Teatro. Días de vino y rosas. Teatros del Canal

¿Quién no conoce la película de 1962 qué fue galardonada con un Oscar por la mejor canción? La canción es "The days of Wine and Roses" de Henry Mancini.

El origen de esta maravillosa película es uno de los  capítulos más dramáticos de la serie Playhouse90 de los años 50.

"Un hombre y una mujer se encuentran en el lugar o dónde todo empieza o dónde todo termina, un aeropuerto. Puede ser un cruce y también puede ser un encuentro."

Sandra y Luis se conocen mientras esperan a que su vuelo salga destino a Nueva York. Lo que no saben es que ese primer encuentro es el principio de su historia de amor. Toda una nueva aventura va a comenzar, pero ninguno de los dos se la imaginaba de esa manera. 



Una chica joven con muchos proyectos y con una gran ilusión por conquistar Nueva York conoce a un relaciones públicas con mucho éxito pero también con graves problemas con el alcohol.  



"Contigo hasta el infierno", Sandra le dice a Luis mientras brindan felices en el piso donde vivirán una vida juntos. 
Luis tiene una adicción al alcohol y Sandra le acompaña en ese viaje donde el alcohol comienza a dominar sus vidas y el camino parece oscurecerse. Afrontarlo es la única escapatoria, pero no todos son capaces de afrontarlo.
La obra muestra un gran estudio de lo destructivas que pueden ser las adicciones en las relaciones.



Estar enganchado al alcohol, el amor, el sexo... Te hace sentir muy bien, pero únicamente por un espacio de tiempo muy pequeño. Hay parejas que para que funcione su unión es necesario añadir alguna adicción.
Además cualquiera de estas adicciones se muestran como muy perversas ya que o el afectado es completamente consciente de sus pocos beneficios o hasta que no se tiene la propia voluntad de recuperarse no se supera.

Durante la obra aparece la lujuria, diversión... Pero después de este chaparrón de locura vuelve la calma y la realidad y no es tan bonita como la resaca.




De repente Luis se da cuenta que eso no le hace feliz, que no es real y por supuesto no es bueno para su familia. 

Se siente culpable de haber arrastrado a Sandra al alcoholismo, se siente totalmente responsable.

¿Sandra le acompañará para volver a empezar juntos de nuevo su gran historia de amor?




La pieza está inspirada en la película estadounidense del mismo nombre que en 1962 dirigió Blake Edwards y protagonizaron las leyendas de Hollywood, Jack Lemmon y Lee Remick. 

En esta versión teatralizada los protagonistas son: Marcial Álvarez (Luis) y Cristina Charro (Sandra).

Marcial Álvarez comienza muy joven en el teatro, con dieciséis años. Compagina tanto teatro como cine y televisión.  Años más tarde representa el papel del subinspector en la serie El Comisario y cala hondo entre los seguidores de la serie.

Cristina Charro, al igual que su compañero profesionalmente muy preparada, ha trabajado en cine, cortos, televisión y por supuesto en teatro.


El personaje femenino acaba siendo una bebedora solitaria y el masculino un bebedor social. Dos perfiles muy habituales,  en las charlas con alcohólicos.




Versión de David Serrano, a partir de la adaptación teatral de Owen McCafferty y guion original de JP Miller. La dirección se lleva a cabo a través de José Luís Saiz.

Son dirigidos por José Luís Sáiz, quien ha colaborado y dirigido desde los años 90 en más de treinta obras de teatro y ha sido actor, lo que le hace saber acompañar a sus actores para poder atraer a los espectadores hacía los sentimientos y todos los sentidos que muestras sus dos grandes actores en esta obra.



Días de vino y rosas nos cuenta una historia de amor, Luis y Sandra se encontrarán en un aeropuerto español camino de Nueva York, cada uno con su ilusión, su prometedor futuro.

Intentarán formar una familia, intentarán sobrevivir en medio de la lucha diaria y se buscarán ayudas porque no se sienten capaces de hacerlo por sí solos.

Una gran historia de amor,  aunque el alcoholismo es también uno de los temas principales y el texto ayuda a entender la enfermedad y las causas que la producen.

Es uno de los mejores clásicos del cine norteamericano, y a día de hoy se sigue recurriendo a la proyección de la película en terapias de Alcohólicos Anónimos.


La obra habla de las contradicciones y las debilidades de los seres humanos y de como estas debilidades te pueden llevar al alcohol como el pilar de tu vida.

Todo un éxito que ha tenido el cartel de "sold out" los cinco días de representación.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
Días de vino y rosas
Teatro: Teatro del Canal, sala negra y Teatros Luchana próximamente
Dirección: Calle de Cea Bermúdez, 1
Fechas: Desde el Miércoles 29 a las 20:00 al Domingo 2 de Febrero a las 18:30. 
En los Teatros Luchana a partir del 21 de Febrero (consultar programación)

Entradas: Tarifa General sin numerar 15€, descuentos generales en su web y en taquilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid