Calladitas estáis mas guapas (O el arte de decir lo que me sale del coño) en Teatro Alfil


Gracias. Al acabar el espectáculo la palabra que resonaba en mis mandíbulas, poco acostumbradas ya al noble arte de reírse en estos tiempos convulsos, era esta. Gracias. Gracias chicas. Gracias actrices. Gracias artistas. Gracias por estas dos horas. Gracias por reivindicar con humor derechos, responsabilidades y mitos, aún no caducos en esta nuestra sociedad tan convulsa también, por extraño que parezca.

Humor, mucho humor. Un club de la comedia en toda regla (no hagan doble juego). El feminismo es un tema sensible del que nos queda tanto que aprender y caminar. Aunque si lo hacemos con humor mejor. Y para empezar, nada mejor que reírnos de nosotros mismos. De la vida en general, reírnos con cariño. Reírnos con verdad. Una stand-up comedy que llenó la sala, oigan. La petó. El Alfil hasta arriba, manteniendo las distancias de seguridad, claro.
Y comienza el show. Sil, Jessika y La María Rosa nos invitan a adentrarnos en un frenesí abrumador. En un orgasmo mandibular en toda regla (seguimos sin dobleces). Sil de Castro, en un rol fiestero nos ametralla con un ritmo trepidante cargado de ironía, humor, cariño y reivindicación. Frescura en su mirada, gestos y conexión con el público desde el inicio. Esta bacalaera valenciana nos atrapa, nos guía, cual maestra de ceremonias para adentrarnos en una igualdad pedida y no concedida por trasnochismo de etiqueta, con mucha energía y buen hacer. Un gran trabajo detrás propio de lo contemporáneo ( guiño a la actriz ).
Silvia Sparks y su casi, su casi y su todo. Un humor negro, irreverente, en ocasiones algo hiriente pero con ese sarcasmo inocente norteño. Si una se ríe de sí misma con ese desparpajo, vamos a acompañarla. Vamos a reírnos. Jessika Rojano, canaria venezolana reivindicativa en cada uno de sus chistes, de sus anécdotas y de sus vivencias. Y con una historia familiar enternecedora nos da el toque romántico y enternecedor de la noche.
Seguro que tu bisabuela se siente orgullosa de vosotras. La María Rosa es así. Te la quieres llevar a casa desde el principio. Franca, transparente, callejera donde las haya, y reivindicativa, como no. Lo que se ha perdido la copla. Y Coria Castillo ,el descubrimiento de la noche . Espectacular, maravillosa, desternillante desde el minuto 0. Una naturalidad así es difícil de encontrar. Verdad en el escenario hecha sonrisa. A la altura de las grandes. Y de los grandes también. Obviamente. 
 

Y así entre, histerias, vibradores, casis, verdades gigantescas, ternura, vivencias, y un pedacito de historia, se fue pasando el show. Estas grandes actrices, cómicas, y sobre todo mujeres, nos devuelven la sonrisa en el Alfil. En estos tiempos que corren, ¿qué más se puede pedir? Vengan al Alfil. Vengan con una mascarilla de recambio por si acaba por los suelos en un ataque de risa. Avisadas y avisados quedan. VENGAN AL TEATRO. VENGAN A DISFRUTAR DE LA CULTURA. SEGURO Y SEGURA.


Calladitas estáis mas guapas

Teatro: Teatro Alfil

Dirección: Calle Pez 10

Fechas:  20 noviembre , 4 diciembre

Entradas: Desde 16€ 

 

 



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid