que nunca la VIII Muestra de Creación Escénica Surge Madrid será recordada como la Muestra de la vuelta a la normalidad, el empeño y el esfuerzo con un público que llena los espacios deseando y valorando mas que nunca el trabajo realizado.

María Jáimez nos presenta su propuesta dentro de este Surge Madrid, “Quiero ser Santa” una pieza que sabe a natillas hechas con mimo, que huele a recuerdo y a hogar, y también al vestido del domingo que picaba para ir a misa y a los calcetines largos que se bajaban todo el rato.

Una contradicción en la que todo es añoranza sin juicio, es presente y futuro porque otras fueron y nosotras somos también con ellas.

María nos contaba:

"El primer deseo de María, una chiquilla andaluza, es ser santa, Santa María. Se cría entre vírgenes y rosarios, mantillas y figuritas del portal de Belén; como referencias vitales la Virgen de las Angustias de Granada, Santa Teresa de Jesús, Juana de Arco y Madonna.

No piense nadie que esto es una denuncia de la culpa, ni del cristianismo, ni de la iglesia, ni todo lo contrario… No tiene ninguna actitud de denuncia de nada, ninguna voluntad política. Es algo así como un retrato punk de la contradicción: hacer la comunión vestida de virgen y pocos años después, darse el lote en los coches de choque de la feria".

María Jáimez hilvana un texto íntimo que nos traslada a nuestro origen, al lugar de donde venimos y donde parece en ocasiones que las cosas no han cambiado tanto. La casa puede ser distinta, incluso puede vivir otra gente, pero nosotros la seguimos mirando con los mismos ojos. Así, María comienza a zurcir una idea filosófica y potente, de lo mas íntimo a lo colectivo, hasta lo mas abstracto, sin que el humor decaiga en ningún momento.

Mientras tenemos los ojos vidriosos entre la risa, la presencia de José Troncoso se percibe, pululando de alguna manera por la propuesta.


Una mujer joven fregotea el patio que un día fue cine, que un día fue hogar y testigo silencioso de la vida, de una familia, enaguas y puntillas en el lugar que ocupaba la pantalla. La miramos a ella, un parecido a Martirio relajá en su casa y camiseta de Canal Sur nos permite imaginar quien puede ser María,  parece no vernos hasta que directamente nos interpela y en un abrir y cerrar de ojos nos hace cómplices de su historia, campechana, cercana, pero con un enorme fondo y un enorme mensaje, tras ese tinte festero.

Ella quería ser santa, nos lo cuenta, ella es de la Virgen de las Angustias, Juana de Arco, Santa Teresa y Madonna unas conexiones que son sumamente lógicas y que además nos muestra con pruebas audiovisuales que podemos ver en lo que un día fue pantalla de cine. Porque ella cree, a ella le da igual que tu creas o no, que ella no lo juzga y lo respeta, pero ella cree. Más si vemos las conexiones que la llevan de una cosa a la otra y es que veremos que todo eran señales para que ella fuera santa.  Eso sí, está también su tía Milagros, soltera, que dice que ella quiera, que quiera mucho y se deje de tanto Like a prayer.

Por una cosa o por otra de María del Monte, y los consejos de tía Milagros, da un vuelco la vida que una no sabe por qué y te ves en Tarifa y en Sevilla y en una rave en Tarifa otra vez, pero, vean, que una cosa no quita la otra. Las conexiones están ahí, las hemos visto. María ademas tiene dos acompañantes con las que habla, se comunica, en un suerte de making off en escena, en un ágil trabajo de iluminación, espacio sonoro, audiovisual y todo lo que allí se fuera necesitando trabajo de Alicia Lescure y Leticia Karamazana.

Nada por supuesto es improvisado, solo algo muy trabajado puede sonar tan cercano, Javier Macipe en asesoria audiovisual y Ernesto Artillo en dirección artística también nos acercan su trabajo. Porque ella se dirigía a la  dos, a Alicia y a Leticia, al público, a su amiga flamenca. A los treinta minutos el patio de la abuela de María había traspasado la cuarta pared y si le dan mas tiempo, traspasa el Teatro del Barrio, a lo que habría que dotar de un nuevo concepto teatral o si existe, no lo conozco.


Les hemos contado demasiado incluso, María tiene además muy gratas y bellas sorpresas preparadas que unen a la perfección en tempo su cuerpo con su cuerpo hace años. Solo decirles que ha ido hilvanando, cosiendo, zurciendo, hasta crear un bonito vestido flamenco. Les dejamos que se sorprendan, que disfruten de esta locura, que verán no lo es tanto, porque es la grotesca historia de la vida, en realidad.

En la sala había al menos dos santas sin ser conscientes de ello, que daban aún mas sentido a todo lo que se estaba contando y a todo lo que estábamos sintiendo porque a la Virgen no la podemos ver (no es fácil acceder a Madonna) y con Dios podemos hablar pero (aunque sea duro no nos va a responder).  Lo que si podemos hacer es abrazar y agradecer a todas esas santas invisibles que los son sin pretenderlo, por las que hoy nosotras somos.

Todo el público en pie terminó bailando en el escenario con María a la que aplaudimos y llenamos de claveles su patio andaluz, por su hermosa propuesta, por su entrega, su energía, y esa calidez del trabajo hecho con cariño que hace que sin saber bailar sevillanas, quieras bajar a acompañarla. 

Dos días en el Teatro del Barrio, hoy último día de función. Estamos seguros que María volverá, tiene que volver.

Tan íntima, profunda como esperpénticamente recomendable.

 --------------------------------------------------------------------

Quiero ser Santa

Teatro: Teatro del Barrio.

Dirección: Calle Zurita,20

Fechas: .23 de octubre – 24 de octubre

Entradas: 12€  Web de Teatro del Barrio

Duración: 75 minutos.

Dirección:
María Jáimez
Asistencia: Alicia Lescure

Reparto:
María Jáimez

Autor:

Dramaturgia:
Asesoramiento: Jose Troncoso

Dirección artística:
Ernesto Artillo

Iluminación:
Leticia Karamazana

Audiovisuales:
Asesoramiento: Javier Macipe

Nueva York en un poeta en Teatro Bellas Artes


"Nos encaminamos a la Residencia de Señoritas a escuchar la conferencia de Federico sobre el libro que trae escrito de América, que se titula Poeta en Nueva York, y que nos dedica. Suprema prueba de amistad y de afecto que nos conmueve.
Conocemos varios de los poemas que encierra; son de una grandiosidad y de un dinamismo que escapa a toda descripción. [...]
La sala de la Residencia —que ya he descrito— adolece de fluidos amistosos y hospitalarios, y, para dar tiempo a que la salva de aplausos con que se le recibe dé toda su medida, pone orden en la mesita tras de la cual tomará asiento. Traslada la garrafa de agua a otro sitio, coloca el vaso —que se hallaba boca abajo sobre su gollete— al lado de ella, retira un poco el florero, cuyos claveles olfatea, y coordina sus papeles. No estaría más tranquilo ni más sereno en su casa rodeado de su familia.
Me encuentro sentado al lado de Vicente Huidobro, que está simpático y comunicativo, sin dejar de asumir una actitud de importancia: de juez o de crítico de gran clase.
En las filas paralelas a la nuestra se encuentra toda la elite intelectual; la de ayer, la de hoy y la de mañana: las alas nuevas que se entreabren. Federico toma la palabra en forma deslumbrante desde el primer momento."

(Carlos Morla Lynch, 1958)

Teatro: En el aire. Teatro Lara

Dos personajes perdidos, dos almas a la deriva, un encuentro fortuito (o no) que puede cambiarlo todo. El azar puede en algunos instantes de la vida ser caprichoso y hacer coincidir a personas aparentemente opuestas, que llegan a salvarse mutuamente. Esta es una historia de sueños no cumplidos, de vidas no deseadas, de miedos que atenazan, de pasiones ocultas. Cuando el mundo hostil se reduce a cuatro paredes en las que parece que el tiempo se para, que toda la energía del universo se concentra en una habitación, que los tabiques que antes te atrapaban ahora te protegen y te dejan expresar lo que sientes.


Thom Pain en Teatro Lara


Oscuridad en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara, únicamente con la luz de una cerilla podremos intuir lo que está por venir, pero no alcanzamos a imaginarlo del todo. Sabemos que hay un hombre, poco a poco pensamiento y mente, reflexión y construcción de verdad desde el aparente sinsentido.

Anhelos inconexos, frustraciones, miedos que componen un relato, quiere contar una historia, aparentemente son tres episodios a lo largo de una vida que finalmente acabarán atrapándonos, en tanto que Thom nos interpela directamente en todos los sentidos. Y entre tanto, venía a la cabeza el aura de “Esperando a Godot “. Samuel Beckett en la cabeza, Will Eno con un texto de juego dialéctico y Juanma Gómez en la composición de un puzzle del que formamos parte, en tanto piezas imprescindibles.

No todos los actores pueden ser tu y yo al mismo tiempo, requiere de la técnica, la experiencia y haber sido un actor de compañía, integrante de elenco, de escucha constante y aprendizaje continuo. No es fácil desde el soliloquio crear el todo, desde la nada.

Stracciatella en Nueve Norte Teatro


A menudo familia, no es sinónimo de hogar. Otras veces, en los amigos es donde se encuentra la verdadera familia y es que quizás lo que habría, es que buscar una palabra nueva. Que a tener unos hermanos y un padre a los que ya no conoces y a los que solo ves en Navidad, se nombrase con otro término, por ejemplo, Stracciatella.

José Vergara presenta un texto donde el drama y la comedia son una constante. Los recuerdos con una pátina de añoranza, la realidad de la que todos se quejan pero ninguno se esfuerza por cambiar. Rencores, silencios, palabras que no se dirán, palabras contadas y que pronto se olvidarán. Egoismo en estado puro, la incapacidad de mirar al otro. Generaciones educadas a golpe de silencio. Cada uno viviendo su realidad, y la realidad común, por separado, “no grites”, “no llores”, no muestres tus emociones y así parecerá que en esta casa nunca sucede nada.

Teatro: GLORIA. NueveNorte


Acordes de guitarra clásica nos reciben en la Nueve Norte. Focos móviles, bofetadas de realidad en escena. Miradas de verano en otoño. Gafas que ocultan la emoción, que la nivelan, que la comparten. Y de fondo, Gloria, con todas sus acepciones, con todas sus realidades, con todo su dolor. “Ella quiere morirse”. Adentrarse en el mundo de Gloria es toda una aventura. Acompáñenos a revivirla.


Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid