Teatro: Here comes your man. Teatros Luchana.

HERE COMES YOUR MAN There is a wait so long You never wait so long Here comes your man A golpe de este gran tema de los Pixies, nos sacude el alma "Here comes your man". O como diríamos en suelo patrio, “Aquí viene tu hombre”. 



Llega tu hombre en un fin de semana de convivencias, de confidencias, donde antiguos alumnos de un colegio religioso, como Dios manda, se reúnen para celebrar la jubilación de su mentor, años ha. Dos alumnos que no eran precisamente amigos en su infancia, comparten habitación, comparten pasado, presente, y lo que les pueda deparar este largo e intenso fin de semana. La habitación del hotel en obras, como sus vidas. Morales y Torres, Torres y Morales, Dos caras de la moneda, dos caminos y un mismo lugar



Dos . Todo dos. Dos bombillas, dos camas, dos antiguos alumnos, y una red. Parece que nos quieren atrapar desde el minuto cero. Y vaya si lo consiguen. Nos atrapan. Nos dejamos atrapar. Caemos en la red. Morales, el actor, el rarito, el afeminado, al que no le dejaban jugar al fútbol, el sensible en un mundo de machos alfa. De chicos. El que sufre, el que calla. 




Y Torres, el vacilón, el brazo derecho del macho alfa, siempre a su sombra. Bailándole el agua. El que ríe. El que también calla. “Putos actores”. Y va transcurriendo la historia, los recuerdos. Aparecen las miserias, la falsedad, el miedo, el odio, la sumisión, la vergüenza, la familia, los sueños, los silencios, las mentiras, las tramas


Dramatismo in crescendo, cogiendo ritmo, tomando forma. Embelesados nosotros. Ya no somos espectadores, somos alumnos del colegio. Estamos allí, con ellos en clase, en el patio donde no le dejaban jugar al fútbol, donde el marica raro recibía día si y día también insultos, vejaciones, humillaciones. Y cuando sale a la luz… más oscuridad. Más miedo. Más vergüenza, desconfianza.



Pesadillas, bofetadas, empujones, puñetazos, insultos. La ceguera del resto. El mirar hacia otro lado. Las etiquetas. El miedo a descubrir la verdad. Esa que todos llevamos dentro. La venganza, fría , más agradable. Se saborea más. Todo muy abstracto, es cierto, pero no quiero profundizar más en la trama, que la hay, y es de las buenas. De las que no te dejan ni un minuto de relajación, de las que te atrapan desde ya y no te sueltan. Y te hacen reflexionar, pensar sobre la gran farsa social en la que vivimos, en las redes sociales en las que nos movemos, donde todo es verdad y mentira, donde la apariencia vende y la reflexión no


Dejemos la trama para que la descubran, para que les seduzca y atrape. “Yo no hice nada. Por eso mismo, porque no hiciste nada”. Y en esta marabunta de emociones, dos actores. Sergi Cervera, Torres, y Marc Ribera, Morales. Dos grandes actores, que nos transmiten complicidad, agilidad en escena, complementariedad entre ellos. Dos actores que nos transmiten verdad. De las buenas. Sostienen la obra en todo momento, intentando dar un sentido a sus vidas, luchar por lo que realmente quieren ser. Por lo que no han sido y por lo que los demás no esperan de ellos. Una gran presencia en el escenario, en esa habitación cutre, fría, oscura, que va aumentando con la intensidad de la obra, con todo lo que nos cuentan. Gracias. 



Temas duros para una época dura. La vida misma. Historias de represión en una moral frágil, de cristal. Puertas que se abren, a medias, del todo. Que ya no se cerrarán. Jordi Cadellans y Raül Tortosa dirigen con maestría a Torres y a Morales, mejor que los maestros que no tuvieron, que miraron para otro lado, que justificaron lo injustificable. Consiguen sacar lo mejor de Cervera y Ribera, lo más profundo y auténtico, lo duro, lo que nos hace llorar, vomitar, sangrar. Con una iluminación y una escenografía que acompaña el devenir del montaje, el hilo que se va enredando, como la red que ya nos atrapóUna gran selección musical nos sitúa en esos años, malditos, crueles y añorados. 


 


Dos actores que se desnudan en el escenario, que nos ofrecen todo, sus cuerpos, sus almas. Vengan a descubrirlo. Desnúdense también. Aquí viene tu hombre, aquí llega. Vengan a su encuentro. No les defraudará. Vengan a teatro. Viva la cultura. Seguro y segura.

--------------------------------------------------------------------

Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38.
Fechas: Del 18 de Marzo al 25 de Abril. En Marzo Jueves y Viernes a las 20:00. En Abril Sábados y Domingo a las 19:30.
Entradas: Desde 12€ en TeatrosLuchana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid