Teatro: Comedia sin título. Teatro María Guerrero

Déjense llevar cuando acudan al María Guerrero a experimentar esta obra inconclusa de don Federico, el gran Lorca. Déjense llevar en esta parte de la trilogía del teatro imposible, escrita a principio de la década de los 30, donde Lorca se lanzó al surrealismo, a la metateatralidad, al mecanismo del teatro en sí mismo, desde dentro, desde lo imposible. Déjense llevar por otro Lorca. Sobrepasemos lo real. Lo dicho, déjense llevar. 



¿Por qué hemos de ir siempre al teatro para ver lo que pasa y no lo que nos pasa? El viento que sopla nos recibe a golpe de música electrónica. Fluorescentes. NARANJA. Salidas de emergencia, peligro. Un teatro. Lorca nos recibe, el autor. Lorenzo. Cansado de mentiras, quiere conmover nuestros corazones. Que afortunados somos que España sea un país tan aficionado a la muerte, que se lo pregunten a la pareja del palco. 


Un teatro, sí, porque en el marco del teatro no hay otra cosa posible que hacer teatro. Años 30, en nuestro país. Lorca trabaja en un proyecto obsesionado con la vida real sobre el teatro, el otro teatro, el que él visualiza, influenciado por ese Nueva York tan lejano. Moderno, innovador, provocador, duro, lleno, expresivo, raro, muy raro, en aquella época tan convulsa, tan cambiante, tan de Bernarda Alba y de repúblicas en el aire. Una España del pueblo sin el pueblo. De rojos y azules, en blanco y negro. 



Fuera barreras, abracemos la cuarta pared. Salgamos a las calles, salvemos al pueblo. Hagamos revolución, desde dentro, desde el teatro. El teatro ha sido tomado. Que grande vuelve a ser el teatro, aunque a veces, es tan pequeño… Lorca aparece en proscenio, nos explica que hay que parar, hay que detener todo, combatir lo burgués. Traer a las tablas al pueblo y su realidad, la calle. Palcos que interrumpen su discurso, se unen tramoyistas a lo Bakunin, figurantes, actores, actrices, hasta el propio apuntador. ROJO. Y en esos momentos llega la revolución. La pólvora mata la poesía. Después la morgue y el cielo, con sus ángeles andaluces, con su pueblo. Con su silencio. 



Lorca nos sorprende, como ya hizo con la Barraca. Desde su surrealismo nos invita a explorar, a descubrir. A sentir lo que pasa, no a verlo. Así lo debió ver Marta Pazos en este montaje. En esta propuesta irreverente, desnuda, a flor de piel. Así lo vivencia el elenco, desnudo por dentro y por fuera. Así, con sus emociones latentes, inentendibles en ocasiones, provocadoras, opresoras, reprimidas, dormidas, dolidas, exageradas, enfermas, enmascaradas, tristes, sufridas, bailadas, frágiles. Lorquianas.



Georgina Amorós, Marc Domingo, Alejandro Jato, Cristina Martínez, Clara Mingueza, Koldo Olabarri, Mabel Olea, Carlos Piera, María Pizarro, Chelis Quinzá, Luna Sánchez, Paula Santos y Camila Viyuela forman un elenco vivo, cohesionado, con mucho respeto, escucha, energía. Un chorro de ilusión en escena, de propia experimentación, de trabajo personal en el grupo, en el engranaje. En las entrañas del teatro. Pasión y entrega. Muy de Lorca también. 


Y así nos lo muestran, y así lo viven. Y Lorca al piano, y calla, y ya no dirá nada más. La voz, la palabra deja paso al cuerpo, al universo. La estética del montaje nos envuelve, nos desnuda, nos simboliza como parte de la función. Un nuevo acto. El mundo interno de Lorca se nos enseña, el dualismo, el arte. La vida, la muerte. El sexo, el propio y el de los demás, el dormido y el despierto. El clásico y el prohibido. Y nos remueve, nos inquieta, nos incomoda en los asientos. Como animales en jaula. Nos vuelve a provocar. España está muerta. NEGRO. 



La enterramos. Es tan hermoso el teatro que lo rompemos a martillazos, y después lo limpiamos, lo recogemos. Lo cuidamos. La escenografía de Max Glaenzel, la iluminación de Nuno Meira, el vestuario de Rosa Tharrats, la coreografía de Guillermo Weickert o la música de Hugo Torres nos inunda, nos invade. Mi cabeza ya no da para tanto estímulo, para tanto simbolismo, para tanto Lorca desde dentro, desde el otro, el innovador, el soñador, el del pueblo y para el pueblo. 



Un montaje diferente, hipnótico, casi diríamos que psicotrópico, que nos hace viajar al interior mismo del Lorca más personal, el más surrealista, el más ambicioso, el más transgresor. Un salto al vacío al que debemos enfrentarnos sin paracaídas, sin ideas preconcebidas, sin prejuicios de ningún tipo. Para poder disfrutar de esta explosión de color, de vida, de Lorca.


Ya no hay marcha atrás. Una última reflexión personal. Si el gran poeta viera esta pieza esbozaría una sonrisa, una carcajada. Y bailaría al compás de la luna, desnudo, bañado por su luz. Descúbranlo, bailen con Lorca. Ya saben, EL DRAMA LO CAMBIA TODO. Déjense llevar. Vengan al teatro. Vivan la cultura. Seguro y segura.

-------------------------------------------------------------------------------
Teatro: Teatro María Guerrero. Sala Francisco Nieva.
Dirección: Calle Tamayo y Baus 4.
Fechas: Del 12 de Noviembre al 26 de Diciembre. De Martes a Domingo a las 20:00. Encuentro con el equipo artístico: 18 de Noviembre. Función accesible 16 y 17 de Noviembre. Duración: 2 horas aprox.
Entradas: Desde 5,50€ en entradasinaemPrograma de mano.

EQUIPO

Texto

Federico García Lorca

Versión y dramaturgia

José Manuel Mora y Marta Pazos

Dirección

Marta Pazos

Reparto

Georgina Amorós, Marc Domingo, Alejandro Jato, Cristina Martínez, María Martínez, Clara Mingueza, Koldo Olabarri, Mabel Olea, Carlos Piera, María Pizarro, Chelís Quinzá, Luna Sánchez, Paula Santos y Camila Viyuela

Escenografía

Max Glaenzel

Iluminación

Nuno Meira

Vestuario

Rosa Tharrats

Coreografía y dirección de movimiento

Guillermo Weickert

Música original

Hugo Torres

Colaboración artística

Montse Triola

Documentalista

Paloma Lugilde

Ayudante de Dirección

Laura Ortega

Ayudante de escenografía

Pablo Chaves Maza

Ayudante de Iluminación

Leyre Escalera

Ayudante de Vestuario

Mónica Teijeiro

Tráiler

Bárbara Sánchez Palomero

Fotografía

Laura Ortega y Luz Soria

Diseño de cartel

Equipo SOPA

Realizaciones

May Servicios para Espectáculos, Mambo Decorados, Peroni y ShowTex (Escenografía) y Sastrería Cornejo, Maribel RH, Lourdes Boán, Sol Curiel (Vestuario) y Gadget Efectos Especiales (Máscaras)

Producción

Centro Dramático Nacional





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid