¿Conoces a Arturo UI?. Sala Mirador

Con motivo de la VII edición de la Muestra de Creación Escénica Surge Madrid en otoño, la compañía AlmaViva Teatro trae hasta la Sala Mirador Conoces a Arturo Ui, basada en la obra de Bertolt Brecht “ La resistible ascensión de Arturo Ui”. Escrita en Finlandia en el año 1941 cuenta el “nacimiento”, auge y subida al poder de Hitler trasladándonos al Chicago mafioso de los años 30.






El grupo AlmaViva Teatro ha realizado una adaptación distinta y singular que respeta el texto original. La metafórica vida de Arturo Ui se desarrolla en Estados Unidos, más concretamente en Chicago. Con las andanzas los trejemanejes y las manipulaciones del Trust para conseguir su objetivo, que no es otro que la conquista del poder al precio que sea.

 

El delincuente cercano y familiar al que los poderes fácticos de entonces no sólo permiten si no que ayudan y apoyan para llegar a ser el “jefe de los mafiosos”. Pero la obra nos hace mirar más allá, no es sólo la historia de unos criminales con un jefe que va creciendo valiéndose de la corrupción, el miedo, la violencia….Si no que aparece tutelado, apoyado y asesorado por las fuerzas vivas del poder para la consecución de sus propios intereses.

El poder económico no es un juguete en manos del delincuente, el poder lo que hace es conseguir sus objetivos sin quedar en evidencia, para eso ya tiene a su “muñeco”, actúa desde la sombra poniendo todo el foco en Arturo que utiliza todos los medios a su alcance para conseguir -no su ascenso a la cima- si no que el auténtico poder lo alcance.

La obra nos muestra de una manera claramente identificable quien está detrás del poder, que intereses tiene y los métodos mediante los que sus objetivos son alcanzados y mantenidos. De una manera sencilla pero cruda y descarnada somos testigos de la frialdad con que se toman decisiones sin tener en cuenta las consecuencias para los demás, para los inocentes, para su día a día e incluso para su propia vida.

 

Evidentemente el papel de Hitler en la obra es fundamental pero se nos presenta como lo que fue una marioneta en manos del capitalismo, que se vio empujado casi sin querer por todos, la burguesía para seguir manteniendo sus privilegios, los trabajadores siendo regados de un nacionalismo que no les haga pensar en sus verdaderas reivindicaciones, mejores condiciones laborales, sueldos dignos…..y para cerrar el triángulo quizás la mayoría “más peligrosa” los equidistantes, los que lo justifican todo y no justifican nada, los que miran para otro lado.

 

Desde el escenario nos transmiten una historia de violencia, corrupción, opresión, intimidación en definitiva una historia de poder. Y en el centro de todo ello un personaje menor, acomplejado, un ser siniestro al que unos temen, otros odian y otros idolatran que nos da “paz” y tranquilidad no a cualquier precio si no a cambio de todo.

Imborrable el momento en que un actor aficionado va a darle unas breves clases de oratoria tomando como texto el discurso de Marco Antonio “Amigos, romanos, compatriotas…”


De una manera diferente, divertida e incluso un poco loca la obra cumple un objetivo que me atrevería a decir era el propio de Brecht, agitarnos en nuestra butaca, sacudir nuestra conciencia y sacarnos de la situación de aparente confort en la que aparentemente estamos tan cómodos. Evidentemente todos sabemos lo que sucedió después, pero lo interesante que nos plantea este montaje es ir un paso más allá. ¿Qué podemos hacer para que la historia no se repita?, ¿Tenemos conciencia de lo que permitimos con nuestros actos o peor con no hacer nada?. Con mirar para otro lado, con ser “equidistantes”. El famoso “todos son iguales”.

No sé si buscado o no pero lo cierto es que no se me ocurre mejor momento que el actual para la representación de esta obra. El pasado siempre vuelve y de nosotros depende que así sea o no. Desgraciadamente todos conocemos a algún Arturo Ui y también a los poderosos que le apoyan, a los que blanquean su discurso de odio e intolerancia. Y ahora más que nunca de nosotros depende no caer en los mismos errores otra vez. No mirar para otro lado, no ser neutrales.



No quiero acabar sin recordar un momento de la obra en que una de las actrices lee los 11 principios de Goebbels (el ministro de propaganda de Hitler) sobre la comunicación interna o más bien la manipulación y el control de las masas. Por simples o sencillos que nos parezcan vemos que están actualmente más vigentes que nunca, la simplificación, la vulgarización, la silenciación, la exageración y en resumen la unanimidad, el pensamiento único. O más bien habría que decir el “único” porque no hay sitio para el pensamiento. 

De la dirección se encarga César Barló que consigue dar su toque personal a una obra bastante compleja de llevar a cabo. Complejidad acrecentada ante un elenco tan numeroso.

En cuanto al reparto imposible destacar a nadie, todos hacen un trabajo coral increíble. Si comentábamos la dificultad de dirigir una obra con un elenco tan numeroso que decir de ellos mismos. Se complementan a la perfección, los diálogos fluidos y rápidos en algunos momentos se van desarrollando con un ritmo perfecto, fruto de horas de ensayo y duro trabajo.




En definitiva una obra imprescindible y de notoria actualidad. Una pena que se haya podido disfrutar durante tan pocos días, algo habitual en este tipo de festivales. Esperemos que pronto vuelva a programarse para ponernos de frente ante una realidad que nos retumba, ante una actualidad que resuena a tiempos pasados. Por último no queremos terminar esta reseña sin nombrar a Bruno Rascäo, autor de las contundentes imágenes que aparecen en este artículoVOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.

--------------------------------------------------------------------

Teatro: Sala Mirador
Dirección: Calle Doctor Fourquet 31.
Fechas: Del 16 al 18 de Octubre. De Jueves a Domingo a 20:00.
Entradas: Desde 12€ en lamirador 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid