Teatro: Ingovernables. Sala Cuarta Pared.

Con motivo de la séptima edición de Esencia, el Festival de la teatralidad llega a la Sala Cuarta Pared de la mano de la compañía valenciana A tiro hecho su última obra Ingovernables. Una sacudida de realidad, una agitación de conciencias y un grito a la resistencia.


Con clara influencia en los movimientos sociales surgidos a partir del 15 M, Ingovernables es un paseo por las consecuencias que la crisis económica de 2008 tuvo y continúa teniendo en la sociedad. Especialmente dura con las clases sociales más desfavorecidas.


La explosión de la búrbuja inmobiliaria lejos de suponer un alivio supuso un agravamiento de uno de los derechos más básicos: el derecho a una vivienda.


El sistema ha cambiado, se ha vuelto aún más perverso y su objetivo ahora es la transformación de nuestros barrios, de nuestras ciudades con un claro objetivo, la obtención del mayor beneficio económico.




Desde el mismo inicio, la obra muestra las nuevas caras del capitalismo y su desmesurada ambición. El turismo sin control, la gentrificación y las consabidas consecuencias como la expulsión de los vecinos habituales, la invasión de turistas y el aumento descontrolado de los precios de los alquileres.


Una obra potente con un texto lleno de denuncia y acidez, donde situaciones tan reales como surrealistas nos muestran a personas normales (como cualquiera de nosotros)que poco a poco lo van perdiendo todo.



La precariedad lo va impregnando todo y nos es mostrada a través de los ojos no solo de aquellos que la sufren, sino también de aquellos que la producen.

Independientemente del nivel de participación en movimientos sociales, la obra es clara y directa. Se dirige a poner nombre y apellidos a los responsables de la degradación y destrucción de nuestra vida. Los fondos buitres y las grandes inmobiliarias que no tiene el menor reparo en enriquecerse a costa del sufrimiento de las personas más vulnerables. 




Si algún despistado no sabe lo que nos estamos jugando, Ingovernables le arrojará luz sobre la cruda realidad a la que nos están llevando.


Se trata no solo de defender el derecho a una vivienda o parar un desahucio. Se trata de visibilizar un serio problema que directa o indirectamente nos afecta a todos. Se trata de dar voz a los que sufren, a los que no tienen voz, a los que no se resignan por muy poderoso que sea el que está enfrente.



Lo que más llama la atención es que hubiera resultado sencillo caer en la demagogia y el discurso fácil, pero lejos de eso la obra es un claro ejemplo de un texto sólido y muy bien trabajado.


Resaltan en la representación los pequeños homenajes a tantos y tantos activistas, personas silenciosas e imprescindibles. Viene a ser la mezcla perfecta entre no olvidar el camino recorrido y a la vez replantearse nuevas formas de lucha, de resistencia y de acción.


Por lo que respecta a la representación, es una obra donde se aúnan calidad y cantidad. Calidad en cuanto al resultado obtenido, ya que tanto la dramaturgia como la puesta en escena son notables. En cuanto a la cantidad se trata de una obra con un ritmo frenético (que no alocado) que exige a sus intérpretes un gran derroche físico.




Los protagonistas se dejan todo en la representación, transmiten de un modo impecable la pasión tanto por lo que hacen como por lo que piensan.


A lo largo de la obra van apareciendo imágenes originales e ingeniosas. Destacar el tránsito entre escenas que denota la sólida formación teatral de sus componentes que con su actuación hacen que el escenario parezca ilimitado,  eso que son muchos y muy variados los escenarios donde se desarrolla la trama.

 



De la dirección se encarga Carla Chillida. Una de las fundadoras de la compañía de teatro Atirohecho, muy comprometida con los movimientos sociales y activista. Según declara "Ingovernables es, para mí, una especie de herramienta, de altavoz de luchas sociales que se llevan haciendo desde hace tiempo desde plataformas ciudadanas como 'Entre Barris' o 'Per l'Horta'».


Continúa indicando que "La obra trata el tema de la vivienda y la defensa del territorio. Queremos poner al público cara a cara con la realidad de una manera cómica, porque muchas veces lo cómico es lo que nos hace reflexionar".




Respecto a su trabajo, Carla señala que, "El teatro yo lo veo como una asamblea. Para llevar a cabo una obra tenemos que colaborar muchas personas. En otro tipo de arte puede ser la interpretación de una persona, o lo que siente una persona. Pero el teatro es un altavoz de la sociedad".


"El teatro es muchas veces escenario de denuncias sociales. Es efímero, está pensado para que dure el tiempo que dura su representación, por eso también tiene que ocuparse de su tiempo, va más de la mano con lo que pasa en la calle".




El elenco lo forman Ferrán Verdú, Manuel Climent i Canchal, Florian Gründel, Rafa Segura, Yarima Osuna, Carla Chillida, Margarida Mateos. Sobresaliente el papel de tod@s, sería dificil destacar a alguno por encima del resto.  Destaca el esfuerzo físico que derrochan a lo largo de toda la representación, tanto por el ritmo de la propia obra como por la exigencia en determinadas partes, especialmente por las fabulosas coreografías. 





De la dramaturgia se han encargado Pepe Ruiz y Rafa Segura. El resultado es un texto contundente e intenso que no se queda sólo en la denuncia social y va bastante más lejos.


No se limita a poner en duda el modelo de sociedad en el que estamos condenados a vivir, sino que conciencia sobre las alternativas a otro modelo de sociedad que no es que sea posible, sino que es imprescindibe.


Y con independencia del resultado final, resistir y luchar ya es vencer.


En definitiva, una obra muy potente y aunque sólo ha estado un día en la sala Cuarta Pared tal y como nos contaron en el encuentro con el público al final de la representación, volverán en febrero de 2022 al Teatro del Barrio, una oportunidad para poder verlos de nuevo.  


VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.



---------------------------------------------------------------------------

Teatro: Sala Cuarta Pared
Dirección: Calle Ercilla 17.
Fechas: 2 de Diciembre. Jueves a las 20:30.
Entradas: Desde 140€ en sala-cuarta-pared.

Reparto: Ferrán Verdú, Manuel Climent i Canchal, Florian Gründel, Rafa Segura, Yarima Osuna, Carla Chillida, Margarida Mateos
Dirección: Carla Chillida
Textos: Pepe Ruiz, Rafa Segura
Producción musical: Rafa Marí Peña (canción Pepe Ruiz)
Ayudante de dirección: Paula Romero Raga, Isabel Martí Piera
Escenografía y audiovisual: Anaïs Florín, D. Vanderh
Iluminación: Jrisa Lialia
Cartel: Yeyei Gómez
Comunicación gráfica: Elías Taño
Vestuario y merchandising: La miliciana serigrafia
Registro audiovisual: Nacho Carrascosa
Registro fotográfico: David Ruiz
Distribución: L’estiba cultural
Producción: La Rambleta i Atirohecho
Agradecimientos: Cía Arritmados, Gastón Parraga, El Rogle, Adriá Salavert, Luistru, Álex Grau, Layla Martínez, Diego Mir, Paco Collado Entre Barris, i Per l’horta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid