Teatro: Loc@s. Reír nos cura. Teatro Infanta Isabel

Después de dos años y medio, Pedro Ruiz vuelve con su espectáculo con más de veinte personajes creados por él. Mucha música y también muchos esperpentos de actualidad crean este show creando un espectáculo divertido y lleno de locuras de nuestros días. Así es como el mismo Pedro Ruiz denomina a su espectáculo, Loc@s. Quiere curar la locura en estos tiempos tan densos. Reír nos cura, así lo afirma. 



Tras estos tiempos de pandemia, en los que continuamos, muchos de nuestros proyectos se quedan congelados, y Pedro se presta al público para que se lo pase bien, se relaje y sienta un espectáculo muy fácil de comprenderTodos tenemos miles de obsesiones y en torno a esto se basa el espectáculo creándolo en excesos que retratan las diferentes partes de la sociedad llevadas al extremo. Cinismo puro y duro intentando que sea lo más divertido posible. Con connotaciones esperpénticas pero sin olvidar el fondo de las cuestiones. Realidad y ficción que se entremezclan para que nos identifiquemos con lo que vemos, mientras nos distancia lo suficiente de los personajes para que no nos sintamos "agredidos". Un espectáculo que "quiere curarnos y curarse de estos pesados tiempos".


Pedro Ruíz ha sido durante décadas un referente de nuestra comedia, y en este espectáculo parece querer reflexionar sobre lo que ha vivido, sobre la actualidad, desde ese humor irónico e inteligente que siempre le ha caracterizado. Él mismo define este nuevo espectáculo, en el que reconoce que ha "estudiado el ánimo de la sociedad tras el duro tiempo de pandemia que hemos vivido, consideré, en otros muchos proyectos, que el momento se presta a que el público se lo pase bien, se relaje, se divierta, y se siente ante un espectáculo cercano y de fácil comprensión. Partiendo de la base de que son innumerables las obsesiones que padecemos todos, he escrito un retablo de obsesiones y excesos que retratan partes de la sociedad, por que podríamos llamar el método del riego por aspersión".


Son más de una veintena de interpretaciones, que no parodias como especifica el propio autor, de personajes inventados por él mismo, a excepción de tres tributos a maestros de la talla de Fernando Fernán Gómez, José Luis López Vázquez y Luis Escobar. Utiliza a estas tres personalidades tan conocidas por su peculiar manera de hablar, por su universalidad, para que todos tengamos el referente de inmediato, y "apoyándose" en ellos desarrolla escenas relacionadas con tres temas de actualidad. 

El resto de las interpretaciones son personajes creados para cada situación, obsesivos y disparatados arquetipos que todos reconoceremos desde el primer momento, y con los que empatizaremos desde el cinismo con que Ruíz lo reviste todo. En estos personajes tendremos trazas de esperpento, teatro del absurdo y comedia de la más delirante, pero siempre sin olvidar las cuestiones importantes, que sobrevuelan todo el espectáculo. Incluye también cinco canciones cantadas. Son monólogos, aunque él nunca se define como monologuista si no como artista


Buscando así hacer reír y divertir al público. Anima al público que acuda al teatro, de hecho, el show comienza con un gran aplauso a todos los asistentes. Se aleja de la política, mucho más que en sus anteriores intervenciones. Incluye también a Sara Montiel a quien dirigió en su último espectáculo de la artista. Realiza una crítica a todo lo que son redes sociales o cómo él lo llama la dictadura digital, porque según él, se pierde la libertad de cada uno para que se sepa todo de cada uno. Sigue abogando que escribe a mano, que no tiene ordenador ni teléfono inteligente. Con esta obra, Pedro Ruiz se divierte y busca la diversión de los espectadores. Vestido de Napoleón comienza el espectáculo y la razón es porque cuando era pequeño decían que los locos se creían Napoleón. Un recorrido por una vida marcada por la comedia y la interpretación.


Pedro Ruíz siempre ha sido una persona que ha dicho las cosas como las pensaba, nunca ha tenido pelos en la lengua. Si a esto sumamos su inteligencia para el humor, esto da como resultado una visión de nuestra sociedad terriblemente acertada, lo cual puede llegar a ruborizarnos al ver cómo somos. Una comedia al más puro estilo que ha llevado al actor a ser referente durante tantos años, con esa mirada siempre comprometida y con el sarcasmo necesario para remover conciencias. VOLVAMOS AL TEATRO. LA CULTURA ES SEGURA.
--------------------------------------------------------------------------------------

Teatro: Teatro Infanta Isabel
Dirección: Calle Barquillo 24.
Fechas: Del 3 al 18 de Octubre. De Martes a Sábados a 20:00. Domingos y Lunes 12, a las 19:00.  
Entradas: Desde 20€ en teatroinfantaisabel

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid