La Estancia






La impostura, el engaño, la mentira, la ambición, la traición, la supervivencia del más apto. No, no les hablamos de una última serie distópica o una noticia actual. Es el contexto de la Inglaterra Isabelina, en el que sin duda una frase nos conducirá durante la función y quedará con nosotros después de esta experiencia apasionante. Shakespeare: ¿fue o no fue?.


No podemos olvidar, el espacio teatral en el que se sitúa.  El corral de Cervantes es uno de esos espacios que ya parecen parte del paisaje más pintoresco, un gran evento lúdico y cultural en plena calle y en el centro de Madrid, en el que descubrirás  una reinterpretación actual de un antiguo corral de comedias del Siglo de Oro, con una extensa programación prorrogada hasta septiembre para todos los públicos, unido a una gran variedad de terrazas donde tomarte algo, zona infantil y diversas propuestas de artesanos.


En las próximas líneas vamos a hablarles de una genialidad, del mas puro arte en escena, de una dramaturgia a la altura de los textos clásicos y de dos grandes personajes que tenemos mitificados, que son leyenda y de los que no se puede discutir su valor, pero de los que descubriremos que fueron personas al fín con miserias y frustraciones humanas. En “La Estancia” dos incuestionables personajes bajarán al mundanal ruido para mirarnos a los ojos y mostrarnos un episodio histórico del que nada se sabe a ciencia cierta.


Si bien, les adelantamos que esta obra maestra es una fábula, una elucubración tejida por el dramaturgo Chema Cardeña, una farsa hecha verdad en escena, la parte más esencial del teatro. Mentiras, verdades, sexo, celos, traición… vida, solo vida, teatro, solo teatro…como bien definía su director Jesús Castejón.
Chema Cardeña como autor ha estrenado multitud de obras entre las que se encuentran: “Alicia En Wonderland”, “Matar Al Rey”, “Troya”, “Revolución”, “Las Rameras de Shakespeare” en esta ocasión nos presenta más que un texto, se trata de una danza siniestra, nos muestra la levedad del ser y perpetuación de la obra, un baile de máscaras remendado con ingenio y máxima lucidez se cierne ante nosotros como meros espectadores o quizá como cómplices, se lo contamos más adelante. Cardeña utiliza la Teoría Marlowe como hilo conductor, la desgrana, la hace versátil y durante noventa minutos la convierte en verdad insoslayable.

Jesus Castejón realiza un trabajo impecable como correa de transmisión entre el dramaturgo y público, dirigiendo a un elenco sobresaliente, consiguiendo la fusión entre los actores y el espacio escénico. Parece como si hubiera entendido a la perfección lo que Cardeña quería contar, y como Marlowe y Shakespeare, hubiesen sido uno en algún instante. Con una larga trayectoria, Castejón nos ha vuelto a sorprender una vez más. En este caso aunque sus trabajos son más que solventes, nos es grato mencionar únicamente “La Lengua de las mariposas” bajo la dirección Jose Luis Cuerda.
La Teoría Marlowe clama que en realidad William Shakespeare existió, sí, fue un famoso actor de la Inglaterra Isabelina, pero no escribió sus supuestas obras. Él solo las firmaba con su nombre actuando como un chivo expiatorio, pero la persona detrás de todo, el genio de la pluma maestra y los versos blancos, fue Christopher Marlowe. Les animamos a que sean ustedes los que descubran esta intriga, las semejanzas y ahonden en las diferencias de los dos dramaturgos y saquen las conclusiones del porqué de esta teoría.
Una estancia en la que parece no pasar el tiempo, únicamente lo advertirán cuando se escuchan los ruidos de la calle al abrir una trampilla cuasi secreta. Un escritorio del que surgieron los mas hermosos versos, y la mentira en la que se ve sumida la vida del dramaturgo al servicio de la Corona. Ateo, crítico con Corona, homosexual, solamente parece ser completamente libre en su estancia. Ni siquiera con Escuela de la Noche, ese grupo de librepensadores podría expresar lo que realmente siente.
Históricamente no parece haber documentos escritos en los que Marlowe y Shakespeare se conocieran, o coincidieran cuando era algo del todo habitual entre los actores y dramaturgos de la época.

En esta estancia, se conocen y tejen los mas íntimos lazos, carnales y espirituales, son ellos mismos y se funden en uno, más allá de mentiras, engaños o supercherías. Más allá de la vida, está la perpetuación de la obra.

Javier Collado al que pudimos ver en “La puta enamorada” de Chema Cardeña, “Mujeres y criados” de Lope de Vega ó diversos largometrajes y series de televisión cómo "Amar es para siempre", "El ministerio del tiempo", entre tantos otros. En este caso representa a Chistopher Marlowe de un modo absolutamente brillante, en gesto y voz, un pendenciero, bohemio, un sórdido personaje con tintes de rufian y embaucador, que mediante giros escénicos fuera de lo común le convierten en lábil y frágil. Una interpretación de las más brillantes en la esfera teatral madrileña acompasada por un compañero de elenco con el que se compenetra a la perfección, como su alter ego.
Jose Manuel Seda es un actor conocido por su alto valor interpretativo, le hemos podido disfrutar en teatro con “El prisionero”, en televisión con “Cuerpo de élite”, Perdóname, Señor” ó en largometrajes como “23-F: la película” son algunos de los títulos de su productiva carrera. En su interpretación de William Shakespeare conducirá a su personaje a modo inverso y lo hará crecer, como también crecen las experiencias, de la inseguridad y la idolatría a Marlowe pasa a ser un personaje con más carácter, ya, no le tiene miedo y parece en algunos momentos llevar las riendas de la relación, aunque Chris sea un tipo más culto y experimentado.
Se batirán en lucha de armas, con una maravillosa coreográfia de esgrima a nivel escénico en la que ninguno gana, ya que ha llegado un momento en que ambos son uno.
Sabemos por su biografía que Christopher Marlowe murió a los veintinueve años en 1593 por un ataque de apuñalamiento. Les invitamos a que lo descubran, nosotros quedamos literalmente con la boca abierta.
Una obra excepcional, de la que nos es muy difícil expresar la maravilla escénica de la que disfrutamos, sin contarles demasiado para que ustedes la disfruten al mismo nivel que lo hicimos nosotros. Porque les aseguramos que saldrán del teatro queriendo investigar más.
Mostrar nuestra gratitud al equipo técnico, en la que unas fotos o cualquier video no podría reflejar el magnífico trabajo de Luis Delgado en espacio sonoro, Juanjo Llorens en iluminación que nos invita a adentrarnos en la oscuridad de la noche, y el amanecer, el maravilloso trabajo de vestuario de la mano de El Matrimonio Secreto y sobresaliente trabajo de Javier Mejía en espacio escénico donde todo se encuentra milimétricamente escogido, por mencionar algunos de los nombres que componen este plausible gran trabajo.
En todos los sentidos, una obra sin lugar a dudas, imprescindible.
La Estancia
Teatro: Corral de Cervantes
Dirección: Calle Claudio Moyano,
Fechas: 24 de julio a 25 agosto
Entradas: Desde 6€ en Corral de Cervantes. Fiesta Corral de Cervantes prorrogada hasta el 9 de Septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid