Teatro: Marikones de mierda. Teatro del Barrio


La igualdad real es muy difícil de alcanzar, al menos a nivel global. Existen personas que intentan, con pequeños gestos (que luego pueden adquirir dimensiones descomunales) que se consiga la inclusión de todas las personas en nuestra sociedad. Al igual que películas como "Campeones", tan de actualidad en estos días, da visibilidad a la realidad de una parte de la sociedad, acciones como la que aborda este montaje hace que las personas LGTBI entren de lleno a normalizar su "estatus" en la sociedad, que dejen de ser unos "marikones de mierda" para ser una parte de la ciudadanía con los mismos derechos que cualquier otro colectivo.




Hay episodios que deben trascender del momento histórico en el que suceden, para que vistos con perspectiva seamos capaces de analizarlos de una manera más objetiva. Son hechos que adquirieron una dimensión mucho mayor de la que los propios interesados querían, sólo por la mala interpretación que algunos malintencionados hicieron de una iniciativa tan novedosa como "inofensiva". La necesidad de dar visibilidad a los colectivos más excluidos de ciertas celebraciones deberían haber quedado superados, pero parece ser que nos queda mucho por evolucionar como sociedad, para que estas cosas queden en pequeñas anécdotas, como habrían debido quedar si no se hubiese provocado un incendio de algo que debería enorgullecer tanto al barrio como a la ciudad.




La Saraghina de Stalker produce este interesante montaje de teatro documental, que nos cuentan los hechos tal cual pasaron, con diálogos reales, imágenes de los informativos de aquellos días e incluso algunos de los penosos tuits que se publicaron, con amenazas de todo tipo hacia los participantes en la carroza y hacia el colectivo LGTBI, una bola de nieve que acabó engulléndolo todo a su paso. Manuel De ("Eterno Creón", "La otra voz") ha escrito y dirige esta historia que nunca debería haberse convertido en noticia, al menos no polémica. El autor hace un interesante collage sobre todo lo ocurrido en aquellos últimos días del año 2017, en los que todo saltó por los aires a raíz de una noticia de "El Mundo" sobre una particular carroza que iba a participar en la cabalgata de Reyes del Distrito de Vallecas.


Corrían los postreros días del agitado año 2017, con las navidades encima, cuando salta a todos los informativos la noticia de que una asociación LGTBI va a participar en la cabalgata de Reyes del distrito de Vallecas con una carroza. Orgullo Vallekano pretende con esta iniciativa dar visibilidad a la diversidad existente en el distrito y en la sociedad en general. Por ello programan que en la carroza vayan tres reinas magas: la cantante de cabaret Roma Calderón, la rapera D´Noe Lamiss y la Drag Queen "La Prohibida" (conocida activista que ya ha colaborado con la asociación en otras ocasiones).




Hay que recordar que en esta cabalgata (ajena a la que se realiza por la Castellana y que se lleva realizando varios años, como el otros distritos de la ciudad) participan varias asociaciones de todo tipo, que tienen libertad para hacer su carroza como estimen oportuno, según lo que quieran celebrar en ella. Dicho esto, la polémica salta por la mencionada noticia en un periódico generalista (y bastante sensacionalista) en el que se publica que se hará de la cabalgata un desfile del Orgullo Gay. La polémica adquirió dimensiones astronómicas, abriendo telediarios, tertulias y siendo portada en diversos medios. Las redes sociales sacaron lo peor de nuestra sociedad, con amenazas de muerte y todo tipo de insultos. Todo por intentar polemizar con algo que sólo quería normalizar, dando mucho más bombo a una carroza de la que sus propios organizadores habrían esperado.


El artículo de la periodista Isabel F. Lantigua nos ponía en alerta sobre la "participación de una carroza llena de color, purpurina, decorada con la bandera arcoiris". Para ella, esto era "más típico de un desfile del Orgullo Gay". Encendida la mecha, no tardó nada en prender la llama entre toda la gente que tiene el ojo puesto en la gestión de Manuela Carmena en el ayuntamiento, con la guadaña preparada para cualquier cosa que pueda ser motivo de polémica. Tanto la junta de distrito de Vallecas como el colectivo Orgullo Vallekano, tuvieron que sacar sendos comunicados para rectificar todas las inexactitudes que había en el artículo de prensa. Pero ya todo daba igual, el incendio estaba provocado y aunque mucha gente salió en favor de la iniciativa, personajes como el periodista Luis del Val habló de la iniciativa como de unos "marikones de mierda" estando en un programa de la COPE. La polémica llegó a tales extremos que la carroza, que al final si salió, tuvo que llevar escolta policial debido a las amenazas vertidas en redes sociales.



Helena Nievas es una de las personas que vivieron todo esto en primera persona, como integrante del colectivo Orgullo Vallekano. Ahora en su faceta de actriz ("Las criadas", "La herida del tiempo") da vida a varios de los personajes que aparecen en esta historia. Estremecedor y contundente el momento en el que se planta frente a nosotros para hablarnos en primera persona sobre lo que fue todo aquello, sobre lo que es su vida, mostrando como se puede crear desde la vivencia propia una obra que traspase lo que allí ocurrió para convertirse en un grito por la igualdad y la diversidad.

Junto a ella completan el elenco Carmen Mayordomo ("El curioso incidente del perro a medianoche", "Malas hierbas"), Georbis Martínez ("Opiun, el vicio de la verdad", "La otra voz"), Iván Ugalde ("Peceras", "Elepé") e Isabel Sánchez ("Aquí no paga nadie", "Eduardo II"). Es increíble la facilidad con la que cada uno de ellos cambia de personaje sin perder ni un ápice de credibilidad en sus interpretaciones. Los actores van saltando entre los distintos personajes que aparecen en esta historia, para recrear el interesante collage de opiniones y actuaciones que se sucedieron en aquellos días. 


En un espacio vacío comienza la representación, con varias cosas a los lados pero sin nada que aparte la atención de lo más importante, la historia, que debe ser contada de la manera más directa, sin filtros ni adulteraciones de ningún tipo. La escenografía diseñada por Carmen Pérez Iuco se va creando según avanza la historia, al mismo ritmo que los elementos de atrezzo que se colocan por el escenario van "entrando en acción". Todo va apareciendo por sorpresa, como todo lo que ocurrió en aquellos días, en que todo parecía sacado de una película, o diseñado por un programa de cámara oculta. Como pasa con la escenografía, el vestuario (Humana, con la colaboración de Fran de Gonari) también va mutando a lo largo de la historia, conforme van apareciendo los distintos personajes. En esta función es imprescindible apoyarse en imágenes y sonidos de los programas de televisión, periódicos y redes sociales, para dar un mayor realismo a la pieza. El responsable del espacio sonoro es Letal Delirios, y su trabajo sirve para dar empaque al resultado final.




No podíamos acabar esta crónica sin una foto de lo que fue la cabalgata real, para que quede bien claro cual era el propósito de esta carroza, que algunos pretendieron frenar antes de que saliera, pero que sólo consiguieron darle mucha más repercusión de la que habría tenido. También dejó bien a las claras lo intransigentes que pueden llegar a ser algunas personas de este país, los niveles de homofobia que a estas alturas del siglo XXI sigue existiendo en un lugar que se hace llamar evolucionado. Ojalá esta bonita iniciativa, que sólo quería sumar y dar visibilidad a un colectivo, sirva para que recapacitemos sobre la necesidad de leyes que luchen contra la violencia de género, que no se dejen pasar esos comportamientos que en esos días desenmascararon a muchos que "les hace gracia" el movimiento LGTBI, siempre y cuando no salgan de su güeto y de su día del Orgullo Gay. Hay que llegar a normalizar que las personas somos iguales, tengamos la orientación sexual, el color de piel o el origen que tengamos. Todos debemos tener los mismos derechos y las mismas oportunidades de montar una carroza en la Cabalgata de Reyes si tenemos una organización que cumpla todos los requisitos. Un paso más hacia la igualdad y la normalidad que debería ser el ver a las personas como iguales.

--------------------------------------------------------------------------------
Marikones de mierda
Teatro: Teatro del Barrio
Dirección: Calle Zurita 20
Fechas: Domingos 21:30.
Entradas: Desde 14€ en TeatroDelBarrio. Hasta el 24 de Febrero.


2 comentarios:

  1. Magnifica crítica y magnifica la visión de la obra

    ResponderEliminar
  2. Que buen texto, Dan ganas de ir corriendo a verla y montar después una buena manifestación Marika

    ResponderEliminar


Blog de critica teatral, reseñas y la programación actual de teatro en Madrid.

Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación

Somos un grupo de amantes del teatro.

Juntas difundimos cultura porque sola no puedes pero con amigos y amigas sí.