Teatro: AQUÍ Teatro Fernán Gómez

Una mujer, o quizás tres, cada una de ellas formando parte de un todo para configurar la compleja personalidad de la persona. Cada una de las vivencias de una persona va dejando en nosotros secuelas, marcas que nos van tallando para convertirnos en lo que somos, un complejo ser moldeado por todos los episodios que han marcado su vida. Tres mujeres que configuran el complejo engranaje de una máquina que va cambiando en cada momento, haciendo frente a cada nueva situación, que la hará aún más compleja.



Tres actrices que interpretan a Lis, una superviviente de un macabro suceso que cambiará su vida para siempre. Huye de Santander con la intención de desaparecer del mundo lo antes posible. Para ello viaja rumbo a New York City, en un acto desesperado de escapar del mundo que le rodea. Ahora se encuentra en New York Central Station, vestida de novia y con una mancha de sangre...


Lis se encuentra perdida, desolada, lo ha perdido todo en el día que creía más importante de su vida. Ha presenciado el asesinato de su futuro marido el mismo día de su boda. Todo este suceso, como es normal, la trastoca y le hace huir, refugiarse en las vías del tren, merodeando como una vagabunda. Todos estamos hechos de miles de pieles, capas que nos van moldeando hasta formar a la persona que somos. Muchas veces necesitamos alejarnos, desaparecer, para llegar a comprender, a mirarnos, a escrudiñar en nuestro interior. Somos muchas personas dentro de una misma, todas las vivencias de nuestra vida van moldeando al ser, a la persona. Somos un cómputo de vivencias y pensamientos, que conforman los que somos aquí y ahora.






Queralt Riera ("El amor (no es para mi, dijo Medea)", "Todos") ha sido la encargada de escribir y dirigir (con Paula Roy como ayudante) este "monólogo a tres voces" que nos habla de amor, de locura, de miedos... de la vida y de la muerte. La obra ha sido galardonada por el Premio Teatro de Autor Express  2018 de SGAE España, que pretende promocionar la dramaturgia española contemporánea. La pieza intenta hablar de la crueldad de la raza humana desde un tratamiento muy íntimo, desde lo individual plasmar lo global. Partiendo de los recuerdos, los pensamientos y las vivencias del personaje de Lis, nos transmite de forma poética, la necedad del ser humano, la crueldad de una sociedad que no cuida, que mira para otro lado. En una interesante dualidad, crítica a la humanidad a la vez que admira su ternura y su bondad.







"Aquí" es una original pieza teatral que la autora nos disecciona en dos actos, en los que hablar del ser humano, de sus contradicciones, sus pasiones, sus miedos y sus sueños. En el primero de los actos, la mujer protagonista se encuentra sola y aturdida, tras el asesinato de su marido el mismo día de su boda. 

Demoledor y brutal, este monólogo interior bucea en las entrañas del personaje, y en consecuencia, del ser humano.  Escena íntima plagada de fragilidad, en la que la mujer se encuentra sola, indefensa, y se sincera contándonos como ha llegado hasta allí, dando detalles de su pasado, de la procedencia de la mancha de sangre que luce en su vestido de novia blanco, en definitiva de quien es y de donde viene. Una vida aparentemente normal, como la de cualquiera, que poco a poco se ha ido resquebrajando, hasta partirse en mil pedazos.



En el segundo acto, ya con el estómago encogido por las confesiones de Lis, ella sigue anclada en la Grand Central Station, donde parece haber quedado atrapada. En la soledad de un lugar tan frío como la estación ha vivido el último año, un lugar de tránsito en el que nada se queda, todo es efímero. No ha podido salir de allí, se encuentra atrapada en un lugar hostil, en el que nadie se para, todo fluye con gran agresividad. Debe tomar una decisión que la saque de ese lugar, pero la vida le atropella, como nos ocurre a todos, y la deja petrificada, sin capacidad de reacción. Una singular manera de hacernos ver la soledad de las personas sin techo, una cruda realidad de personas que ven el tren de la vida pasar por delante de sus ojos sin poder hacer nada, permaneciendo impasibles como espectadores de una película a la que no pertenecen.




Una mujer formada por tres personas muy diferentes, tres mujeres interpretando la complejidad de la mente humana. Ellas se explican, de definen a si mismas, intentando comprenderse, llegar a conocerse en su plenitud, hablándonos de género, intentando comprender cada recóndito espacio de sus mentes, que son tres muy distintas, o una con muchas pieles. 
Se desnudan ante nosotros para mostrarnos tal y como son, con sus mentiras y sus verdades, con sus imposturas y sus miedos, ese yo que todos mostramos y también ese que intentamos proteger para que no nos dañen. Una historia, que son tres, para hablarnos de la vida y de la muerte, de como afrontarla desde la racionalidad. Ser o no ser, la eterna cuestión que nunca el dramaturgo supo resolver.



Estas tres mujeres que dan vida a las distintas "versiones" de la protagonista son Candela Arroyo ("La vida no... ¡Que nervios!", "La cena de los generales", "Peter Pan"), Nuria Tomás ("No love no sex", "Todos")y Anna Colet ("Capullos que vuelan", "Picnic", "Todos"), tres actrices que se complementan a la perfección, como un sofisticado engranaje que funciona con cada una de las piezas trabajando de forma conjunta. Un trío que da vida a una sola mujer, en su introspectivo camino hacia si misma, en una huida del mundo para conocer su interior. La locura de la vida nos lleva a movernos casi como autómatas, un paso a un lado (o una desesperada carrera) nos lleva a ver desde otro lugar lo que somos. Un elenco que nos muestra cada una de las capas de una misma mujer. Esta perfecta sincronización entre las actrices es fruto del perfecto trabajo de coreografía y movimiento de Mercé Grané.




Una obra tan poética y personal como esta necesita de un espacio escénico muy particular, para estar en consonancia con lo que se va a ver. Para ello es fundamental el cuidado y meticuloso diseño de luces de ToCa Producciones y el embaucador sonido diseñado por el músico Javier Limón. Para redondear este viaje por las distintas aristas del personaje, está el cuidado vestuario diseñado por NJQ (responsables también de la escenografía). 



Esta obra nos muestra el cóctel de ideas, anécdotas, recuerdos, dudas y sueños que somos cada uno de nosotros. Un mundo plasmado en este poético universo que nos traslada a lo más oscuro de la raza humana, a nuestro lado más cruel, mientras intenta resaltar también nuestro lado más amable, nuestra parte más bondadosa. El amor enfrentado cara a cara con el dolor, la violencia en pugna con la compasión, el miedo sucumbiendo ante el valor, la soledad de la vida que nos atrapa y nos empuja para que nos mantengamos siempre en un fino alambre.
---------------------------------------------------------------------------
Aquí
Teatro: Teatro Fernán Gómez, Sala Jardiel Poncela
Dirección: Plaza de Colón s/n
Fechas: De Martes a Domingos a las 20:30. Domingos y festivos a las 19:30h. 
Entradas: Desde 13€ en teatrofernangomez. En taquilla 16€. Del 1 al 17 de Noviembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid