Teatro: Vete de mis sueños. Teatros Luchana

El misterioso mundo de los sueños nos envuelve, nos perturba, y en cierto modo marca nuestras vidas. De una u otra manera, nuestros sueños reflejan nuestro mundo interior, nuestros miedos y placeres ocultos, las miserias que a nadie contamos y las esperanzas que querríamos obtener en nuestras vidas. Un fiel reflejo de lo que somos, aunque en muchos casos ni nosotros mismos seamos capaces de reconocernos en ellos. La vida contada desde nuestro intelecto o desde nuestro subconsciente se transforma de tal manera que a veces nos perturba, otras nos conmueve, pero casi siempre nos transmite una parte oculta de nosotros mismos.


Dos personas perdidas, desubicadas en un mundo que les es hostil, se encuentran de la manera más inesperada y tejen una extraña relación que les hará descubrir cosas que desconocían de si mismos, en un apoyo mutuo que hará que ambos salgan de su oscuro ostracismo. Una historia de amor, ternura y amistad, pero que también desprende dependencia, angustia, miedos y conflictos internos que consigues salir a la luz para sofocar a cada uno de los protagonistas. Una comedia con momentos de mucha ternura entremezclados con escenas de locura casi esperpéntica, en una dosis comedida de cada uno, para convertirla en una interesante propuesta que esconde tras esa pátina de desternillante humor temas de gran calado.


Esta producción es la primera de Poseidón Teatro, una compañía creada por tres socios con la idea de "hacer recaer toda la potencia teatral en el poder catártico y purificador del verbo". En una búsqueda por hablar de la vida, por contar historias cercanas desde un escenario, ese lugar "donde no se puede esconder nada". El texto creado por Luis Flor y Felipe Alonso es ingenioso, alocado y profundo, en una interesante mezcla que nos hace pasar un buen rato mientras recapacitamos sobre la sociedad y los miedos tanto propios como ajenos. Una historia que se centra en dos personajes que nos resultan familiares por su cercanía (en eso reside parte del encanto del texto), lo que nos hace empatizar con su historia. Ellos son dos personas que se sienten, por distintas circunstancias, aislados en una sociedad que les exige demasiado. Nos hablan de sus vidas y nos suena real, empatizamos ante situaciones que podrían ocurrirnos a cualquiera de nosotros.



Nazan L. Bamio ("El casting") ha sido el encargado de dirigir esta tierna y divertida historia de dos almas solitarias que se encuentran y crean un vínculo de lo más particular. El montaje destila un ritmo vertiginoso, con escenas llevadas al extremo, pero que el director sabe controlar, tanto en tiempo como en forma, para que no se desboque. Nazan nos guía en todo momento por las vidas de estos inquietantes personajes dándonos en cada momento una pequeña pincelada de lo que son. Poco a poco vamos descubriendo las personalidades de ambos mientras nos golpean dura afirmaciones sobre la sociedad individualista y vertiginosa en la que vivimos. La soledad que sufren personas de todo tipo en esta sociedad tan "comunicada" es una gran paradoja y uno de los grandes temas que aborda con ingenio la obra. Otro de los puntos fuertes de la creación de esta obra es la cercanía de los personajes, a los que vemos reales, podrían ser nuestros vecinos, lo que hace que nos involucremos aún más con todo lo que ocurre en escena.



La historia nos habla del encuentro de dos personas expulsadas de la sociedad, dos almas muy particulares que en sus diferencias encuentran sus lugares más próximos. Ella es Susi, una peluquera que vive en Vallecas y necesita contarlo y analizarlo todo, una mujer que se siente en la necesidad de decir muchas cosas, pero a la que nadie parece escuchar, y mucho menos tomar en serio. En sus antípodas está Javier, un joven narcoléptico que acude a la peluquería para un simple cambio de imagen que le cambiará la vida. Él es un chico tímido al que le gusta escuchar, pero que prefiere mantenerse al margen de todo, por miedo a sus ataques y a la propia vida. El encuentro fortuito entre ambos hace que sus vidas den un giro que ninguno de los dos espera.


Estamos ante una historia en la que la frescura y la ambigüedad de los personajes es la clave para que la obra funcione. Antonia Paso y Luis Flor son los encargados de dar vida a estos perdedores con ganas de comerse el mundo, aunque ninguno de los dos sepa muy bien como salir del pozo en el que se encuentran. Los dos actores se compenetran a la perfección y hacen de sus interpretaciones una mezcla explosiva, con dos personajes antagónicos que consiguen hacer de sus defectos puntos de unión para crear una bonita historia con mucha crítica social, una ácida visión de la vida y una psicodélica visión de lo que puede les puede ocurrir a dos personas perdidas que buscan un salvavidas al que agarrarse.



La gran Antonia Paso está espléndida en el papel de Susi, una hiperactiva mujer que necesita ser escuchada y que alguien le muestre un poco de comprensión y cariño. Tras su memorable monólogo "Chicas y Chicos" con el que nos heló la sangre hace un mes, ahora nos muestra su lado más divertido y salvaje, ese que ya pudimos verle en montajes como "Las crónicas de Peter Sanchidrán" o "Perdona si te mato, amor". En esta ocasión se muestra impulsiva, salvaje, desquiciada por momentos, con una fuerza que hace retumbar la escena. Susi es una mujer con una gran carga emocional, que arrastra una gran mochila de desventuras sentimentales, y que busca ansiosamente alguien a quien amar y al que contar su visión de la vida.


Por su parte Javier es un triste joven al que todo parece que se le hace cuesta arriba. Luis Flor es el encargado de interpretar a este angustiado personaje, al que dota de infinidad de matices y misterios. Flor, al que pudimos ver en "Jardiel, un escritor de ida y vuelta", "Un bar bajo la arena" o "La comedia de los horrores", hace un despliegue maravilloso de los miedos y fobias de este joven angustiado por su narcolepsia, que vive atemorizado por lo que la gente pueda pensar de él, y por como su cuerpo reaccione ante las distintas situaciones de la vida. Para Javier, este encuentro resulta el inicio de viaje, de un cambio, de una transformación. Todo su mundo se derrumba para ver nacer a un nuevo chico, en un camino que le llevará a despertar sus instintos, su lado más emocional, el más visceral, en una aventura que cambiará su vida para siempre. 



La obra transcurre en una sencilla escenografía (diseñada por Nazaret López y Luis Bernat y construida por Luis Rojas) que recrea la casa de Susi, un espacio acogedor que nos resulta familiar, en el que nos encontramos como en casa. La cercanía del montaje se apoya en este lugar tan típico y a la vez tan genuino, ya que podría ser cualquier casa de Vallecas o de cualquier otro barrio de la ciudad. Es primordial también en la estructura del espectáculo el atrezzo creado por Virginia López, que sirve de apoyo a la mayoría de las situaciones que vive la pareja protagonista. Fundamental resulta también, al situarnos en un lugar tan neutro, la cuidada iluminación de Jesús Asensi, que sabe dar a cada escena la tonalidad necesaria. Para terminar debemos hablar del sonido creado por Germán Collado, en el que destacan los efectos de guitarra de Luis López Blanch y la voz en off de Paloma Paso Jardiel.

Una comedia, sin lugar a dudas, entretenida y muy cercana, lo que la hace aún más interesante. Dos personas que viven agarrotadas por sus propias vidas, encuentran en el otro los motivos suficientes para cambiar de rumbo e intentar cambiar su destino. Todo este viaje se hace vertiginoso por el buen hacer de los dos actores, que nos presentan dos personajes maravillosos, vulnerables y tiernos, que nos van mostrando poco a poco, dejando en todo momento que la situación la dominen ellos, dos almas solitarias perfectamente creadas por Antonia Paso y Luis Flor.
------------------------------------------------------------------------------
Vete de mis sueños
Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38
Fechas: Viernes a las 20:15.
Entradas: Desde 12€ en teatrosluchana. Del 3 al 31 de Enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid