La sombra del monstruo



Tuve un sueño, que no fue un sueño.
El sol se había extinguido y las estrellas
vagaban a oscuras en el espacio eterno.
Sin luz y sin rumbo, la helada tierra
oscilaba ciega y negra en el cielo sin luna.
Llegó el alba y se fue.
Y llegó de nuevo, sin traer el día.
Y el hombre olvidó sus pasiones
en el abismo de su desolación.(...)

 “Oscuridad”. Lord Byron

En las siguientes líneas debemos tener presente, como una constante inamovible, una fecha, 1816, y les contamos el motivo. Este año será conocido como “el año sin verano” , un año de oscuridad, negritud y hambrunas provocado por graves alteraciones en el clima y como consecuencia de erupciones culminadas con la explosión del volcán Tambora. Las consecuencias en todo el planeta fueron desastrosas, ya que las temperaturas bajaron varios grados. Las cosechas se malograron, la lluvia se triplicó en algunas zonas del mundo, lo que provocó cambios sociales, políticos, siendo en algunos lugares declarada la emergencia nacional, pero lo que mas nos interesa en el caso que nos ocupa, tuvo indudables efectos culturales.

En un ambiente, sombrio, de absoluta negritud, en las temperaturas, y que poco a poco se iba instalando en el caracter y en el alma de las personas, se producía una reunión que cambiaría el concepto de relato de horror. Byron huía de la bancarrota y decidió expatriarse, dirigiéndose a Suiza, donde alquiló un palacete a orillas del lago Lemán. Era el mes de junio de 1816. Percy Shelley, expulsado de Oxford, había sido desheredado por su padre y enamorado de Mary Godwin, abandonó a su esposa e hijos y se escapó con ella. Allí visitaron a Byron. La lluvia y tormentas les obligaron a quedarse en Villa Diodati durante varios días.


Mary Godwin futura esposa del poeta Shelley, era una jovencísima novelista  que durante esos días creó el personaje literario que se encuentra en el imaginario de terror de todos nosotros, Frankenstein. El avance de los glaciares, las inclemencias del tiempo, serán una constante en la penumbra de la sala de Villa Diodati, pero también en sus entrañas.

Teatro del Sótano presenta una obra inspirada en hechos reales, concretamente en la desaparición de las páginas del diario de John Polidori referidas a lo que ocurrió aquellos días.  Qué sucedío en aquellos días, en aquella reunión para que en sus escritos posteriores no haya ni una sola referencia de los ocurrido es lo que trataremos de resolver en esta madeja tejida a base de miedos propios y colectivos.  Hay miles de leyendas, esta es una elucubración verosimil de los hechos, de lo que pudo ocurrir esos días, y de como se sucede un pacto que teñirá con sangre los escritos de todos y cada unos de ellos.

Francisco J. De los Ríos autor entre otras de “La ira de Polifemo”, “Troyanas”, “Victimas” ó “La Habitación” nos presenta una obra asombrosa, deslumbrante e increiblemente llena de luz, en un contexto de absoluta  oscuridad, una propuesta inteligente que cuenta una historia desde el más absoluto equilibrio, consiguiendo trasladarnos a Villa Diodati y hacernos invitados de excepción de la reunión que ante todo cambiaría el concepto de relato de terror. Donde ningún personaje de ficción podría ser más terrorífico que la propia realidad que se estaba sucediendo. Cinco personajes en escena, Lord Byron, John Polidori, Percy Shelley, Claire Clairmont y Mary Shelley componen un relato de terror en sí mismo por la creatividad tétrica de cada uno de ellos, era del todo imposible conseguir acercarse  a su mente y a las características tan poco comunes de cada personaje, De los Ríos ha sido más que capaz dirigiendo a un elenco de actores de un modo magistral, ha conseguido dotar de verdad, a los personajes en una situación tan compleja como truculenta. Caracteres que si bien, van creciendo en escena, con recursos escénicos propios del más alto nivel.


Jennifer Baldoria a la que hemos podido ver en “ La eterna soñadora” dirección Eugenia Bas, “La Habitación” ó  “Troyanas” ambas dirigidas por Francisco de los Ríos, en este caso se convierte en Mary Shelley un espectacular trabajo de cinestesia en la oscuridad, de gesto y voz que mantiene constante una inquietante templanza entre el público y la sala de reunión en Villa Diodati, que nos mantendrá expectantes durante toda la función, junto a Lord Byron interpretado por un superlativo Alejandro Dorado  al que pudimos disfrutar en “El Pájaro solitario” dirigido por Denis Rafter  y “Voces de Irlanda” entre algunos de sus trabajos, con él percibiremos la frialdad, la falta de empatía, la sobriedad y el cinismo de un modo tal, que llegaremos a odiar a Byron.


Esther González es una de esas actrices cada vez mas habitual en la esfera teatral madrileña que se va abriendo paso y que comienza a ser una de las imprescindibles, la hemos podido ver en cine con "Todo lo que tú quieras" dirigida por Achero Mañas, en teatro en obras como "Déjame que lo piense" dirigida por Mickael Davier entre otros. En Villa Diodati será Claire Clairmont una novelista que por algún motivo que desconocemos será sumisa y seguirá los pasos que Byron la indique, como una sutil marioneta. Es tal la fragilidad que llegamos a percibir que empatizaremos con Claire rápidamente.

German Garcia es el actor que hace ya tiempo les decíamos que no perdieran de vista, y así lo seguimos pensando. Un actor que se mueve entre la comedia y el drama como pez en el agua, con un bagaje a la altura de actores de renombre, un actor en constante escucha activa lo que genera un efecto tan intangible como importante, su escucha en escena generá un hilo invisible entre el elenco y público que nos invita a pasar al escenario.  En obras como " Vuelva Usted Mañana". dirigida por Irene Cupeiro.  "Capítulo Séptimo" dirigida por  Daniel Bahón, “Disparos en la niebla”,  dirigida por  Javier Fernández, "Troyanas" dirigida por Francisco de los Ríos ó "Si lo llego a saber no pregunto"  dirigida por Mickael Davier, entre otras. Hará las veces de Percy Shelley un torpe, esquizofrénico y asustadizo personaje, que se debate entre el miedo hacía el exterior, y el miedo que él nos genera, no sabiendo nunca que puede suceder.

Mattis de la Fuente fundador de la compañía “No mas drama” y autor entre otras de “Amantis” ó “Insensatez” será el doctor Polidori un personaje que evoluciona en escena desde la mesura a la desolación, quien sabe si es el personaje más cuerdo de todos ellos, solo podrán valorarlo ustedes ya que se convierte a la perfección en centro de burlas, foco de  desprecios, escarnios, el epicentro de la irá los desvelos del resto de personajes. En ocasiones resulta desolador, y genera una sensación de impotencia entre el público fuera de lo común en un teatro. Todo ello por un pacto, por invocar a un monstruo que les perseguirá hasta el fin de sus días, y de lo que aún hoy no sabemos nada a ciencia cierta.

No podemos dejar de mencionar la elección de vestuario y escenografía a la altura de las novelas de terror clásico, un espacio sonoro e iluminación que si bien nos darán mas de un susto y nos harán movernos del asiento, son ejemplares si nos dejamos llevar en este juego de sombras que nos proponen.

En cualquier caso, no teman , es solo una elucubración una farsa hecha verosimil por parte del autor, un juego de luces y sombras que sin duda alguna les recomendamos

La sombra del monstruo
Teatro: La Usina
Dirección: Calle Palos de la Frontera,4
Fechas: Funciones Domingo 2, 9, 16, 23 y 30  de septiembre a las 18:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Blog de critica teatral, reseñas y la programación actual de teatro en Madrid.

Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación

Somos un grupo de amantes del teatro.

Juntas difundimos cultura porque sola no puedes pero con amigos y amigas sí.