Salas en desescalada: ExLímite

La polifacética sala ExLímite se une a nuestro ciclo de de "Salas en desescalada", mostrándonos su visión de lo que ha sido esta dura travesía por el desierto y como afrontan los tiempos difíciles que se avecinan. Este singular espacio de investigación, creación y colaboración, nos abre sus puertas para explicarnos cómo va a ser su desescalada, para este lugar tan singular en el que cohabitan diversas iniciativas.








- Comenzamos la entrevista hablando del antes. ¿En qué proyectos estabais cuando se decretó el estado de alarma?


Cuando en marzo se decretó el estado de alarma estábamos acogiendo a la compañía Noche de camaleones, que estaba haciendo un proyecto en colaboración que abarcaba su pieza Sueños de Rupert y otras actividades en torno a su propuesta, esto es: una conferencia, un concierto, una jam session y un taller. Además, estábamos retomando la creación de la nueva obra de La Compañía de exlímite.

- Llega el día que se decreta el estado de alarma y de forma inesperada tenéis que parar. ¿Cómo fue ese proceso para actores, técnicos, etc.?

No hubo un día en concreto sino que entre el 10 y el 13 de marzo fuimos poco a poco entendiendo que la actividad no podía continuar. Esto fue un proceso natural entre los actores y la propia sala que, ante la información que llegaba de lo que estaba pasando, que en un principio era confusa, se decidió parar la actividad. La noche del 12 al 13 publicamos un comunicado en el que suspendíamos cualquier actividad programada en marzo. Y así ha sido durante todo el estado de alarma.


En un momento tan duro. El mundo de la cultura y el arte nunca para ¿Cómo os habéis movido durante el confinamiento? Directos, colgando vídeos, obras en abierto... 

La opción de exlímite ha sido la de congelar nuestra actividad, la de aceptar la situación y confinarnos. Hemos apoyado la iniciativa de Noche de Camaleones que han investigado a través de su pieza Estancias los formatos en streaming, que tan presentes han estado. Pero nosotros, como creadores, hemos optado por la reflexión frente a la producción.




- ¿Os ha cambiado esta situación como sala? ¿Creéis que esta situación da paso a nuevas formas de entender las artes escénicas?

Esta situación ha desmontando todo 2020 y nos ha arrojado a una situación muy precaria dominada por la incertidumbre. Un espacio de creación como el nuestro que sirve de plataforma de colaboración para proyectos, artistas y compañías necesariamente se ve afectado porque no está claro en qué condiciones se va a poder hacer teatro durante este año o, incluso, si se va a poder hacer en caso de una nueva ola.
Yo veo dos cuestiones aquí. Una que tiene que ver con los espacios y la posibilidad de su uso; y la otra artística. Como espacio nuestra apertura nos permite adaptarnos a las características de cada proyecto, dentro de nuestras posibilidades materiales y humanas, y podemos ser muy útiles para la exploración de nuevas posibilidades tecnológicas que han despuntado con esta situación. Artísticamente, ya que producimos nuestro propio trabajo, pienso que estas ‘nuevas formas de entender las artes escénicas’ son un espejismo que pueden alentar una falsa sensación de supervivencia; al igual que aquel que se pierde en el desierto, creyendo encontrar un oasis, acaba gastando su poca energía víctima de la visión que le hace sucumbir bajo sol.


¿Creéis que el sector cultural sale fortalecido a medio plazo? Dado que el público se ha dado cuenta de su importancia durante el confinamiento.

No sé qué pasará en el futuro. Esta situación ha puesto de manifiesto muchas cosas, entre ellas la necesidad de encontrarnos y la necesidad de asistir a eventos culturales en los que la presencia y el encuentro con el otro son su razón de ser. Eso es insustituible. Nuestra trabajo consiste en seguir fortaleciendo la relación con el público de nuestros barrios, de nuestras ciudades, de nuestras comunidades, del resto del país y más allá.

Para ello toda nuestra atención debe estar en generar propuestas artísticamente desafiantes en las que nuestro público pueda mirarse y reconocerse. Esto, claro está, no es fácil y encontrar el equilibrio y la fórmula para conseguirlo, en mi opinión, es un trabajo creativo en sí mismo.



- ¿Cómo ha afectado la pandemia a la sala?

Pues como decía, paralizando su actividad en el espacio físico. Pero algo que hemos echado a andar en el confinamiento es el blog de exlímite donde tanto Gérard Imbert, codirector de Exlímite, yo y demás colaboradores hemos comenzado a compartir impresiones y pensamientos sobre los proyectos realizados o en vías de desarrollo.
Por otro lado, desde el ángulo de La Compañía, el confinamiento me ha permitido avanzar en la investigación de nuestra nueva pieza, CLUSTER, y poder retomar ensayos nada más recuperar la normalidad.


-  ¿Cómo veis la iniciativa "aplaude Madrid" impulsada por el ayuntamiento para ayudar al sector de la cultura?

El plan ‘aplaude Madrid’ nos parece una iniciativa necesaria que va en la línea de las ayudas y prestaciones que se están generando desde todos los organismos y en todos los sectores. Tratar de amortiguar la caída que ha sufrido nuestro sector y que seguirá sufriendo durante al menos un tiempo es fundamental después de sufrir un parón por culpa de la pandemia como el que hemos sufrido. Somos un sector que está en la trayectoria de impacto de cualquier otro tipo de restricción o confinamiento y que ha visto reducida su actividad a prácticamente cero. Por lo tanto, aplaudimos este tipo de iniciativas.

Ahora que comenzamos a ver algo de luz, ¿Qué esperáis de la llamada nueva normalidad?

Esperamos que nos traiga de nuevo ensayos, talleres, encuentros, laboratorios, investigaciones, intensivos, creaciones, colaboraciones y, ojalá que pronto, nuevas muestras donde apodamos acoger al público.



El estado de alarma lo cambió todo de la noche a la mañana. Se tuvieron que cancelar funciones y obras programadas para estos meses. ¿Habéis pensado volver a programar las obras que quedaron pendientes o pensáis en empezar de nuevo con una programación diferente?

No, en absoluto, todos nuestros proyectos pendientes se harán. Algunos ya se han reubicado en 2021 y otros trataremos de hacerlos en otoño.

¿Cómo afrontáis la nueva apertura? ¿Qué protocolos habéis tenido que hacer?, vais a gestionar la reducción de público?

Ahora mismo estamos retomando el trabajo de La Compañía y acogiendo algunos ensayos de proyectos en colaboración. También estamos ocupando el verano con alquileres de compañías que están retomando sus giras y proyectos de cara al otoño.
Los protocolos y recomendaciones pasan por mantener la desinfección del espacio, uso de mascarillas y mantener las distancias. Y luego está el sentido común y la responsabilidad.
Al no ser una sala de programación, no tenemos ninguna prisa en acoger público al menos hasta otoño y en ese caso nos acogeremos a la normativa de distancia que venga dada por los protocolos.



¿Tenéis ya fecha prevista para la reapertura?

De cara al público quizá abramos con la muestra de nuestra nueva obra, "CLUSTER", a finales de septiembre o principios de octubre.

Hay algunas propuestas que han sonado en estos días, como la multifunción o el streaming (pagando), para hacer frente a la obligada ausencia de público. Habéis valorado alguna opción para poder tener una mayor recaudación.

Pensamos que la mezcla de público reducido y streaming pagando podría ser una buena fórmula.

¿Habéis valorado ampliar vuestra propuesta cultural para dar cabida a otras actividades y así cuadrar las cuentas?

Estamos valorando todo tipo de opciones ahora mismo, pero manteniéndonos disponibles para nuestro sector fundamentalmente.




- ¿Cómo veis el teatro en los próximos meses?

Lo vemos complicado, con público reducido, al aire libre y con muchas dificultades en la preparación y ejecución. Pero con una energía y salud intactas.

- ¿Creéis que es posible la vuelta del teatro con las restricciones actuales?

Absolutamente. Es muy posible que yo mismo haga el monólogo de Koltés "La noche justo antes de los bosques", dirigido por Fernando Renjifo que estrenamos en los Veranos de la Villa de hace dos años y luego en Conde Duque. Y sería fabuloso hacerlo con un público muy íntimo y reducido.

- ¿Os ha dado tiempo para pensar en proyectos nuevos o la ilusión está puesta en sostener lo que había antes del encierro?

Curiosamente sí, están llegando nuevas propuestas y nosotros estamos pergeñando nuevas cosas…



Desde aquí sólo nos queda desearles toda la suerte del mundo en este extraño periodo que nos ha tocado vivir a todos. Que la ilusión que transmiten con sus palabras sean el impulso necesario para relanzar la sala con más fuerza aún de la que lo habían hecho en su corto periodo de vida. Estaremos expectantes en los próximos meses para cuando se conozca con exactitud la fecha de inicio. Os seguiremos informando de todos los pasos que vayan dando para que no les perdáis la pista. Muchísimo ánimo y a por todas!!!
----------------------------------------------------------------------------------------

Dirección: Calle Primitiva Gañán 5
Fechas: Reapertura a finales de Septiembre o principios de Octubre.
Entradas: Desde la web del teatro exlimite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid