Teatro: Santa Juana de los Mataderos. Sala Nave 73.

De la mano de la compañía La Hartancía llega a Nave 73 la versión libre de Santa Juana de los Mataderos. Una de las obras de Bertol Bretch menos conocidas pero que mantienen intacto el lenguaje teatral que supuso una revolución para el género y su compromiso político.



El texto original de Brecht fue escrito hace 80 años y coincidió con el quinto centenario de la muerte de Juana de Arco. Un personaje complejo para unos tiempos convulsos y también complejos tanto para el autor como para el mundo en general y su Alemania en particular.


Santa Juana de los Mataderos ve la luz en un momento marcado por varios acontecimientos históricos. El periodo previo a la conquista del poder por parte de Hitler con la expansión del nazismo por toda Europa y por la crisis económica de 1929 que, por el alcance, intensidad y consecuencias violentas tuvo más trascendencia que otras crisis previas consecuencia lógica del sistema capitalista.


El crack de la Bolsa de Nueva York ese “jueves negro” marcó considerablemente esa época.


Esta obra sigue la línea del resto de textos del autor quien a pesar de formar parte de una familia acomodada siempre fue un escritor comprometido con los más desfavorecidos y muy concienciado frente a las desigualdades sociales.




La obra fue escrita en pleno auge del nazismo y cuando se quiso estrenar allá por 1932 ningún empresario se atrevió a apoyarlo. Su definitivo estreno no llegó hasta 1959 cuando su autor ya había fallecido.


En el texto original Juana rechazada y “abandonada” por aquellos a los que defendió y a los que dedicó su vida, muere inútilmente. Es la derrota y el fracaso de la postura que defendía.


Brecht nos cuenta la historia de Joana Dark, inspirada en la figura de Juana de Arco y más en concreto en la protagonista de La doncella de Orleans de Schiller.



En la obra de teatro Juana, la protagonista forma parte de una ONG que lucha por ayudar a las personas más desfavorecidas de la clase trabajadora, dándoles un plato de comida caliente o creándoles conciencia de clase. La acción se desarrolla en los mataderos de Chicago. Intenta hacer frente con sus principales armas, la razón y el compromiso al capitalismo que, en esta ocasión es representado por los especuladores que controlan el mercado de la carne – principalmente Mauler- como si de una organización mafiosa se tratara.


Nos presentan la esencia del capitalismo. Junto a la lucha entre empresarios y trabajadores, nos muestra también como los “poderosos” logran conquistar el poder económico y político. Vemos como los propios empresarios de la industria cárnica se traicionan, se venden entre ellos con la única intención de destrozar al rival.


No obstante lo principal es la idea que transmite respecto a cual ha de ser el papel de los trabajadores. Demuestra que el principal error de la clase trabajadora es anteponer el interés personal al colectivo, el bienestar del colectivo pasa a un segundo plano ante la obtención de beneficios personales y ahí es donde la lucha empieza a decantarse a favor de uno de los bandos.



El eje sobre el que se desarrolla la historia es la violencia que sufre la clase trabajadora a manos de los empresarios. Una violencia no sólo física, sino material y psicológica. De igual modo muestra que armas tiene el proletariado para subvertir esa situación. Y ahí radica lo perverso de la situación, ya que mientras Juana cree estar ayudando a las clases más desfavorecidas, realmente lo que hace es el juego a los empresarios.
 


El montaje que llega a Nave 73 tiene una duración de algo más de 2 horas y se caracteriza por la enorme originalidad y la variedad de registros y momentos que nos presentan.


Desde el inicio con imágenes en directo del exterior a grabaciones en sitios emblemáticos como la Bolsa.  




Desde maravillosas coreografías hasta momentos más personales pasando por las escenas de grandes protestas, revueltas y disturbios.


La adaptación del texto y la dirección corren a cargo de Carlota Gaviño e Iñigo Rodríguez – Claro.


Carlota es Licenciada en Arte Dramático por la RESAD completa su entrenamiento como actriz en Reino Unido, Estados Unidos y en España en el Teatro de La Abadía y talleres de formación con maestros como John Wright o Cicely Berry.




Como actriz ha trabajado en España para el Centro Dramático Nacional y compañías como Castillo de Elsinor, con quien estenó La Dama del Mar a las órdenes de Bob Wilson. En el Reino Unido ha estrenado las producciones The Merchant of Venice de William Shakespeare y Youth and Will. También hemos podido verla en televisión La tira o El internado y cine Entre fogones o Propios y extraños.


Iñigo Rodríguez – Claro es Licenciado en Arte Dramático por la la RESAD. Complementa su formación con maestros como Marta Carrasco, Cicely Berry, Vicente Fuentes, José Luis Gómez, Ernesto Arias, Pablo Messiez, Owen Horsley, John Wright, Greg Hicks, Katya Benjamin y Brigid Panet entre otros.



Notable la adaptación realizada de la obra. Un montaje que muestra a la perfección una de las características de Brecht los mecanismos de distanciamiento a la vez que actualiza a nuestro tiempo temas como el poder del dinero y su eficacia como mecanismo de corrupción, la lucha de clases, la falta de escrúpulos de los empresarios de la industria cárnica, las víctimas que esa falta de escrúpulos conlleva a terceros (ganaderos que ven impotentes como las maquinaciones y la especulación de la patronal les llevan a la ruina), el poder transformador de la ilusión o las repercusiones que tiene para la sociedad el comportamiento y las decisiones personales.


El ritmo de la obra es trepidante y ahí el trabajo realizado por Álvaro Guisado Garavito, Jorge Vila y Abel García es impecable.


Muy potente la dirección musical a cargo de Pepe Alacid, con la elección adecuada para cada momento según lo demanda el propio montaje.


Destacar también las maravillosas coreografías de Lucas Condró, muy cuidadas y con una ejecución muy delicada por parte de los actores.



En cuanto al extenso elenco lo forman
Sole Barderas, Tony Galán, Reyes García, Solangela de la Guarda, Achamán González, Paula Grande, Mara Llares, Catalina Morán, Leyre Morlán, Adrián Pulido, Elena Ramirez, Carolina Neka y Carmen Soto.


Un trabajo muy coral de todos ellos por lo que resulta difícil destacar a alguno por encima del resto. Una obra de extrema dificultad que requiere además de un esfuerzo físico importante debido al propio ritmo de la obra. Los diálogos cruzados entre tantas personas siempre es difícil de ejecutar pero lo hacen con un resultado óptimo.


Una obra necesaria que nos permite plantearnos cual es nuestro papel en la sociedad y cual debe ser nuestro necesario posicionamiento político. Como toda la obra de Bertol Brecht sigue teniendo la misma o más vigencia que cuando se escribió.

 

VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.

----------------------------------------------------------------

Teatro: Sala Nave 73.

Dirección: Calle de Palos de la Frontera, 5.

Horarios: Miércoles y jueves 10, 11, 17, 18, 24 y 25 de noviembre. 20:00 horas.

Precio: Desde 14€ en nave73


Ficha artística y Técnica

ELENCO
Sole Barderas, Tony Galán, Reyes García, Solangela de la Guarda, Achamán González, Paula Grande, Mara Llares, Catalina Morán, Leyre Morlán, Adrián Pulido, Elena Ramirez, Carolina Neka y Carmen Soto.

TEXTO Y DIRECCIÓN: Carlota Gaviño e Iñigo Rodríguez – Claro.

AYUDANTÍA DE DIRECCIÓN: Ana Vela.

DISEÑO TÉCNICO: Álvaro Guisado Garavito.

TÉCNICOS: Jorge Vila y Abel García.

DIRECCIÓN MUSICAL: Pepe Alacid.

MOVIMIENTO: Lucas Condró.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid