Teatro: Halma en el Teatro Valle Inclán


La mujer siempre ha tenido más dificultad para ser reconocida en los distintos ámbitos de la sociedad. Incluso en momentos en las que fueron reconocidas en su tiempo, por distintas razones han quedado ocultas en la Historia. Mujeres que reivindican la igualdad, los derechos de las mujeres en una sociedad que durante toda la Historia ha tenido un claro carácter patriarcal. Han sido pocas, o al menos de las que tenemos conocimiento, las que se han rebelado contra su destino y han luchado por una igualdad que aún en nuestros días sigue sin llegar. Mujeres que han ido abriendo camino para que la sociedad vaya admitiendo que las personas deben ser iguales y tener los mismos derechos, sean hombres o mujeres.





"Hombres existen en el momento actual que, abominando de todos los romanticismos, llegan a cegar con su negación la fuente pura de él: la mujer. La niegan como algo que se teme, y para desvirtuarla piden y desean convertirla en remedo grotesco de ellos mismos". Con estas palabras, que la escritora Halma Angélico publicó en la revista Mujer en 1931 podemos hacernos una idea de lo que estamos a punto de presenciar. La vida de una mujer valiente, que no teme enfrentarse a los hombres en busca de los derechos de las mujeres, de la igualdad entre las personas.



Esta temporada el Centro Dramático Nacional ha creado un interesante ciclo al que ha llamado "En letra grande" en el que podemos ver montajes sobre la vida de escritoras que "en el pasado enriquecieron e innovaron la escena española tanto desde la escritura como desde la práctica, y que no han sido reconocidas en la historia de nuestro teatro a pesar de su indudable contribución". De la mano de su director Ernesto Caballero (que se despide este año del cargo), nos acercamos a estas olvidadas autoras, para darle la visibilidad que se merecen.


Tras las piezas en torno a la figura de Maria Teresa León y Rosario de Acuña, llega a la sala El Mirlo del Teatro Valle-Inclán esta propuesta sobre la escritora María Francisca Clar Margarit, perteneciente a la Generación del 27 y que escribió bajo es seudónimo de Halma Angélico. El cuarto montaje que cerrará este interesante ciclo tratará la figura de María Lejárragade la mano de la autora Vanessa Montfort y del director Miguel Ángel Lamata (del 23 de Abril al 5 de Mayo). Cuatro dramaturgas contemporáneas nos hablan de las vidas de sus predecesoras, mujeres escritoras como ellas, con todas las trabas y dificultades que ello conlleva.


Halma Angélico fue una mujer preocupada por el papel de la mujer en la sociedad y su relación de desigualdad con respecto al hombre. Una creadora incansable que se enfrentó a todo por mantener sus ideas, como dice la autora de esta pieza "se enfrentó a un muro de odio que no pudo derribar". Por sus escritos en torno a los derechos de la mujer fue respetada por sus contemporáneos, pero con el estallido de la Guerra Civil todo cambió. En plena contienda representó su pieza "Ak y la Humanidad" una obra con tintes políticos que le conllevó brutales críticas durante su representación y que le pasaría factura al acabar la Guerra. Tras ser encarcelada durante tres meses por sus ideas políticas, se quedó sola y aislada intelectualmente en Madrid, donde murió en el más absoluto olvido en el año 1952, sin haber vuelto a escribir desde su salida de prisión. 

En los años previos a la Guerra, Handa era una reputada articulista, conocida por su asociacionismo femenino, político y cultural. Comenzó su actividad teatral con una colaboración con Jacinto Benavente para "Don Juan Tenorio". Halma escribió tres obras en la que se hace un interesante análisis de la mujer en la sociedad: "La nieta de Fedra", "Entre la cruz y el diablo" y "Al margen de la ciudad". Su cuarta pieza fue, como ya hemos comentado, de marcado compromiso político.


La dramaturga Yolanda García Serrano, Premio Nacional de Literatura dramática 2018 por "Corre", ha sido la encargada de escribir y dirigir esta pieza sobre la vida de la escritora Halma Angélico. La autora desea reflejar la vida de esta autora feminista, anarquista y católica, que fue ninguneada por su condición de mujer. "No conocía a Halma y he tenido que estudiar mucho. Me he empapado bien en el personaje, pero creo que las obras no se terminan de escribir nunca, ya que cambian cuando los actores comienzan a interpretarlas. He llegado a sentir una enorme simpatía por esta mujer importante y respetada en su época, que escribió en las mejores revistas, publicó novelas, ensayos, obras de teatro, pero murió sola, olvidada y arruinada. Espero que esta propuesta sirva para recuperar su espíritu y demostrar que nunca fue superflua".

Serrano ha destacado por una dilatada carrera, en la que ha trabajado como guionista de televisión, de cine, y ha creado sus propios montajes teatrales. Galardonada con el Premio Lope de Vega (compartido con Juan Carlos Rubio) por su obra "Shakespeare nunca estuvo aquí" y con el Goya al Mejor Guión Original por "Todos los hombres sois iguales". Ha participado en series como "Farmacia de guardia", "A las 11 en casa" o "Fugitiva", y en películas como "Salsa rosa", "Km. 0" o "Hasta aquí hemos llegado".




"Conocer a esta escritora ha sido toda una experiencia que pretendo reflejar en Halma. Ella fue una mujer que mereció ser recordada, la única que estrenó en plena Guerra Civil, y que recibió críticas tan brutales que la llevaron al silencio y la ruina. Preocupada por el papel de la mujer en la sociedad, creadora incansable, se enfrentó a un muro de odio que no pudo derribar. Quizá ha llegado la hora de hacer lo que ella no pudo". Con este interesante análisis, la autora nos pone en contexto de la figura de Halma Angélico, que quedó marcada por su ideología, por su defensa de la igualdad, por su compromiso político.



La historia de esta mujer anarquista y católica, escritora y feminista, que vivió durante la primera mitad del pasado siglo, ha sido plasmada de forma ingeniosa y muy directa mediante una simple conversación con Manuel (su amigo actor) en la casa de Halma, en el año 1938, durante el asedio a Madrid en la Guerra Civil. La función plasma en este diálogo, entre la autora de una obra y su actor protagonista, toda la esencia de lo que fue Halma Angélico, una mujer que luchaba por la igualdad, los derechos de la mujer y sus ideas políticas. El texto es ingenioso, ágil, sincero, contundente, llevando la conversación de una forma fluida hacia cada uno de los temas que quiere tratar.


Esta interesante historia s asienta en el texto, en el diálogo, en la palabra, por lo que la elección de los actores parece fundamental para el correcto engranaje de la obra. Ana Villa en el papel de HalmaEnrique Asenjo en el de Manuel nos llevan por donde quieren desde la química que transmiten. Desde el primer momento nos involucramos en su conversación, queremos saber lo que opina cada uno de los dos de la época en la que viven, de los miedos por la situación en la que está su país. Unas interpretaciones que nos enganchan, con dos amigos que hablan sobre la vida, con la sencillez y la sinceridad que su relación les permite.



Ana Villa es una actriz camaleónica a la que hemos vistos en comedias como "La madre que me parió", dramas como "El discurso del Rey", en angustiosos thrillers como "Verónica", hasta clásicos como "Hamlet".  Para esta obra ha creado un personaje con dosis de ironía, sensualidad, mala leche, miedo, pero ante todo inteligencia y seguridad en sí misma. Halma es un personaje que nos conmueve, nos convence con cada nueva afirmación, una interpretación cargada de intenciones que nos llega muy dentro desde la primera escena, creyendo más en ella con cada aseveración.

Por su parte a Enrique Asenjo le recordamos de la maravillosa "Felicidad", uno de las joyas de los últimos años en el off madrileño. El polifacético actor ha trabajado en cine ("Que Dios nos perdone", "Historias de Lavapies"), televisión ("Justo antes de Cristo", "El ministerio del tiempo") y por supuesto teatro, donde ha trabajado en títulos como "Al final de la carretera", "Sala de juegos" o "Carnívoros". Su papel de Manuel transmite seguridad en un primer momento, pero poco a poco vamos descubriendo como tiene las mismas dudas que ella. La interpretación de Asenjo nos muestra un hombre seguro de si mismo, que confía en que todo el horror que están viviendo sea momentáneo, por lo que no entiende la decisión que acaba de tomar su amiga. 



En un montaje como este, tan sencillo y a la vez tan profundo, la correcta elección de las piezas (como ya dijimos de los actores) es fundamental. La creación del espacio escénico por parte de Carlos Aparicio es sublime, con un único elemento generador del espacio, creado en su totalidad por libros. Una maravillosa escultura que, además de hito formal dentro de la escena, sirve para la entrada y salida de los personajes. Aparicio también ha sido el encargado de crear el elegante y sofisticado vestuario. La iluminación creada por Manuel Fuster también resulta fundamental para dar a la obra un halo de misterio, de nostalgia, creando ambientes muy distintos según la exigencia de la escena. Por último la música de Mariano Díaz nos acompaña, nos lleva de la mano, durante toda la obra.


Un montaje directo y sencillo, que va directo al grano de lo que quiere contar, sin miramientos ni rodeos. Un texto marcado por la denuncia, la proclama, el reproche, pero que no llega a parecer panfletario en ningún momento, sólo la interesante historia de dos personas que analizan los difíciles años que les tocó vivir. Pero más allá del montaje en si, está la figura de Halma, una mujer luchadora, enérgica, valiente, que fue un símbolo de todo lo que era la sociedad republicana previa a la Guerra Civil y que cayó en el olvido, como la mayoría de las mujeres intelectuales, que por diversos motivos quedan relegadas al olvido. Ojalá que dentro de poco el mundo sea como pide la escritora durante la obra, un mundo en el que hombres y mujeres manden por igual y tengan los mismos derechos.
-----------------------------------------------------------------

Halma
Teatro: Valle Inclán
Dirección: Calle de Valncia 1
Fechas: Martes a Domingos 18:00. 
Entradas: Desde 6€ en entradasinaem. Del 19 de Febrero al 3 de Marzo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid