Teatro: Lope en femenino. Corral de Cervantes

La visión femenina de los grandes clásicos del siglo de Oro es una de las experiencias más interesantes que podemos sopesar, si queremos profundizar más allá de lo que es el interés propio de cada obra. En esta ocasión, tenemos la oportunidad de acercarnos a la obra de Lope de Vega desde el prisma de sus personajes femeninos. Toda una experiencia que nos hará conocer particularidades que nos pueden pasar desapercibidas en la visión "tradicional" de las obras. 



Esta obra se enmarca dentro del II Concurso ArganzuelOROs, una de las iniciativas más interesantes dentro de la poblada programación del Corral de Cervantes. Este concurso está inspirado en el Almagro Off del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro (FITCA). Como podemos leer en la web del Corral, "en este certamen participan compañías nacionales e internacionales, y el ganador será decidido por un jurado independiente". En esta edición del concurso se han programado, además de la obra que nos ocupa, "La vida es sueño" (Domingo 25 de Julio) y "Año nuevo, ya es la hora" (Domingo 1 de Agosto). En las próximas semanas podremos ver "La súper estrella de Sevilla" (Domingo 22 de Agosto) y "Marcela, la hija del poeta" (Domingo 29 de Agosto).


Esta producción de la compañía Lope en femenino se pudo ver con anterioridad en la Casa Museo Lope de Vega y  en el Off Latina. Antonio Travieso ("Hamlet está dormido", "Sedimentos", "La trilogía de la memoria") se encarga de la dramaturgia y la dirección de esta pieza teatral en formato cabaret que nos muestra el lado femenino de la obra de Lope de Vega y el carácter festivo del teatro del siglo de Oro. La obra se despoja de la pomposidad que suele adornar a todo este tipo de montajes, el montaje se nos muestra "desnudo", despojándolo de cualquier artificio. El autor intenta de este modo potenciar el poder de la palabra y la elocuencia de su código verbal.


"Lope en femenino" se convierte en un viaje a lo largo de la extensa obra del autor, diseccionando algunas escenas de clásicos como "Los locos de Valencia" (obra de la que podemos ver una versión estos días en el Corral de Cervantes), "La viuda valenciana", "El Caballero de Olmedo", "El Rufián Castrucho" o "Fuenteovejuna", e incluyendo algunos sonetos oníricos. El montaje nos habla de los personajes femeninos de las distintas obas y la dimensión que adquieren dentro de la obra de Lope. Es muy interesante como la pieza consigue resaltar la lucha de la figura discriminada de la mujer, algo que por desgracia seguimos arrastrando en nuestros días. La figura de la mujer como elemento fundamental de la obra, la importancia de estos personajes en el teatro del siglo de Oro y por extensión en la sociedad de aquella época. Muchos de los aspectos que definen a estas mujeres son claves para conocer la dimensión de la figura femenina en la obra del autor, papeles siempre al servicio del hombre, con un carácter secundario, de servidumbre, muy vinculado con las relaciones amorosas y poco con los entornos del poder. 



Esta original visión de la obra de Lope nos presenta un ramillete de escenas enlazadas entre si con destreza, mostradas con un ritmo trepidante, que nos golpea sin tiempo para la reacción, dejándonos desconcertados por momentos. Esta "gamberrada barroca" es, en palabras de los propios responsables del montaje, "digna de la temperatura de los textos de comedia y drama de Lope de Vega". La agilidad con la que las actrices se desenvuelven por los textos del autor nos abruma, nos sitúa en lugares que nunca habíamos apreciado en las obras, nos coloca frente al carácter femenino de obras en las que nunca nos habríamos fijado en sus mujeres. Con esta interesante vuelta de tuerca a los clásicos de Lope, "tratamos de operar y deconstruir su teatro, alterando escenas e intercambiando personajes, tratando de realizarlo con precisión y lógica matemáticas, como bien Lope hacía: ponía la literatura al servicio de la representación".


El elenco formado por Eva LópezMarina Cantos y Iris Arisa nos transporta al mundo del siglo de Oro con naturalidad y frescura, con una destreza descomunal a la hora de saltar entre las distintas escenas. Las tres muestran un dominio de la expresión corporal imponente, que les ayuda a la hora de crear en cada escena un nuevo lienzo en el que sus cuerpos forman parte esencial de la narración. Si a esto le añadimos una soltura impecable con el texto, estamos ante un espectáculo abrumador. Tres actrices que se adueñan de la escena, que se transforman ante nosotros en los distintos personajes, que se empoderan para transmitirnos todo aquello que los personajes femeninos de Lope sienten.


Iris Arisa da vida a lo largo de la función a Inés, Laurencia, Castrucho, Leonarda, Fabia, el propio Lope y a Leonato. Arisa es pura energía y plasticidad. Su capacidad para cambiar de registro es precisa, su dominio del cuerpo abrumador. Nos regala momentos realmente bellos, además de desprender una energía que inunda la escena. Junto a ella tendremos de inicio en escena a Marina Cantos, que a lo largo del montaje interpreta a Fedra, Luciana, Leonarda, Teodora y Laurencia. Más comedida que su compañera en lo físico, su capacidad para recitar los textos de Lope son prodigiosos. Se mueve en un abanico de registros más limitado que sus compañeras, pero eso le ayuda a tener mayor contundencia en las interpretaciones. Y de la platea veremos salir a Eva López, que comienza la función como una espectadora más, para meterse luego en la piel de Laida, Luciana, Leonarda, Teodora y Laurencia. Eva consigue una cantidad de registros en cada uno de sus personajes que parece que estamos viendo actrices distintas. Las tres aportan cosas distintas y forman un elenco que hace de la función un crisol de momentos brillantes, divertidos y muy subversivos. 



Estas grandes interpretaciones vienen sazonadas por dos piezas musicales que nos aligeran el contundente contenido del montaje. La versión de "La mala reputación" de Paco Ibañez y la canción popular "Un sarao de la Chacona de Aranés" son las piezas que sirven para introducir sendas escenas de la obra. Con una escenografía muy sencilla (lo importante es la palabra y la interpretación) diseñada por el propio Antonio Travieso, las actrices se apoyan en determinados elementos, más de atrezzo que de escenografía propiamente dicho, para encajar cada una de las escenas. La iluminación de Miriam Lisón, como ocurre en la mayoría de los montajes del Corral, no tiene la importancia que adquiere en otros espacios. El vestuario, diseñado por la propia compañía Lope en Femenino, sigue la línea compositiva de todo el montaje, basándose en la sencillez para dejar que sean las actrices las que adquieran todo el protagonismo.


En definitiva, estamos ante un interesante montaje, que nos hará observar las obras de Lope de Vega desde una nueva perspectiva. Porque en estos tiempos que corren es más necesario que nunca echar la vista atrás para ver de donde venimos, para ver lo que hemos evolucionado, para ver hacia donde debemos dirigirnos. Quiero destacar el trabajo de las tres actrices, impecables en todo momento. VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.

---------------------------------------------------------------------------------------------

Teatro: Corral de Cervantes
Dirección: Parque Madrid Río, Palacio de Cristal, frente al Paseo de la Chopera.
Fechas: 8 de Agosto. Domingo a las 19:00.
Entradas: Desde 11€ en corralcervantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid