Teatro: Un país sin descubrir de cuyos confines no regresa ningún viajero. Teatro de la Abadía.

¿Quién creéis que ha hecho avanzar más el mundo los egoístas o los generosos? Así comienza Un país sin descubrir de cuyos confines no regresa ningún viajero, un proyecto que podríamos decir tiene su origen en el fallecimiento de Josep Pujol catedrático de Historia económica víctima de un cáncer de pulmón.

 


El texto es el resultado de las transcripciones de las conversaciones que padre e hija mantuvieron durante el tiempo que aquel recibía el tratamiento de quimioterapia. 180 páginas de material que, después de ser leídas y releídas tuvieron como resultado la obra sobre la que gira todo. Una profunda reflexión sobre la vida, como la afrontamos, que dejamos a nuestro paso, y una guía de como afrontar un viaje a ese “país” que en pocas ocasiones sabemos cuando va a tener lugar.

La obra no sólo es un canto a la vida y como vivirla, las conversaciones sobre lo que hemos hecho y lo que no, como será todo el día siguiente….da paso a una honda reflexión. Con una gran dosis de humor no sólo necesaria sino imprescindible en la vida, en todo momento pero sobre todo en los perores.



Tanto Pep Cruz dando vida a Josep Pujol como la propia hija de este último Alba se dirigen directamente al público. Vuelven a revivir esas conversaciones dando lugar a una clase magistral de vida, de amor, de optimismo, de felicidad y una enseñanza de enfrentarnos a nuestro irremediable destino con toda la dignidad del mundo.

A lo largo de las conversaciones van apareciendo los personajes más dispares Sartre, Shakespeare, Gil de Biedma, Peter Handke, incluso los hermanos Coen. Desde luego no se pueden tener mejores compañeros de viaje.



Podríamos decir que Josep Pujol fue un “privilegiado”, tuvo a su alcance algo que la mayoría de la gente no tiene el tiempo suficiente para despedirse de sus seres queridos, de sus amigos, en definitiva de la vida. Pero lo más importante no es sólo esto, lo fundamental fue que lo aprovechó. Tuvo la energía, el optimismo y la valentía para enfrentarse a es viaje con lucidez y buen humor. Durante la obra uno se imagina como debieron ser esas conversaciones, un pensamiento desnudo sin límites, existencialismo y una emotividad a flor de piel. Todo ello regado con dosis de humor (negro en algunos casos) que ayudan a quitar tensión a una situación aún así dramática.



La escenografía es sencilla, la historia no necesita mucho más. Una mesa, un ordenador y una pantalla donde van apareciendo palabras, imágenes, fotografías, preguntas, videos…. La sencillez del montaje centra toda nuestra atención en lo que nos ofrecen los actores, una propuesta muy del gusto de Aléx Rígola, que libera el espacio escénico para abstraernos de lo superfluo y dar todo el protagonismo a los actores y el texto.


Álex Rigola es el autor y director de "Un país sin descubrir de cuyos confines no regresa ningún viajero". Actor y director nacido en Barcelona en 1969, es uno de los dramaturgos más innovadores del siglo XXI. Entre 2003 y 2011 fue director del Teatro Lliure, entre 2010 y 2016 dirigió la sección de teatro de la Biennale di Venezia y durante los años 2017 y 2018 también fue codirector de los Teatros del Canal. Entre sus producciones cabe destacar "Largo viaje hacia la noche", "El policía de las ratas", "El público" o la reciente versión de "La gaviota" que pudimos disfrutar en este mismo teatro a comienzos de esta temporada.

Según explicaba recientemente “Me propusieron hacer un espectáculo sobre la muerte y nos ha salido un espectáculo sobre el individualismo, el neoliberalismo, la familia, lo inmaterial, la humanidad, lo grupal, el existencialismo, la supervivencia, la amistad, el amor... Nos ha salido un espectáculo sobre la vida”.

 

Pep Cruz ofrece una interpretación llena de calma, seguridad y con una emotividad que nos invade desde la primera frase. Por su parte Alba Pujol acompaña a “su padre” durante toda la obra, tienen la oportunidad de volver a recordar, volver a hablar con su padre una vez más.

 


En definitiva una propuesta original y sorprendente, el hecho de enfrentarnos a nuestro miedo a la muerte, a lo desconocido desde la serenidad y la tranquilidad. No desde el desconocimiento sino desde la calma y la reflexión. VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CUTURA ES SEGURA. 


----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Teatro: Teatro Abadía
Dirección: Calle Fernández de los Ríos 42.
Fechas: Del 12 al 6 de Diciembre. De Martes a Sábado 20:30. Domingos a las 19:30
Entradas: Desde 9€ en TeatroAbadia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid