Entre bobos anda el juego

Antes de hablarles de esta magnífica e hilarante puesta en escena, vamos a adelantarles algo. Para ponerles en antecedentes y situarles en el contexto.
 En el Siglo de Oro español se crea un subgénero a partir de la comedia de capa y espada  que tendrán a bien llamar la comedia de figurón, es este un estilo en el que los personajes son cómicos y con características del todo ridículas y bufonescas.
Francisco de Rojas Zorrilla publicaba en 1645 uno de los clásicos mas reconocidos de este subgénero “Entre bobos anda el juego” que sería representada ante el mismisimo rey Felipe IV con motivo de las fiestas de carnaval en el Alcazar de Madrid. Desde esa primera representación han tenido lugar hasta nuestros días numerosos montajes de la obra.
Yolanda Pallín es en este caso la encargada de versionar una obra en la que veremos como trasladaba Rojas Zorrilla personajes que aman, sufren, seres mundanos, de carne y hueso pero cercanos a la farsa y el histrionismo. Un juego de equilibrios y contrapesos. La unión del ritmo frenético, la comicidad y el absurdo unido al enredo en el que los personajes se enamoran y luchan dialécticamente, bobamente, a su manera. Pallín dotará con tintes de actualidad este clásico donde guitarras en escena, gafas de sol y un actor siendo dama tendrán cabida en esta puesta en escena y completarán la farsa.
Se lo contamos
Don Lucas del Cigarral es un personaje del todo estrafalario, adornado con fealdad, avaricia, orgullo, lo tiene todo, todo lo negativo. Cuenta eso si, con una buena posición social, y es así como pretende contraer un matrimonio concertado con una humilde y bella Isabel de Peralta. El padre de Isabel, hará lo posible por convencer a su hija casadera de que Don Lucas es el mejor de los pretendientes que pudiera tener. Sin embargo, ella está enamorada de otro, de Don Pedro un apuesto, talentoso y lisonjero Don Pedro, primo de Don Lucas. El mensajero de Don Lucas, llamado Cabellera no tiene por mas que no parar de hablar mal del señor al que sirve siendo el enviado para llevar a Isabel con Don Lucas. En el camino, en un mesón, tate, se encuentran con Don Luis un antiguo pretendiente de Isabel, lo que hará que las cosas se compliquen mas aún. Doña Alfonsa, hermana de Don Lucas, es una dama sensiblera, y pucherosa que en edad casadera parece no encontrar pretendiente.
Eduardo Gasco dirige una puesta en escena de un modo ágil, dinámico y divertido acompañándose de un elenco de excepción en las lides del teatro clásico. La creación de personaje por parte de José Ramón Iglesias es sumamente sensacional, solo verle aparecer en escena hará las delicias de todo un patio de butacas que reirá con cada gesto del actor. En el papel de Donde Lucas del Cigarral, el actor trasladará una energía en escena que no decaerá en ningún momento de la función, será quizá el amor a Isabel de Peralta interpretada por una exquisita Isabel Rodes, la actriz llenará la escena de buen hacer con meritorio verso en las conversaciones y relación con Daniel Albadalejo en el papel de Don Pedro, acompañado de su gran presencia y voz será el que ponga la templanza en escena en una función tan dinámica, cómplice con Arturo Querejeta interpretando a Cabellera, la originalidad y el secretismo en sus diálogos harán que todos permanezcamos expectantes. Un mensajero Cabellera, con guiños y flirteos a Elena Rayos, una gruñona pero presente criada,  
Jose Vicente Ramos convertido en un interesado padre, que mas que el bien de su hija, quiere el porvenir de su hacienda.
Siempre cercano a Isabel un enamorado y antiguo pretendiente de Isabel, Don Luis interpretado por Fernando Sendino, con él viaja su sirviente Carranza, Rafael Ortiz que le sigue fiel ante sus desvaríos.
Antonio de Cos, será uno de los personajes mas histriónicos y con una personalidad mas marcada, plañidera y sensiblera, de Cos se pondrá en la piel de una dama que a todos parece pretender y ninguno la pretende a ella, será el personaje que mas llegue al extremo de la comicidad y la burla, generando risas en el público en cada aparición. 
Carolina González será la encargada de una escenografía, que aunque sencilla nos sitúa en cada uno de los espacios en los que se encuentran, es Lorenzo Caprile en la elección de vestuario quien ha sabido contextualizar el Siglo de Oro y un subgénero tan particular, utilizando tintes actuales, que dan color y rapidez a la función, destacando el vestuario de Jose Vicente Ramos por su originalidad. Miguel Ángel Camacho en iluminación completa una puesta en escena redonda.
Una verdadera joya del teatro clásico, que no se deben perder. Figuronamente recomendable.
         

Entre bobos anda el juego.
Teatro: Teatro de la Comedia
Dirección: Calle Príncipe.
Entradas: Desde 6€ en entradasinaem. Hasta el 3 de Marzo.

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Blog de critica teatral, reseñas y la programación actual de teatro en Madrid.

Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación

Somos un grupo de amantes del teatro.

Juntas difundimos cultura porque sola no puedes pero con amigos y amigas sí.