Teatro: Si vienes y no estoy es que me he ido en los Teatros Luchana


¿Qué es el amor? ¿Necesitamos vivir enamorados? Las personas, en su recorrido vital, muestran su instinto o necesidad de buscar el amor, sin pararse a pensar que el amor a veces duele, que te hace volverte loco, que el amor a cualquier precio no es la solución. El amor como tabla de salvación a una vida que no es la que queríamos, nos lleva a cometer errores que nos marcarán para siempre.

 




Las historias entrelazadas de cuatro personajes que tienen muy distintas visiones sobre el amor, es el eje sobre el que va girando esta noria en la que nos adentramos el pasado viernes por la noche. Al entrar a la sala unos cubos blancos nos dan la bienvenida, una disposición extraña que nos oculta un sinfín de lugares diferentes a los que nos llevará la historia con el simple movimiento de esos escasos elementos que pasarán a ser banco de un parque, cama, barra de striptease, parada de metro. La vida de cuatro personas en torno al amor, a veces buscado, a veces deseado, pero siempre como un "trofeo" al que llegar para tener una vida plena.



El texto escrito y dirigido por Antonio Cantos es una comedia a mitad de camino entre el enredo y la comedia romántica. Las vidas de estos cuatro personajes, tan diferentes de inicio, se van entrelazando hasta encontrar los puntos en común que los unen. Dos chicas que trabajan juntas como bailarinas se confiesan sus miedos y sus romances, cimentando una gran relación que tiene más cosas en común de las que ellas conoce. Un cura, que cuelga los hábitos por amor pero que los distintos golpes del destino le hacen ir danzo bandazos de un sitio a otro. Un niño pijo y recatado que no tiene "don de gentes" y busca desesperadamente una mujer para formar una familia.


Cantos tiene una extensa trayectoria en cine televisión y teatro, desde que en la década de los noventa empezase su andadura teatral en Inglaterra. En este proyecto nos plantea las atormentadas vidas de cuatro personas, que han sufrido por amores imposibles, han sido despechados por amores no correspondidos, han peleado por amores que se les escaparon entre las manos... pero siempre fueron fieles al amor. Los cuatro, en diferentes circunstancias buscan en el amor la tabla de salvación a unas vidas que no eran las que habían soñado.

Historias turbias, amores prohibidos, relaciones tóxicas que te dejan marcado de por vida, amores que huyen sin saber por qué, amores añorados sin haber sido reales. Estas son las vidas de Alicia, Marta, Miguel y Enrique al comenzar la función, vidas sin un amor al que aferrarse y al que todos buscan de una u otra manera. Cuentos de hadas que se mezclan con el morbo de los romances prohibidos, experiencias tristes y crueles, dañinas y obsesivas, relaciones tóxicas que marcan el destino de cada persona.



Toda la historia gira en torno a una nota, que cada uno de los personajes deja a otro en el momento de abandonarlo. Un post-it con la frase "Si vienes y no estoy es que me ido", que deja destrozado a cada uno de los personajes en el momento de recibirla. Todo comienza cuando Alicia va en busca de su amor fugado y encuentra en su puerta la maldita nota. Desde ese momento, en un continuo ir y venir en el tiempo, en una secuencia de flashbacks que van dando forma a cada una de las historias, vamos conociendo a estas almas enamoradas del amor, que con el corazón roto buscan a alguien que se lo vuelva a hacer latir con fuerza.





El elenco, formado por Mónica Caballero, Raquel Quintana, Javier Bañas y Javier Amann forman un cuarteto de lo más variado, en el que cada uno aporta su granito de arena para mostrarnos las distintas maneras de buscar el amor y como cada uno sufre de una manera tan distinta el despecho o la falta de alguien a tu lado que te quiera. Ellas, de apariencia fuerte y seguras de si mismas, sufren por dentro por el ser amado, ese que escapó de sus brazos en el momento más inoportuno sin dar explicaciones. Ellos, más indefensos en apariencia, son unos "buscadores del amor", cansados de sus vidas intentan encontrar a alguien que de un cambio su triste realidad.



Mónica Caballero, en el papel de Alicia, está descomunal. Con su monólogo inicial consigue cautivarnos a todos, mostrando muchas de las trazas de lo que es su personaje. Una chica despechada que va en busca de su amado, pero que al no encontrarlo se desmorona y siente un vacío difícil de llenar. Una interpretación en la que nos demuestra un amplio abanico de matices, en el que puede ser una fiera dominadora o una despechada desconsolada, pasando por una fiel amiga, capaz de animar a su compañera de fatigas incluso en sus peores momentos. Caballero nos va desgranando un personaje que nos duele, al que vemos sufrir y encaminarse hacia un abismo al que todos esperemos que no se arroje. Una bailarina que necesita a alguien que le haga cerrar las heridas, que ocupe el lugar del amor que se le escapó sin decir nada.

Por su parte, Raquel Quintana es Marta, la compañera de trabajo de Alicia, y sin duda el personaje más divertido y alocado de la obra. Marta es pura fuerza, tanto bailando sobre la barra de la discoteca como en su vida diaria. Es todo ímpetu, le pierde muchas veces su excesiva precipitación al hacer las cosas, fruto también de no pensarlas mucho. Es la típica chica de barrio, que no tiene estudios y es bastante macarra, lo que todos conocemos por una "choni", pero Quintana hace de ella una chica tierna, que dentro de lo bruta que es, sabe ser cariñosa, fiel con su amiga y se derrite ante el amor. Una gran interpretación que hace poner el foco en su personaje en la mayoría de sus escenas.



Por contra, los personajes masculinos, pese a ser muy diferentes están marcados por un carácter claramente machista, con algunas frases que duelen simplemente al escucharlas. Dos personajes antagónicos que poco a poco vamos viendo que tienen más cosas en común de las que imaginábamos, los dos viven angustiados en una búsqueda del amor, que se ha convertido en su obsesión.

Javier Bañas interpreta a Miguel, un hombre traumatizado por un oscuro pasado que busca su redención. Una interpretación que nos angustia por los miedos que desde el primer momento nos transmite, un hombre que lo deja por un amor que le atormenta. Un personaje que deambula por la historia en busca del amor.

Javier Amann interpreta a Enrique, un niño pijo reprimido que no sabe relacionarse con las mujeres, pero busca a una para poder casarse para formar una familia. Amann crea un personaje excesivo en su torpeza, lo que lo dota de cierta ternura, convirtiéndole en el más indefenso de los personajes, atacado por los demás por lo inocente que es.



En la parte técnica destaca la interesante iluminación creada por Nuria Ramírez, que se convierte en parte esencial del espacio escénico, al focalizar la atención en los monólogos de cada personaje. La escenografía sencilla en un primer momento, va transformándose para crear los distintos escenarios. La ingeniosa propuesta corre a cargo de Sonia Rubio. Por último, habría que destacar el sonido y la música, partes esenciales en distintos tramos de la obra, a cargo de Ignacio Villamor "Tuli".


La comedia enternece y duele por momentos, ya que las historias de cada uno de los personajes son bastante crudas. Es muy interesante la manera en que, mediante los saltos en el tiempo, vamos desojando la personalidad de cada personaje, muy bien hilvanado en los diferentes momentos de la obra. Esta pieza conseguirá enternecernos, pero también preguntarnos si en el amor todo vale, si debemos obsesionarnos con la búsqueda del amor a cualquier precio, si debemos luchar por la persona amada contra viento y marea, o si debemos mantener una relación tóxica (si nos percatamos que lo es) pese a que nos estén haciendo daño. Una bonita e interesante reflexión sobre las relaciones personales y la búsqueda del amor.
----------------------------------------------------------------------------------
Si vienes y no estoy es que me he ido
Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38
Fechas: Viernes de Septiembre 22:30, Sábado 29 de Septiembre y Sábados de Octubre a las 21:45. 
Entradas: Desde 9€ en teatrosluchanaatrapalo. Hasta el 27 de Octubre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid