Teatro: Fortunata y Benito. Teatros del Canal

Comienza un año centrado en la figura del escritor Benito Pérez Galdós, en el centenario de su fallecimiento. El que fuera uno de los más destacados novelistas del siglo XIX retrató como nadie la sociedad de la época y en particular la vida de la capital. La obra cumbre del denominado "Madrid  galdosiano" es, sin lugar a dudas, la maravillosa "Fortunata y Jacinta" un descarnado relato que nos muestra como era la ciudad y sus gentes con la mayor naturalidad.

Galdos es considerado por muchos el mejor novelista español por detrás de Cervantes, y de su pluma nacieron las crónicas más realistas del bullicioso siglo XIX. Autor de gran cercanía a la actualidad del momento, con sus "Episodios Nacionales" realizó una "magna crónica del siglo XIX, que recogía la memoria histórica de los españoles a través de su vida íntima y cotidiana, y de su contacto con los hechos de la historia nacional que marcaron el destino colectivo del país". Esta misma certeza a la hora de plasmar lo que contaba se refleja en su minucioso y certero collage de la ciudad de Madrid en la obra que nos ocupa.


Como ya ocurriera el año pasado con "Federico hacia Lorca", para conmemorar el "Año Galdós" La Joven Compañía han realizado este gran montaje para homenajear a uno de los autores que mejor narraron el Madrid de su época, y para ello se basan en una de sus obras más emblemáticas "Fortunata y Jacinta" para hacer de ella un profundo análisis sobre la sociedad, el amor y las clases sociales, entremezclando la actualidad y los tiempos en los que el escritor recorría los céntricos barrios de Madrid. Una obra que destila toda la frescura que siempre le impregna a sus trabajos La Joven Compañía, un montaje dinámico y con ritmo que nos lleva de la mano del propio Galdós a conocer su obra desde dentro.


Laila Ripoll ha sido la encargada de versionar y dirigir esta obra maestra de la literatura, dándole un giro absoluto a la estructura y actualizándola, manteniendo toda su esencia. Directora, dramaturga y actriz, Ripoll ha sido nombrada nueva directora teatral del Teatro Fernán-Gómez Centro Cultural de la Villa, siendo una de las figuras destacadas de la escena madrileña al frente de su compañía Micomicón, con la que lleva más de veinticinco años de trayectoria. Entre sus montajes más destacados están "El triángulo azul", "Cáscaras vacías", "Los niños perdidos" o "Atra Bilis (Cuando estemos más tranquilas)". Ripoll, con esta colaboración con La Joven y su acercamiento a Galdos, desea contar "una historia de jóvenes para jóvenes, porque Galdós no fue siempre ese señor mayor con bigote, también él fue joven".


La autora ha realizado su particular versión de esta obra "partiendo de "la novela en el tranvía" llegarán a su Fortunata, pero sin antes añadir un chorreón de "Episodios Nacionales", algo de "Tristana", una pizca de las "Memorias de un desmemoriado", unas gotas de "Misericordia", un aroma de "La desheredada" y una generosa cantidad de música y baile". Con todos estos mimbres, la autora pretende una visita al Madrid de Galdós, que "quizás no quede tan lejos". Para ella "el objetivo es que la gente deje de identificar a Galdós con un muermo, y se dé cuenta de su enormidad como novelista y como personaje".



La obra "Fortunata y Jacinta" es una moderna y colosal historia sobre mujeres, en las que el autor las pone en el centro de la historia, algo inusual en aquellos momentos. Estamos ante un autor muy marcado por las mujeres que le acompañaron en su vida (su madre, sus hermanas, sus amantes...) lo que le hizo un gran conocedor del modo de su modo de vivir, de sus inquietudes y de sus pasiones. Estamos ante una obra pionera al poner el foco en el mundo femenino, con personajes minuciosamente esculpidos, con una profundidad que hasta ese momento sólo se ponía en los personajes masculinos. Es el homenaje al Madrid galdosiano visto por sus mujeres.

"Fortunata y Benito" traslada ese Madrid canalla, esa caótica ciudad desordenada en el que cada barrio es un mundo, al siglo XXI. Esta caótica ciudad llena de vida sigue teniendo muchos puntos en común con la de Galdós, por su alegría, por su diversidad, por su bullicio constante. La obra nos hace viajar de nuestros días a los del autor, pero impregnándose mutuamente de las tendencias de cada época. Así veremos como los personajes de la obra acuden a restaurantes, se hacen selfies o bailan con ritmos de lo más actuales. El Benito más canalla va descubriéndonos su obra poco a poco, entre bailes y confesiones, a la vez que va mostrando lo que era la sociedad de su época y una ciudad en la que todo era posible.


Este viaje por la obra lo hace Benito con una joven estudiante, mientras se cruzan en su camino con todos los personajes de la obra, a la vez que van comentando los distintos momentos cumbre de la historia. Un elenco portentoso que se compenetra de maravilla para obsequiarnos un trabajo coral de gran dificultad pero que resulta muy bello en su visualización general. Actores que bailan, cantan, saltan, sufren... unas interpretaciones muy completas para lo que resulta fundamental un elenco que funciona como un reloj (excepcionales coreografías de Andoni Larrabeit), en el que cada uno de los personajes nos aporta su particular versión de la obra, y en el que todos las "incorporaciones" actuales la dotan de mucho más empaque.



Nadia (Zhila Azadeh) es una estudiante que viaja del metro al Madrid del XIX de la mano de un misterioso Benito (Juan Carlos Pertusa) que será su anfitrión en este fantasioso paseo por esta obra que nos presenta a dos mujeres que se disputan al mismo hombre. Los dos actores, que permanecen en todo momento en escena, se meten de lleno en lo que ven. Mientras él va narrando lo que ocurre, ella se muestra reacia ante muchos de los acontecimientos que observa, en una visión mucho más actual de la mujer. Ambos cumplen a la perfección en sus papeles de espectadores de excepción de la historia, con la narración de uno y la puntualización de ella, dando aún más ritmo y frescura al montaje.



En su periplo por las calles del Madrid galdosiano, nuestros protagonistas se encontrarán con Fortunata (una descomunal interpretación con miles de aristas de Eva Caballero) y con Jacinta (la fragilidad dolorosa de una imponente Cristina Bertol), pero también con Juanito (Altivo y vehemente pero a la vez noble y vulnerable Jorge Yumar), el hombre que encandila a ambas. En el devenir de la historia conocerán además a Maxi (el dolor y el sufrimiento constante en una precisa interpretación por parte de Julio Montañana), el hombre débil enamorado hasta la locura de Fortunata, o a Mauricia (Frescura y desparpajo a raudales de Yolanda Fernández), la amiga íntima de Fortunata a la que sirve de confidente y celestina.


Los montajes de La Joven siempre sorprenden por una puesta en escena novedosa y muy impactante, y esta vez no podían ser menos. La escenografía creada por Arturo Martín Burgos (y realizada por Juan Carlos Rodríguez, MAY servicios y Scenik), de apariencia sencilla, se nos va mostrando poco a poco como un elemento complejo, lleno de espacios que se transmutan para convertirse en lugares diferentes. Sobre esta estructura se proyectan en determinados momentos de la obra (sobre todo en los musicales) imágenes que acompañan a la escena y han sido creadas por Álvaro Luna y Elvira Ruiz Zurita. Impresionante también la iluminación de Juanjo Llorens, capaz de transportarnos a lugares muy dispares, cada uno con una tonalidad diferente. La música y el espacio sonoro que lo envuelven todo son obra de Alberto Granados, mientras que el vestuario y utillería corren a cargo de Ana Montes.



Como ocurre con todas las obras de La Joven Compañía, esta "Fortunata y Benito" es un soplo de aire fresco, una obra llena de vitalidad, plagada de fuerza, con un ritmo endiablado, que nos llega por su originalidad y su novedoso enfoque de la obra. Un valor seguro que nos mete de lleno en la obra de Galdós y nos hace mirarnos al espejo, para que veamos que no es tan diferente el Madrid que describía el escritor canario con respecto al que vivimos en nuestros días. Esperemos que pronto vuelva a programarse, ya que sólo quedan dos funciones en los Teatros del Canal.

--------------------------------------------------------------------------------------
Fortunata y Benito
Teatro: Teatros del Canal
Dirección: Calle Cea Bermúdez 1
Fechas: De Miércoles a Viernes a las 20:00, Sábados 18:00 y 20:30,  Domingos 18:00.
Entradas: Desde 15€ en grupomarquinaatrapalo. Del 29 de Enero al 15 de Marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid