Odios Sordos


Les vamos a hablar de una de las obras más innovadoras, necesarias y recomendable, que personalmente he visto en el último tiempo.
La pasada semana el presidente de la Asociación de Memoria Histórica era galardonado con un premio de reconocimiento a su labor por devolver el nombre, la identidad y la dignidad a cientos de desaparecidos que, al fin, han podido ser devueltos a sus familias y tal y como él mismo expresaba este premio era por tanto para todas las personas voluntarias y familiares que han ayudado a exhumar decenas de fosas comunes, a dar respuestas y documentos a miles de familias y fomentar el reconocimiento institucional a las víctimas de la represión franquista.
El 20 de noviembre, cuarenta y tres años después de la muerte del dictador nosotros nos sentamos en las butacas de los Teatros Luchana para ver una propuesta, de lo mas inesperada, inusual y arriesgada. Nunca hubiéramos pensado que desde el humor se pudiera tratar con tantísimo respeto a las víctimas de la represión franquista y se pusiese sobre las tablas un tema tan serio como es la dignificación, los derechos humanos y la necesidad de memoria. Por mucho que nos lo contasen en la sinopsis, no podíamos imaginar lo que vimos en escena.
Conocíamos y habíamos asistido a teatro por la memoria, al teatro por la identidad que cuenta la dura realidad que muchos padecieron, conocíamos a Payasos por la identidad ó el propio Fermín Cabal director de esta puesta en escena nos maravillaba con “Tejas Verdes” una historia que versaba sobre la memoria histórica chilena, pero nunca vimos nada igualable a lo que les vamos a contar a continuación.
Melania Sebastián nos propone un texto respetuoso, que según sus palabras escribe por el nexo de varios sucesos, a la lectura de un relato ruso en el que un hombre sale a la calle a comprar un regalo para su mujer y se encuentra con la posibilidad de comprar el cadáver de Lenin se unió tiempo después el anuncio en el que Pedro Sánchez se decidía con cuarenta años de retraso a exhumar los restos del dictador. Melania decidió unir estas piezas, junto a la sensibilidad memorialista por parte de la dramaturga y surgió esta maravilla.
Es este un texto, que supone un llamamiento al entendimiento, pero sobre todo a no olvidar el pasado y a reconocer como es posible que aún hoy haya más de cien mil personas en cunetas, no solo eso, es también un alegato a la libertad de expresión y a la libertad artística y todo lo han conseguido en clave de comedia. La mirada hacia un pasado reciente junto a la actualidad más candente, debates que están en la calle y en el Congreso de los diputados, se dan cita aquí. 
Kukumarro Producciones no podía haber elegido mejor dirección acompañándose del conocido autor y director Fermín Cabal con una larga trayectoria a sus espaldas en cine, teatro y televisión que dirige esta puesta en escena del modo de aquel, que conoce el teatro, la técnica, las reglas pero también la emoción que lleva consigo un tema histórico de tal magnitud, ha sabido exponerse de un modo denodado y sobresaliente, porque nos ha sabido transmitir de un modo ágil, mediante una comedia ácida el respeto a un pasado cercano y han sabido conformar un sabio homenaje a todas las personas que aún hoy siguen buscando a sus familiares. Inteligencia, técnica y experiencia parecen haber sido agitados en una coctelera.
Y todo esto mediante el humor  mas irreverente y la reflexión. Se lo contamos.
La obra nos cuenta como un veinte de noviembre de 1975, Blas Revuelta fallece en el Hospital de la Paz de Madrid y su cuerpo es sustraído por la Brigada Político-Social para sustituir al del Generalísimo Franco, seriamente deteriorado, en el velatorio público. La familia nunca ha recuperado el cadáver y tiene buenos motivos para sospechar que ha sido enterrado en el Valle de los Caídos. Tres de junio de 2018. Los nietos de Blas Revuelta escuchan al Presidente Pedro Sánchez anunciando que el nuevo gobierno socialista considera prioritario exhumar los restos del Dictador y se preguntan si no habrá llegado el momento de rescatar el cadáver de su abuelo.
Gloria Villalba, Chema de Miguel e Isabel Torrevejano componen un elenco de excepción que encarnará a unos descendientes que buscan el cuerpo de su antepasado, entre discusiones y enredos familiares de un modo natural y meritorio.
Gloria Villalba será el foco en multitud de situaciones por su vis cómica y distintivo carisma y presencia escénica, la actriz se pondrá en la piel de Adela una mujer honesta y con fuertes principios con una relación cómplice y cercana con su hermano Pruden interpretado por Chema de Miguel un hombre enemigo de discusiones que intermediará entre su hermana y su mujer, generando un equilibrio oportuno a lo largo de la función entre las risas y la reflexión. Marga, mujer de Pruden, interpretada por Isabel Torrevejano será el personaje sin duda con mas fuerza y que  menos simpatías despertará en el público, destreza por parte de la actriz que irá creciendo a lo largo de la función entre el interés, la envidia solapada y quizá la falta de valores, que de un modo excepcional nos transmite Torrevejano, unido a los diálogos desternillantes por parte de los tres actores.
Proyecciones en vídeo absolutamente afortunadas y bien engranadas que no les dejarán indiferentes, formarán parte de esta propuesta con muchas mas sorpresas, que nos permitirán que no les desvelemos, porque indudablemente queremos que las descubran ustedes mismos.
Una de las sorpresa viene de la mano de un trabajo superlativo de Amador Rehak que solo les decimos que les dejará con la boca abierta, el trabajo de escenografía nos sitúa en el salón de una acogedora casa, junto a un efectivo diseño de luces trabajo de Juanjo Hernández. El vestuario entre natural en ocasiones y cómico otras tantas completarán una función excepcional.
Permítanme confesarles, yo soy una de esas personas a las que no les gusta bromear con la política, ni mucho menos con un tema como es la memoria histórica. Les diré, que me he reído muchísimo, pero más aún que admiro la valentía de un trabajo tan plausible y respetuoso por parte de todo el equipo.
Una obra que tendrá seguro, una segunda parte porque la lucha aún no ha terminado.
Una obra necesaria en tiempos de desmemoria. Yo volveré, porque por suerte la prorrogan. No se la pueden perder.

Odios Sordos
Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38.
Fechas:  06/12 – 19:30 | 08/12 – 19:45 | 27/12 – 20:00.
Entradas: Desde 14€ en teatrosluchanaatrapalo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid