Teatro: Lysistrata (2500 años no es nada). Teatro del Barrio.

Aristófanes fue un comediógrafo griego que vivió entre del año 450 al 385 antes de Cristo. De su extensa obra sólo se conservan en la actualidad once obras. Una de las más conocidas y representadas es Lisistrata que llega al Teatro del Barrio con la peculiar versión de Las niñas de Cádiz.

 



Las míticas guerras entre Esparta y Atenas comenzaron en el año 431. Entonces Aristófanes era un adolescente. Cuando en el año 411 escribió Lisístrata, la contienda aún continuaba. Salvo alguna que otra tregua Aristófanes apenas supo lo que era vivir en paz.

Por este motivo cuenta con enorme naturalidad algo tan brutal como una guerra, que a la crudeza se añade su duración en el tiempo. Junto a esa sencillez y naturalidad destaca que lo haga con humor. Incidiendo en lo absurdo e ilógico de la guerra, más aún entre pueblos históricamente aliados, como lo eran los atenienses y los espartanos que lucharon juntos contra los persas.

Hace más de dos mil años el modo más frecuente de resolver las disputas entre los pueblos era la guerra. De hecho, muchos de ellos pasaban gran parte de su vida en el campo de batalla y apenas veían a sus familias.



Las mujeres ansiosas de paz idearon – lideradas por Lisístrata - una forma de poner fin a tanta barbarie. Y no fue otra que una “huelga de sexo”.

El Teatro del Barrio acoge la original adaptación que las niñas de Cádiz han realizado del clásico de Aristófanes. Como en el texto original, una Lysístrata obstinada y luchadora, harta ya de tanta y tanta guerra reúne a una representación de mujeres, tanto atenienses como espartanas y no sin mucho insistir consigue que firmen un compromiso el de no tener relaciones con sus maridos hasta que no firmen definitivamente la paz con Esparta.

A pesar de las reticencias de muchas de ellas, el acuerdo se consigue. Un acuerdo que conlleva que mientras dure la guerra tampoco beberán agua y sólo beberán vino.

Se trata de una comedia fresca y muy divertida que irremediablemente nos traslada a Cádiz y sus carnavales.

 


Se tratan temas tan universales y atemporales como el amor, la guerra y sus consecuencias.  Una obra muy ágil con grandes dosis de picardía y humor y un ritmo trepidante (increíble la rapidez con que se cambian de vestuario las protagonistas).

Aunque la historia de Lisístrata es de sobra conocida, la compañía de Las niñas de Cádiz han conseguido dotarla de personalidad propia, con una notable vigencia al momento actual que estamos viviendo. La crítica a la corrupción política causa principal de todas las guerras está presente a lo largo de toda la obra. Se trata de un texto con gran trasfondo feminista, donde la visión más lógica y sensata de las mujeres en relación con la guerra, siquiera es escuchada por los hombres.

Una obra que, aunque muy distante en el tiempo han sabido adaptar a la época actual y que engarza a la perfección tanto con el contenido como con la puesta en escena de los carnavales de Cádiz. La originalidad y el enorme mérito de la adaptación se encuentra en haber convertido un texto clásico en romanceros, canciones populares, y coplas propias del carnaval.

 


El resultado es un espectáculo cargado de ironía y humor. Con una mezcla de lenguaje clásico y actual, descarado e irreverente. Un cántico a la libertad. En definitiva, una obra muy divertida, que personalmente se me hizo incluso un poco corto, muestra de que lo estaba pasando realmente bien.

Una de las actrices, Ana López Segovia hace pleno al ser la responsable de la dramaturgia, la dirección y las letras. Un resultado notable teniendo en cuenta la dificultad de adaptar un texto clásico y tan conocido como éste. Un texto cargado de coplas, picaresca y diálogos con dobles intenciones. Versionado a un lenguaje más actual pero conservando la agilidad del verso. Una ruptura de tabúes que desgraciadamente hoy día todavía perviven, como el orgasmo femenino, la educación sexual….

Como indica a compañía.. “En nuestra versión, mezclamos impúdicamente el mundo antiguo y el actual sin prejuicios y llenas de entusiasmo. Teatro, humor, música, irreverencia, carnaval, pasión, libertad: esta es nuestra propuesta con la que recreamos la historia de estas mujeres que se levantan ‘en pie de paz’ para acabar con el odio en el mundo, a través de una huelga de sexo”.

 


“Nosotras trasladamos esta vieja rivalidad a otra que nos toca más de cerca, para intentar acercarnos al espíritu de Aristófanes: la que sostienen desde hace siglos Cádiz y Sevilla. Pero podríamos haber elegido cualquier otra. Desde pueblos como Tauste y Egea de los Caballeros, a países como Francia y Bélgica, pasando por ciudades como Cartagena y Murcia… El odio al vecino es universal y tan viejo como el Mundo”.

De la escenografía se encarga Juan Sebastián Domínguez. Con enorme sencillez y minimalismo consigue un resultado brillante. Una simple construcción que hace las veces de Acrópolis se va adaptando a lo largo del montaje en función de las necesidades de la representación.

Completan el fantástico montaje, Miguel A. Milán con un fenomenal trabajo recreando el vestuario de la época, David Martinez con el maquillaje y peluquería, excepcional como puede cambiar de una joven guerrera espartana a una entrañable anciana en cuestión de un par de minutos.

Willy Sánchez de Cos se encarga de la música y el espacio sonoro, impecable su labor en una obra donde la música tiene un papel protagonista. Cierra el círculo Juanan Morales, responsable de la iluminación que contribuye con gran precisión al resultado final del espectáculo.

 


En cuanto al elenco está formado por Ana López Segovia (responsable también de la dramaturgia y la dirección). Licenciada en Filología Hispánica, es actriz, cantante, letrista y directora de teatro. Formada desde muy joven en canto y flamenco, ha estudiado interpretación en el Estudio Internacional de Actores Juan Carlos Corazza.

 

En teatro, ha trabajado entre otros con la Compañía La Zaranda (Homenaje a los malditos, Ni sombra de lo que fuimos), con Teatro del Zurdo (La Ruleta Rusa), y con Ramón Pareja-Teatro del Arte Andalucía (La Dama de las Camelias). Miembro fundador de la compañía Chirigóticas, actriz, y autora junto a Antonio Álamo de los cinco espectáculos realizados por la compañía.

 

En 1997 formó en Cádiz la chirigota llamada de Las Niñas, siendo una de las pioneras en la intervención de la mujer, como intérprete y autora, en el Carnaval de Cádiz.

 

Alejandra López, Licenciada en Humanidades por la Universidad de Cádiz, es actriz y cantante, ha estudiado interpretación en el Estudio Internacional de Actores Juan Carlos Corazza y en el Centro de Estudios Escénicos de Andalucía. Componente y miembro fundador de la compañía de teatro Chirigóticas, desde el año 2005, realizando montajes coproducidos con el Centro Dramático Nacional. En la dirección ha trabajado en espectáculos como Cirquelectric del grupo Glazz y Casa Ruibal, del cantautor Javier Ruibal.

 



En televisión, forma parte del reparto de la exitosa Estoy vivo, y también la hemos podido ver en otras series como Allí abajo o Arrayán.

Teresa Quintero, Licenciada en Filología inglesa, es actriz y cantante. Conocida por su intervención en la serie Allí abajo. Formada con profesionales como Fernando Piernas, Consuelo Trujillo, Manuel Morón, José Carlos Plaza, Carlos Hipólito y Fernando Sansegundo entre otros, es actriz fundadora de Chirigóticas, formando parte de todos los montajes de la compañía. También ha trabajado con Miguel Narros en Yerma, o con Francisco Ortuño en La noche de Max Estrella. En cine, ha participado en Nacida para ganar, El amor me queda grande o Luis y Luisa. En televisión, la hemos podido ver en Cuéntame, Aída, Brigada de Fenómenos, ¿Hay alguien ahí?, De repente los Gómez, Sin Identidad. Forma parte, desde sus inicios, de La Chirigota de las Niñas.



Rocío Segovia, actriz, cantante y letrista. Formada en la Escuela de Arte Dramático de Sevilla. En teatro, es autora e intérprete de Mujeres en la Historia. También trabaja como guionista y actriz habitual en Noche de Repálagos. Ha intervenido en los videoclips musicales Una simple melodía, de Juan Carlos Arauzo, y en ¿Quién me ha hecho esto a mí?, de Chirigóticas dirigido por Antonio Álamo. Ha protagonizado el corto .  En televisión ha intervenido en series como Allí Abajo.

Todas las protagonistas hacen un trabajo sensacional o habría que decir mejor unos trabajos, pues son múltiples los personajes y registros que interpretan a lo largo de la representación. Jóvenes, ancianas, incluso personajes masculinos demostrando toda una enorme versatilidad. En lo que todas coinciden es en tener enorme talento para la comedia y el espectáculo.

 

Una obra que no debemos perdernos tanto por lo original y divertido del montaje, como por el mensaje que nos transmite. Un llamamiento a la paz, al papel vanguardista que las mujeres han de representar en el mundo actual, al triunfo de la sensatez y la inteligencia y a la liberación femenina. Imprescindible.

VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.

 -----------------------------------------------------------------------------

Teatro: Teatros del Barrio
Dirección: Calle Zurita 20.
Fechas: Del 4 de Mayo al 20 de Junio. Martes a las 19:30. 
Entradas: Desde 15€ en TeatroDelBarrio.

Ficha artística:

Intérpretes: Alejandra López, Teresa Quintero, Rocío Segovia y Ana López Segovia.
Dramaturgia, dirección y letras: Ana López Segovia.
Ayudante de dirección: Alicia Rodríguez.

Vestuario: Miguel A. Milán.
Escenografía: Juan Sebastián Domínguez.
Maquillaje y peluquería: David Martínez.
Música y espacio sonoro: Willy Sánchez de Cos.
Diseño Iluminación: Juanan Morales.
Fotografía y Video: Susana Martín.
Diseño logo: Lucía Paniagua.
Producción: LAS NIÑAS DE CÁDIZ
. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid