Teatro: Alimañas (Brillantes). Teatros del Canal

La tercera acepción de la RAE de la palabra alimaña es la siguiente: Persona mala, despreciable, de bajos sentimientos. En cierto modo, todos, todas, nos hemos comportado alguna vez como una alimaña para conseguir algo, siempre con unos condicionantes morales hechos a nuestra medida y con una justificación intachable e irrefutable. Alimañas fuimos, somos y seremos. 



¿Qué estarías dispuesto a hacer para conseguir la casa de tus sueños? ¿ Que estarías dispuesto a hacer para dar a tu familia todo lo que necesita? ¿Hasta dónde llegarías para lograr el mayor bienestar para ti y los tuyos? Este texto, del dramaturgo británico Philip Ridley, muestra en tono irónico, morboso, brillante, oscuro y poco esperanzador, como vamos mejorando, creciendo a nivel material, sin miramientos hacia el prójimo, dejando de lado nuestra moral, corrosiva también, convirtiéndonos en un reflejo atroz de este nuestro capitalismo


Lili y Oli son una joven pareja que vive de alquiler en un barrio marginal, depresivo, con poco futuro. De repente reciben una estupenda noticia: han sido elegidos para formar parte de un programa de regeneración de áreas y les van a conceder una casa. Eso sí, las reformas de la misma corren por su cuenta. Los Sweet se lanzan a reformar cada parte de la casa de una manera muy especial, con renovadores incluidos. La señorita Di será su guía, su mentora. “La señorita Di sabe lo que la señorita Di sabe”. 



Y a partir de aquí… Se sucede una comedia fresca y dinámica que aborda la moral de una joven pareja dispuesta a todo por progresar. “Todo lo hicimos por el niño”. Con una gran complicidad en escena, un manejo espectacular del espacio y una escucha continua entre ellos y/o con el público presente, Alimañas nos presenta un dilema moral en el que no solemos reparar por miedo a sentirnos así, como alimañas, como elementos de un sistema donde todo vale, sobre todo si el otro no importa, no interesa

No es nadie. Lo que en un principio es un canto a la esperanza, al progreso, a la buena suerte, al porvenir, a la recompensa del trabajo bien hecho, se va transformando poco a poco en algo turbio, sombrío, justificable a duras penas, kafkiano, pero tan real. En ocasiones me recordó a la película coreana “Parásitos”, donde es difícil posicionarse y reconocerse en esta nuestra sociedad tan privada de la empatía, la ayuda y el reconocimiento en los demás. Principios que se esconden en cada habitación de esta extraña casa. Y se va tejiendo la comedia, el enredo, el conflicto, interior y externo a la vez, con un desarrollo, algo lento en ocasiones, y una fiesta de cumpleaños deliciosa a la que acuden todos los vecinos. Estridente, vertiginosa, caótica. 



Ainhoa Santamaría e Ignacio Jiménez son la pareja protagonista. Los Sweet. Maravillosa complicidad entre ellos, naturalidad, impostura justa en sus gestos, en su ritmo, en su crecer como pareja, un gran trabajo conjunto aderezado con la guinda de la fiesta. Registros innumerables en un ejercicio de interpretación que te introduce en la casa desde un primer momento. En el salón, donde vemos todo. Donde somos los vecinos cotillas que todo lo ven y lo quieren saber. Ainhoa e Ignacio, Ignacio y Ainhoa. Lili y Oli nos transportan a aquellos suburbios prósperos donde de puertas hacia fuera todo es perfecto, pero de puertas para dentro…. “Solo a los que se lo merezcan”. Gran interpretación por parte de la pareja, cómica, sincera, directa, una interpretación muy de verdad.


Complementados en escena por Pilar Massa, la señorita Di. La prepotencia, el refugio, la seguridad en sus actos, la conciencia económica. El sueño americano. Pilar da contrapunto a la pareja con fuerza, con presencia, con arrogancia, con un toque a lo Carmen Machi ( a mí al menos me recordaba ). El capitalismo en estado puro. Con una estética de “Aquellos maravillosos años“ donde Kevin Arnold nos relataba la vida de una familia media americana cualquiera, o la más cercana de Carlitos y su “Cuéntame”, esta original comedia dirigida por Pilar Massa nos muestra desde el plano interior del actor el compromiso al progreso, a la satisfacción material, donde como suele pasar «lo suficiente nunca es suficiente». 



Todos queremos más, y más, y más, y mucho más. Y ahí aparece el conflicto moral, el dilema ético que martiriza y martiriza. Aunque solo al principio, claro. Cuando se buscan las justificaciones… Con una sencilla escenografía de Rafael Garrigós, una brillante iluminación de Francisco R. Ariza y un diseño de audiovisuales por parte de Miguel Agramonte, nuestras “Alimañas” brillan en la oscuridad, brillan en la conciencia con o sin remordimientos de esta sociedad en la que nos movemos, casi sin querer, hacia un egoísmo exacerbado, donde sin darnos cuenta vamos creando nuestras propias alimañas. 

 


Y entonces empezasteis a aparecer de la nada. Como si pasaseis por delante y hubierais visto la puerta abierta. Y nosotros comenzamos a pensar cómo contáoslo, por qué hicimos lo que hicimos. […] ¿Qué creéis que os ha traído aquí? ¿Ver anunciada una obra de teatro? ¿El amigo que os dijo que teníais que venir a ver esto? No. Estáis aquí porque yo os he convocado”. Una última reflexión cuando acudan a los Teatros del Canal a ver la obra. Vosotros, ustedes, ¿hubierais hecho lo mismo? Reflexionen, reflexionen, y que no les aturda el calor. ¿Quiénes son o quiénes somos?. Vengan al teatro, vivan la cultura. Seguro y segura.

------------------------------------------------------------------------------
Teatro: Teatros del Canal. Sala Negra
Dirección: Calle Cea Bermúdez 1.
Fechas: Del 2 al 20 de Junio. De Martes a Sábados a las 18:30 Domingo a las 17:30.
Entradas: entradas desde 20€, disponibles en teatroscanal.




Dramaturgo: Philip Ridley

Traducción: Manuel Benito

Reparto: Ainhoa Santamaría, Ignacio Jiménez y Pilar Massa

Dirección: Pilar Massa  

Producción: Massa i Jiménez con Teatros del Canal

Diseño de escenografía y vestuario: Rafael Garrigós

Diseño de iluminación: Francisco R. Ariza

Diseño de espacio sonoro y música original: Raquel Jiménez

Diseño de audiovisuales: Miguel Agramonte

Prensa: Alexis Fernández – alexis@encursiva.es

Fotografía: Sofía Moro

Diseño gráfico: David de la Torre

Ayudante de dirección: Eva Egido 

Técnico en función: Miguel Agramonte

Maquinaria: Borja Torregrosa

Construcción escenografía: Readest Montajes S.L.

Transporte: Transportes Castillo

Residencia técnica: Teatro Municipal de Coslada

Jurídico: Gestión de actuantes S.L.

Distribución: www.matelcultura.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid