Teatro: Lo nuestro estaba cantado. Teatro Príncipe Gran Vía

El amor, ese sentimiento tan importante que suele ser uno de los pilares de nuestra existencia. Pero incluso las parejas aparentemente más consolidadas pueden llegar a marchitar su relación. El amor se acaba, y con ello parece derrumbarse toda una vida juntos, toda una relación cimentada en la confianza, en las complicidades, en todos esos momentos que hasta hace nada eran inolvidables y de la noche a la mañana parecen una horrible pesadilla. Hay relaciones que no lo ven venir, otras tienen claro que su fracaso estaba cantado.


Gou Producciones nos presenta "Lo nuestro estaba cantado", una ingeniosa comedia musical que nos muestra los problemas por los que pasa una pareja, las idas y venidas, los amores y desamores , las riñas y las desavenencias, todo lo que les arrastra a un abismo del que no pueden escapar. Una visión muy particular del declive de un matrimonio, una propuesta ácida y cargada de momentos en los que todos nos veremos reflejados. La diversión está cantada.



Ignasi Vidal (dramaturgo, director, actor y músico), uno de los más reputados autores en el género musical, es el autor del texto. Este polifacético autor domina a la perfección el lenguaje teatral, especialmente el teatral, con éxitos como "Los Miserables", "Jesuscristo Superstar" o "La Bella y la Bestia". En su doble faceta de autor y director destacan obras como "Dignidad", "El cíclope y otras rarezas del amor" o "El plan" (que recientemente se ha llevado al cine). En sus textos suele hacer mucho hincapié en las relaciones humanas, indagando en lo más íntimo de sus personajes para hacerles mostrarse tal como son. En este caso se centra en una pareja al borde del abismo, que antes de separarse definitivamente intenta hacer un repaso a su relación para ver qué fue lo que falló. Desde un punto de vista cómico, nos deja hondas reflexiones sobre las relaciones de pareja.


La adaptación de esta comedia de enredo corre a cargo de Miguel Molina, que ejerce también como director. En esta doble faceta destacan sus trabajos "Échame un polvo y desaparece" (junto a Jorge Blass), "La primera vez o como perdí eso" (espectáculo de cabaret) o los musicales "Caperucita Rock" y "Peter Punk". Este es "un proyecto que nace de la ilusión de un grupo de profesionales amantes del género del teatro musical, para llevar el denominado teatro musical "OFF", a todos los rincones de la escena nacional".


En apariencia una historia muy cómica, pero con grandes giros dramáticos que sorprenderán a los espectadores. Se maquilla con la canción, el baile y la gracia de los personajes, pero realmente se está describiendo una triste historia de amor. La obra va creciendo y los protagonistas de la misma manera, hasta llegar a un desenlace feliz y bonito. Joel y Daniela, deciden divorciarse y están discutiendo por la repartición de los bienes, su hijo y todos los pequeños matices de una separación. Atrapados en el ascensor del juzgado, repasan toda su historia y son conscientes que su pareja estaba destinada al fracaso. Discuten por absolutamente todo. 


Un planteamiento sencillo que nos lleva a empatizar desde el primer momento con la situación, porque todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido una relación que por las circunstancias se ha alargado más de la cuenta, hasta estallar en un sinfín de reproches. El tamiz musical da a la historia un tono mucho más agradable, aunque el fondo sea tan real y duro como la vida misma. La obra nos va desvelando lo que han sido, lo que han vivido, el porque de la situación actual, todo lo que les ha llevado a estar ahora metidos en un ascensor discutiendo por todo y a punto de divorciarse. Como ocurre con todas las parejas, las apariencias engañan y muchas de las cosas cambiarán nuestra percepción de la situación a lo largo de la pieza.


Joel y Daniela, una pareja al borde del colapso, a quienes dan vida Víctor Marssan y Rocío Madrid. Ambos actores se desenvuelven a la perfección en esta comedia musical, en la que son unos veteranos. Los dos dominan a la perfección los tiempos del género, y saben marcar en cada escena el tono deseado. Una pareja que nos llevará de la locura a la risa, de la alegría al cabreo, con giros inesperados y situaciones poco habituales, que sorprenderán al espectador. Para completar el reparto tenemos la colaboración especial de Carlos Latre, que como es habitual en él nos deleitará con su abanico de imitaciones de voces de lo más variadas, interpretando el papel de Dios.

Como hemos dicho, los dos actores se desenvuelven a la perfección en el musical. Rocío Madrid ha participado en éxitos como "Marta tiene un marcapasos", "La bella Helena", "La cantante" o "Por siempre jamás" . Por su parte Víctor Marssan ha intervenido en "Cabaret", "Más de cien mentiras", "The Hole" o "The Hole 2" (donde coincidió con su compañera de reparto). Fuera del musical, Rocío es una asidua de la televisión, donde podemos verla con frecuencia en series ("Fuera de control", "Querido maestro" o "El ministerio del tiempo") y programas (actualmente en "Tu cara me suena"). Por su parte, Víctor ha trabajado más en teatro, destacando su participación en "El ángel exterminador", "Ben-Hur" "Urtain" o "24 horas en la vida de una mujer", mientras que en televisión le hemos visto en series como "Gigantes", "Monteperdido" o "Gym Toni". Esta contrastada trayectoria les lleva a hacer un trabajo convincente, en el que dos asumen perfectamente todos los roles que deben cumplir dentro de la obra y como parte de la pareja.
Como en todo buen musical, debemos hacer hincapié en la composición musical de Ferrán González (que también ejerce de director musical) que convierte su creación en un elemento primordial de la obra, siendo hilo conductor y nexo de unión en todo lo que ocurre. Un conjunto de temas musicales que marcan el ritmo y dan la pauta a cada una de las escenas de la obra. Como suele ocurrir con este género, la música se convierte en protagonista de la obra, incluso por momentos por delante de los propios intérpretes. Fundamental en este aspecto las coreografías creadas por Sonia Dorado, que hace todo tenga una perfecta conexión. En una obra como esta, en la que son los actores lo importante, resulta fundamental la cuidada iluminación de Gabriel Lázaro (que también se encarga del sonido). Por último, debemos destacar el gran trabajo de vestuario y caracterización de Víctor Vilas.
 

El amor no es coherente, el amor no se puede reflexionar. El amor se siente, se vive, se canta. Una comedia musical que nace de una ilusión de un gran grupo de profesionales amantes del género del teatro musical, para llevarlo por todos los rincones de la escena musical. De esta manera, se demuestra una vez más el influjo y la calidad del teatro denominado «OFF» en los últimos años en la escena teatral española. Gracias a ello, son cada vez más los proyectos que se lanzan para revolucionar los escenarios de todo el país. Y no olvidéis volver a los teatros. LA CULTURA ES SEGURA.
-----------------------------------------------------------------------------------

Teatro: Príncipe Gran Vía
Dirección: Paseo de la Chopera 14.
Fechas: Del 12 de Septiembre al 3 de Octubre. Sábados a las 22:00.
Entradas: Desde 20€ en lonuestroestabacantadoentradas.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid