EL MUERTO DISIMULADO

En esta época gris de Kabules disfrazados o no, de machismo exacerbado, de sinsentido general y de género, el corral de Cervantes nos refresca en una tarde calurosa, ofreciéndonos un rayo de luz entre tanto disparate. A golpe de pandereta y pasos de claqué, esta producción de Teatro a Bocajarro nos alegra una de las penúltimas tardes de este verano tan dispar y distinto. 



La obra, de Doña Ángela de Acevedo, representada por primera vez en nuestra piel de toro, nos traslada a esas épocas de honor, de enredos, de palabras, de orgullos y mentiras; la historia tampoco ha cambiado tanto. Jacinta pierde a su amado Clarindo. Y claro, ella se mantiene fiel a su amor y no quiere saber nada de hombres. Un amigo de Clarindo, Don Álvaro, aprovechando la coyuntura, le pide la mano. A Jacinta esto no le huele muy bien, ya que sospecha que este individuo asesinó a su amado. En estas , aparece Lisarda, hermana de Clarindo, que decide ir a la corte lisboeta a averiguar quién mató a su hermano, y para ello se disfraza de hombre, y aparece también Papagayo, y Dorotea, y Don Rodrigo… esto ya descúbranlo en el corral. 


Doña Ángela de Acevedo, portuguesa, escritora y dama de Isabel de Borbón, vivió gran parte de su vida en Madrid, donde tras enviudar, se retiró a un convento benedictino. Escribió sus obras en castellano, algo habitual en la época, aunque solía localizar sus obras en su tierra natal. Es una de las seis autoras que publicó sus obras en el siglo de Oro español, donde sólo se publicaron diez obras escritas por mujeres. Dato relevante, ¿no creen?. “La voz femenina estaba silenciada y borrada”. 


En esta comedia de capa y espada, se tocan, se debaten, se pelean temas trascendentales y relevantes para la época, como el travestismo de sus personajes, la homosexualidad latente, presente y ausente, la palabra de la mujer y el nombre, a modo de espejo, la ambigüedad, presente en toda la obra, y la capacidad de elección o no de aquella época, donde “se dejaba elegir esposo”, pero no la acción, ya que “o Jacinta se ha de casar, o Jacinta ha de morir”. 




Y en esta coctelera emocional, teñida de juego, de musicalidad y de complicidad con el público, Laura Gamo y Nacho León adaptan y dirigen este montaje de una manera tierna, reivindicativa y deliciosa. La cuarta pared como un elemento más del corral, la necedad masculina que no nos deja avanzar (la necesidad del hombre blandengue), menciones continuas a otras escritoras, a otras visiones, tan de verdad, tan complicadas de instaurar. 



Con un movimiento escénico maravilloso, ágil, fresco, dinámico, contemporáneo, el elenco nos seduce desde antes de empezar, con sus canciones, bailes y con esa complicidad entre ellos y ellas y entre nosotros y nosotras. Montse Simón (en el papel de Jacinta), María Herrero (como Dorotea), Lidia Guillem (interpretando a Lisarda), Víctor Antona (dando vida a Don Rodrigo y a Papagayo), Manuel de la Flor (como Don Álvaro) y Rodrigo Casillas (en los papeles de Clarindo y de Alberto) reivindican el valor de la mujer, de su palabra, de su visión, de sus deseos y anhelos. De su autenticidad. Y nos lo muestran desde dentro, desde la verdad, con una naturalidad y delicadeza especial, sin manuales ni pertenencias. Con libertad y sentido común. 



Apoyados por una iluminación azulada y acertada de Pilar Valdevira, la escenografía maravillosa por su sencillez y versatilidad, así como el vestuario de Nuria Jiménez y una deliciosa dirección musical de Benigno Moreno, este coro barroco nos invita a comediar. Estos personajes, a los que es difícil no cogerles cariño, se disfrazan de autenticidad en este enredo repleto de valores, de sensaciones y de dudas. Si el teatro nos ayuda a reflexionar, bienvenido sea. Con un carpe diem vital de nuestra autora y nuestra compañía, salimos del corral con una sonrisa en los labios y una mirada distinta. 


Y no nos queda nada más que agradecer a Doña Ángela por sus versos y su lucha. Pásense por el corral. Disfruten de la función. Y sobre todo, déjense seducir por la palabra. Por la suya. Por las de muchas. Palabra de mujer. Vengan al teatro. Vivan la cultura. Seguro y segura.
--------------------------------------------------------------------------------------

Teatro: Corral de Cervantes
Dirección: Parque Madrid Río, Palacio de Cristal, frente al Paseo de la Chopera.
Fechas: Del 24 al 28 de Agosto. De Martes a Sábado a las 19:00.
Entradas: Desde 11€ en CorralCervantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid