Salas en desescalada: Compañía PasoAzorín Teatro

Hoy comenzamos una nueva visión de lo que está siendo la pandemia. Hemos hablado con Ramón Paso, uno de los máximos responsables de PasoAzorín Teatro, para conocer de primera mano como ha trastocado todo esto a una de las compañías más activas del panorama teatral. El autor y director nos habla sin tapujos de lo que ha sido esta oscura etapa (en la que incluso estuvo ingresado por COVID) para hablarnos de la "necesidad" de volver a los teatros, la cultura es segura.


La compañía formada por Ramón Paso (autor y director) y las actrices Ana Azorín, Inés Kerzán y Angela Peirat siempre está al pie del cañón, y cómo no podía ser de otra manera han sido de los primeros en volver a las tablas. Lo hacen con la genial "Sueños de un seductor" en el Teatro Lara y por ello son un perfecto ejemplo de cómo se deben hacer las cosas para que el teatro vuelva a la normalidad. El director de montajes como "La ramera de Babilonia", "Usted tiene ojos de mujer fatal... en la radio" o "Otelo a Juicio", nos cuenta como han vivido estos meses plagados de miedos e incertidumbres. 



Lo primero el antes, una compañía tan activa como la vuestra ¿En qué proyectos estabais inmersos cuando se decretó el estado de alarma?

Cuando empezó ésta nuestra pandemia estábamos ensayando una comedia de título El móvil, y teníamos en cartel Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales de mi autoría  (como El móvil), y La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde. Además, estábamos inmersos en la producción de Sueños de un seductor de Woody Allen y Tú y yo somos tres de Enrique Jardiel Poncela. Vamos, que no parábamos.

Llega el día y os dicen que tenéis que parar ¿Cómo fue ese proceso para actores, técnicos, y para los ensayos y producción de los futuros proyectos?

Fue necesario. Obviamente por encima de todo está la salud de una ciudad. Sufrimos un parón terrible, pero como lo han sufrido todos los demás autónomos de este país. Para haberlo sufrido con tranquilidad hay que ser funcionario. En ese parón, imprescindible para la recuperación de la salud pública, nos dejamos en el camino Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales y Tú y yo somos tres. Funciones ambas que quedan para el año que viene.





En un momento tan duro. El mundo de la cultura y el arte nunca para ¿Cómo os habéis movido durante el confinamiento? Directos, colgando videos, obras en abierto…

Nosotros hacemos teatro. E Internet como medio creo que vulgariza los contenidos. Nos hemos dedicado a cuidar de nuestros seres queridos, hemos escrito y nos hemos preparado para lo que estaba por venir. Hicimos algunos vídeos divertidos recordando nuestra relación con el público, pero en ningún caso contenidos nuevos. A nivel muy personal, a mí me ha servido para clarificar las cosas.

¿Os ha cambiado esta situación como compañía? ¿Creéis que esta situación da paso a nuevas formas de entender las artes escénicas? ¿Afrontáis los nuevos proyectos teniendo en cuenta las medidas de distanciamiento o creéis que el teatro debe concebirse sin “limitaciones”?

Nos ha cambiado en cuanto a que ahora nos tomamos las cosas con otra filosofía. Respetamos nuestros tiempo e intentamos no entrar en discusiones chorras. Las artes escénicas no se pueden entender más que en un escenario. Y claro, hay que cumplir con lo que dicta el Ministerio de Sanidad. Nosotros estamos trabajando en un entorno muy seguro en este momento. Con muchos controles. Al margen, el distanciamiento en un teatro es un absurdo. Sobre todo, en un privado. Otra cosa es que los públicos jueguen a que se puede hacer. También es verdad que la gente – sobre todo la profesión, el público es muy majo y responsable – habla de distanciamiento... en una terraza, sin mascarilla y sin distanciamiento. Así que yo no me los tomo muy en serio.



¿Creéis que el sector cultural sale fortalecido a medio plazo? Dado que el público se ha dado cuenta de su importancia durante el confinamiento.

No. En absoluto. Los políticos van a seguir pasando de nosotros y los sueldos se van a recortar. Estamos en el comienzo de otra crisis.


¿Cómo ha afectado la pandemia a la compañía?

Perdimos Tú y yo somos tres y Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales, y yo estuve ingresado con Covid 19. Más allá de eso, poco.



¿Cómo veis la iniciativa "aplaude Madrid" impulsada por el ayuntamiento para ayudar al sector de la cultura y otras que están sonando desde las distintas instituciones?

No lo sé. De momento “las oigo”; cuando “las vea”, te digo. Soy escéptico en cuanto a que lo público ayude.

Ahora que comenzamos a ver algo de luz, ¿Qué esperáis de la llamada nueva normalidad?

Lo primero, que se le deje de llamar “nueva normalidad”. La normalidad es normal en sí misma. La formulación “Nueva normalidad” es un ejercicio de manipulación. Lo segundo, que seamos conscientes de lo vulnerables que somos, que empecemos a practicar la humildad.




El estado de alarma lo cambió todo de la noche a la mañana. Se tuvieron que cancelar funciones y obras programadas para estos meses. ¿Habéis pensado volver con las obras que teníais programadas o pensáis en empezar de nuevo con nuevos proyectos?

Un poco de ambas. Sueños de un seductor ya está en el Teatro LaraEl móvil lo estrenamos en agosto. La importancia de llamarse Ernesto volverá. Los demás, se han quedado en el camino. Cosas que pasan. No soy mucho de lamentarme. Prefiero mirar hacia delante.

¿Cómo afrontáis este nuevo comienzo? ¿Qué protocolos habéis tenido que hacer? ¿Cómo afrontáis tener que actuar con reducción de público?

Lo primero que hemos hecho es limitar nuestras visitas a terrazas. Intentamos ir a locales donde exista separación entre las mesas. Tampoco frecuentamos grandes superficies donde no sea obligatorio el uso de mascarilla. Respecto a nuestros protocolos de trabajo, pues nos hemos servido de lo que marca la Ley. La reducción, bueno, es una cosa con la que hay que vivir. Me interesa más transmitir el mensaje de que el teatro es seguro y que el mayor esfuerzo se está haciendo desde la empresa privada.





¿Cómo ha sido la vuelta al trabajo? ¿Qué sensaciones habéis tenido al volver a los escenarios?

Alegría y familiaridad. Ha sido volver a casa. Y ha sido muy bonito reencontrarnos con el público. ¿Sabes lo que más he echado de menos durante el confinamiento? La risa del público.

Hay algunas propuestas que han sonado en estos días, como la multifunción o el streaming (pagando), para hacer frente a la obligada ausencia de público. ¿Habéis valorado alguna opción para poder tener una mayor recaudación?

Lo del streaming me suena muy bien. Es decir, actores grabados diciendo un texto. Me encanta. Lo llamo cine o tele. No es teatro.




¿Cómo veis el teatro en los próximos meses?

Duro. Como siempre. Somos supervivientes.

¿Pensáis que el tema del confinamiento dará para un boom de textos sobre el tema?

Pienso que los cuatro degenerados de siempre, por encargo de los teatro públicos, harán obritas sobre el confinamiento, y la gente no irá a verlas, pero dará igual, porque tiran con pólvora del Rey. Ahora, un texto serio y pensado sobre lo que nos ha ocurrido... no. Eso necesita tiempo y reflexión. Mira las primeras pelis que se hicieron sobre el atentado de las Torres Gemelas, un asco. ¿Por qué? Faltaba distancia.




¿Creéis que es posible la vuelta del teatro con las restricciones actuales y los rebrotes que se están produciendo? ¿Tenéis la sensación de que en las salas la gente se comporta bien?

Claro que es posible. Nosotros lo estamos haciendo. El Teatro Lara lo está haciendo. La gente se comporta de puta madre. Va a pasárselo bien y cumple. Los que tocan las narices muchas veces son gente de la profesión, que mientras piden que se abran los teatros en Twitter no apoyan a los que están abiertos y son los que más quejas tienen.

¿Os ha dado tiempo para pensar en proyectos nuevos además del proyecto que se quedó a la espera de estreno?

Muchos. A nosotros nos divierte lo que hacemos y por eso lo hacemos mucho.



Desde el cariño que les tenemos en nuestro blog nos encanta leer lo animados que están en esta nueva etapa, así como el éxito que están cosechando en el Teatro Lara con su fabulosa versión de "Sueños de un seductor" uno de los textos más brillantes de Woody Allen. Pero por si esto no fuera suficiente, a finales de este mes de Agosto estrenarán "El móvil", también en el Lara. Sólo nos queda desearles toda la suerte del mundo, ya que sabemos que por ellos no va a quedar que todo vuelva a su cauce habitual. La cultura es segura, los teatros espacios en los que la gente se comporta de forma exquisita, y las salas y los actores hacen todo lo imaginable para que no hay riesgo alguno de contagios. Volvamos a los teatros a disfrutar del trabajo de compañías valientes como PasoAzorín. Mucho ánimo a todos y ¡¡¡¡VIVA EL TEATRO!!!!














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid