Teatro: Madrid 24H. Teatro Lara

La vida en la gran ciudad es un caos, transcurre a una velocidad tan alta que en la mayoría de las veces no nos deja disfrutar de las cosas como quisiéramos. Pero es en ese mismo lugar donde al doblar cada esquina puedes encontrar una nueva aventura, un nuevo inicio, un abanico de posibilidades que pasan velozmente a tu lado a cada instante. Esa vorágine desmedida es la que nos enseñarán los protagonistas de esta historia, cuatro personajes que se cruzan en la agitada vida madrileña para reconducir sus vidas, para ayudarse a frenar, reflexionar sobre lo que son y lo que en realidad quieren ser.




Historias cotidianas de cuatro personajes que deambulan por la gran ciudad. Tras el éxito de "Barcelona 24h", estrenada el pasado mes de Octubre en la ciudad Condal, llega esta versión adaptada a la ciudad de Madrid, en la que nos encontraremos con escenas familiares, con personajes que podríamos ser nosotros mismos, con situaciones de las que nos podemos encontrar al doblar cualquier esquina de la ciudad. Con todos los ingredientes para sorprender a los amantes del género musical, esta fresca comedia de pequeño formato es una de las apuestas seguras para refrescarnos en estos calurosos días de verano. Un "homenaje a lo cotidiano" que nos mostrará la vida de cuatro personas que intentan vivir al ritmo que les impone la ciudad, aunque siempre se vean sobrepasados y no sepan como cambiar.



Pau Barbará, autor de la obra, nos presenta una ingeniosa comedia formada por cuatro pequeñas realidades que se van entrelazando para dar una visión global de la vida en la ciudad. Tras el éxito de su versión barcelonesa, aterriza en Madrid con continuos guiños a la ciudad, para que los espectadores se vean reflejados en esos personajes estresados por el ritmo vertiginoso que impone la ciudad. Saltaremos del barrio de Salamanca a Lavapiés, recorreremos las calles de la ciudad entre canciones y noches de fiesta en el Ochoymedio. Y todo en torno a un peculiar local 24 horas, esos que inundan la ciudad y que tantas veces nos han servido a horas intempestivas. 


Para esta vertiginosa comedia, Pau Barbará se ha rodeado de auténticos expertos en el género musical. Marc Flynn ("Anastasia", "La vida en pedazos", "El despertar de la primavera", "Aquests cinc anys") se encarga de la dirección, mientras de Dídac Flores ("El Rey León", "Muerte en el Nilo", "Lo tuyo y lo mío", "Desde mi ventana") asume la dirección musical. Junto a ellos, Rubén Yuste ("Los miserables", "Por primera vez", "La canción de Ipanema", "Las chicas del coro") asume las tareas de ayudante de dirección y es el responsable de las coreografías. Con este tridente el resultado no podría ser otro que un musical redondo, en el que cada número musical encaja a la perfección con el desarrollo de la historia, haciendo subir de revoluciones la historia y animando al público desde la primera escena.

Esta producción de Suerte en mi vida ("El despertar de la primavera", "La vida en pedazos", "Desde mi ventana") nos presenta un musical de pequeño formato, cercano y real como la vida misma. Porque estos cuatro personajes que habitan la ciudad podrían ser cualquiera de nosotros. En esta desenfrenada comedia se tratan temas que nos preocupan a todos, desde la precariedad de la vivienda hasta la explotación laboral, con el trasfondo siempre latente de las relaciones personales. Un montaje que nos muestra realidad de nuestros jóvenes, mientras mira con optimismo la posibilidad de una salida airada al caos de la vida, siempre que nos paremos y miremos a nuestro alrededor para ver lo que realmente queremos hacer. A la espera de que con la nueva temporada regresen los grandes musicales, este es un buen aperitivo para los amantes del género.


La obra nos sitúa de lleno en el ritmo alocado e imparable de la ciudad de Madrid. En ella, cuatro personas de lo más diverso entrelazan sus vidas por puro azar. Una joven fotógrafa estudiante de arquitectura no sabe por donde encauzar su vida. Acaba de dejarla su novio y se encuentra perdida y sin una ilusión clara. En una noche de fiesta en la que no busca otra cosa de desconectar de su vida, conoce en el Ochoymedio a un chico. Él es un romántico empedernido, amante de las películas de Hugh Grant y de la vida en general. La alegría y optimismo con las que el chico ve la vida contrastan con el momento vital de la joven fotógrafa. La química entre ellos no tarda en aparecer. Una relación marcada por la ternura y el amor, que es un continuo tira y afloja sobre las necesidades de cada uno de ellos.



En otro lugar de la ciudad, más exactamente en el barrio de Salamanca, una niña pija decide independizarse e irse a vivir a Lavapiés. En su nuevo barrio conoce en el 24h de debajo de su casa a un ambicioso chico que vive sólo centrado en su trabajo. Lo que comienza por una discusión por culpa del último Kinder Bueno del establecimiento, acaba siendo una tabla de salvación para ambos. Ambos comienzan de una forma un tanto altiva, pero poco a poco bajan la guardia hasta conseguir ayudarse el uno al otro. Una frase a tiempo puede ser el acicate para que alguien abra los ojos y se de cuenta de que no está viviendo la vida que deseaba. Dos personajes muy caricaturescos que nos regalan escenas muy divertidas, en su lucha por sobrevivir en la selva en la que se convierte la gran ciudad.


El único vínculo que une a los protagonistas de estas dos historias es que la joven fotógrafa y el acelerado ejecutivo son hermanos. Pero salvo pequeñas momentos en que ambas historias confluyen (vía telefónica), las dos relaciones discurren en paralelo, mostrándonos lugares distintos de la ciudad, tipos de personas de lo más diverso, y situaciones antagónicas que al final se acercan hasta parecer la misma. Personajes superados por el ritmo acelerado de sus vidas. Nunca consiguen llegar a tiempo a ningún sitio, siempre dejan aparcadas las cosas realmente importantes para priorizar otras que "corren más prisa". Un torbellino de situaciones cotidianas con las que todos podemos vernos reflejados.


El elenco está formado por Enrique Cervantes ("Hamsia", "LEAR (desaparecer)", "Capullos que vuelan", "Elogio de la pereza"), que da vida al joven romántico, Carmen Climent ("La leyenda del tiempo", "Oscar for Amnesty", "Sueño de una noche de verano", "Verano de cristal") como la fotógrafa, Pascual Laborda ("Federico hacia Lorca", "La revoltosa", "En la fundación", "La isla del tesoro") como el estresado ejecutivo, y Erika Bleda ("La llamada", "Todos", "Aladín, un musical genial", "Casting") como la niña pija. Junto a ellos tenemos a Víctor Elías como pianista y en el papel del dependiente del 24h, que se interpreta los diez temas originales que componen la obra. 

El elenco funciona a la perfección. Cada uno de ellos tiene un papel muy bien estructurado que saben dosificar en su justa medida. Así Enrique Cervantes interpreta a un chico impulsivo, enamoradizo, vital, para contrarrestar el papel de Carmen Climent, una chica insegura, frágil, que se ve indefensa ante la soledad de la gran ciudad. En la otra historia ocurre algo parecido, ambos personajes son tan diferentes que se compenetran perfectamente. Pascual Laborda es un obsesionado por su trabajo, cuida a su hermana vía llamada mientras no es consciente de lo desatendida que tiene su propia vida. Por su parte Erika Bleda nos regala el personaje más divertido y caricaturesco de la obra. Una niña pija que sólo piensa en si misma, que busca salir adelante en lo que supone un salto al vacío, ya que siempre ha estado protegida por su padre y su tarjeta de crédito.


Como en todo musical que se precie, las piezas musicales son parte fundamental del entramado de la historia. En este caso la composición musical corre a cargo de Didac Flores y Xenia Reguant se encarga de la adaptación de las canciones. Si a todo esto le sumamos las coreografías de Ruben Yuste, tenemos los cimientos sobre los que se sustenta esta entretenida propuesta, cargada de energía y grandes momentos musicales que encajan a la perfección en la historia. Todo esto viene acompañado por una sencilla escenografía, que va mutando ante nuestros ojos, diseñada por Jordi Bulbena.

En definitiva estamos ante una comedia musical de pequeño formato, que nos habla de nosotros mismos, del ritmo loco de la ciudad, del estrés de la vida, de los pequeños momentos en los que todo puede cambiar. Una obra que encandilará a los amantes del género y que resulta ligera y refrescante, ideal para estos meses de calor infernal. Vayan y disfruten, seguro que se sienten identificados. VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.
----------------------------------------------------------------------------------------
Teatro: Teatro Lara
Dirección: Corredera baja de San Pablo 15.
Fechas: Del 7 de Agosto al 26 de Septiembre. Sábados a las 18:15 y Domingo a las 20:00
Entradas: Desde 15€ en Teatrolara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid