Teatro: Un musical barroco en el Corral de Cervantes



Tras un verano intenso se despide de nosotros El Corral de Cervantes, uno de los acontecimientos más interesantes que nos ha dado esta época estival. Tal ha sido el éxito de esta iniciativa que han prorrogado durante dos semanas y pondrán fin a esta exitosa temporada en domingo 16, así que para todos aquellos que aún no habéis disfrutado de este lugar tan singular, aún estáis a tiempo...


El Corral de Cervantes nos vuelve a sorprender con una comedia autoría de Proyecto Barroco y María Herrero, para voces y piano a cuatro manos a partir de textos de Lope, Jorge Manrique y Shakespeare, un respetuoso homenaje a los autores clásicos pero más aún a los actores y juglares de nuestra historia teatral, que quizá nunca fueron ni serán reconocidos ni de los que jamás sabremos sus nombres.




María Herrero, pianista, compositora y pedagoga, nos presenta una comedia carismática y original, en la que un gran elenco compacta a la perfección con una propuesta que danza entre el humor mudo, la sonoridad y el gesto. Nos invita a navegar en un mar de anhelos y sensaciones ya vividas, de miedos individuales y colectivos. Herrero ha sabido conectar sabiamente una propuesta tan gestual como armónica. En la que piano y voz se funden para acompañar a la palabra y a una hermosa selección de textos clásicos.


A finales del siglo XVII, una compañía de cómicos itinerante muere al despeñarse su carro, y nos mostrarán lo que era habitual en la época, los cómicos serían enterrados fuera del campo santo, viéndose obligados así a instalarse en un espacio tiempo indeterminado. Después de cuatrocientos años de tránsito hacia la eternidad, esta compañía se presenta ante el público, volviendo a vivir las sensaciones que les eran propias cuando estaban vivos, recordarán y anhelarán el pasado. Vivencias cada vez son más vagas, por el propio pasar del tiempo. Una convivencia construida a base de rutina, en la que la palabra, la música y la danza se adueñan y son protagonistas durante la función.



Un elenco de cómicos, convertidos en almas en pena, con una estética visualmente impactante y del todo desconcertante, en la que ellos mismos son presos de un destino no deseado. El escenario se tiñe de blanco, para hablarnos del paso a la muerte desde la vida. Un viaje que recorreremos con los mismos miedos e incertidumbre que estas divertidas "almas en pena". El devenir de estos personajes en busca de su destino vendrá marcado por la música y el gesto, en un maravilloso ejercicio de coreografía y elenco.



María Herrero en voz y piano, junto a Gloria Lamadrid al piano, ha elegido a un elenco a la altura de la propuesta. Ocho actores con fuerza y recursos escénicos de alto nivel, como son Esther Acevedo, Víctor Antona, Ana Crouseilles, Arantxa Garrástazul, Eduardo Gutierrez, Aitor de Kintana, Ana Paradinas y Amaranta Ruiz. Todos ellos darán rienda suelta a sus pasiones ocultas, sus deseos, las mentiras y miedos del pasado. De algún modo, cada personajes sabrá reconciliarse con él mismo y con el otro, donde llegará un momento en el que desde la individualidad sabrán respetar y entender al otro para así, poder dar el paso.

La única cosa que les mantiene conectados con el otro mundo será una trampilla de metal por la que algunos no tendrán duda en querer asomarse y ver qué sucede, y conocer qué cambios están por llegar, otros en cambio temen lo que se pueda esconder detrás. Trampilla limitante, que lleva a la vida eterna.



Un excelente trabajo de iluminación de Pilar Valdelvira marca los distintos ambientes que marcan la obra. La escena queda marcada, debido a su sencillez, por la iluminación y el transgresor trabajo de vestuario de la mano de Karmen Abarca y Matías Zanotti. Un trabajo que pone el barroquismo del que habla la obra, con unas vestimentas a cual más divertida y extravagante, formando en cada uno de los personajes un elemento singular que le aporta una dosis de su identidad.


La diversión está asegurada con este grupo de elocuentes personajes que deambulan por la eternidad en busca de su destino. Una función inquietante, déjense llevar y podrán disfrutar de una de las propuestas más innovadoras en la esfera teatral madrileña. Un punto y final a esta temporada del Corral de Cervantes, en el que hemos podido ver todo tipo de adaptaciones de textos clásicos. Esperemos que el próximo año vuelvan a deleitarnos con una nueva remesa de clásicos actuales.
-------------------------------------------------------------------------------
Un musical barroco
Dirección: Calle Claudio Moyano
Fechas: 8 de julio a 7 septiembre.
Entradas:  Desde 6€ en Corral de Fiesta Corral de Cervantes. Fiesta Corral de Cervantes prorrogada hasta el 16 de Septiembre..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid