Teatro: Los Remedios. Teatro María Guerrero.

 

Partiendo de la historia de dos chicos que se conocen desde la infancia llegamos a entender que la amistad es el mecanismo del que nos valemos para afrontar los retos y desconciertos a los que nos conduce la vida y que le acaba dando sentido.





Los Remedios es un barrio de Sevilla construido en los años 50 al oeste de la dársena del Guadalquivir, entre el barrio de Triana, el río Guadalquivir, el recinto de la Feria de Sevilla y el Parque de los Príncipes”. Con estas palabras comienza Los Remedios la obra que llega al Teatro María Guerrero.

Pablo y Fernando son dos chicos, crecieron y se conocieron en dicho barrio donde había dos partes diferenciadas las casas llamadas “De los millonarios” (porque costaban un millón de pesetas) y el resto. Un barrio con sólo dos colegios, ambos concertados, uno de curas y otro de monjas. Así eran Los Remedios, “la Marbella de interior”. Desde este punto de partida nos van contando a través de ellos mismos y de toda la gente que les han ido dejando huella a lo largo de todos estos años y que han ido forjando su personalidad.

 


Según va avanzando la historia nos vamos haciendo idea de como era su barrio, muy conservador, tradicional, donde la feria de abril, la semana santa eran momentos especiales. Vamos siendo conocedores de que a pesar de nacer y criarse allí no sentían las tradiciones de Los Remedios como propias (los toros, la iglesia, los señoritos, las sevillanas, el machismo…).

A veces en forma de sueño (algunas más bien pesadillas) y otras en forma de recuerdo van caminando por su infancia y su adolescencia, las costumbres y tradiciones de antaño, las tabernas de toda la vida, la falta de apoyo y comprensión hacia sus sueños de sus seres queridos.

De una manera tan sencilla como dulce nos van transmitiendo la intensa lucha interior entre su destino y el condicionamiento social de su entorno. Pero para llegar al destino antes hay que hacer el camino y nosotros les acompañamos en ese viaje, comparten sus miedos, sus dudas, sus esperanzas. Descubrimos con ellos su personalidad y sus sueños.



Este intimista y bucólico montaje es la primera creación propia de La Compañía exlímite, un proyecto de investigación, creación y colaboración creado en 2018 de la mano de Gerard Imbert y Juan Ceacero. Tras el éxito de "Los Remedios", este año han vuelto a arrasar con su nuevo montaje, "Cluster", que agotó en sus primeros pases y se anuncia que volverá en próximas fechas a la cartelera. La Compañía exlímite ha pasado en pocos meses a convertirse en todo un referente. Como se puede leer en su web, "es una asociación cultural sin ánimo de lucro que pretende llevar a cabo un proyecto artístico de manera independiente, autofinanciada y autogestionada". Quieren recuperar el "espíritu del teatro independiente que gestiona sus propios espacios" y damos fe que por ahora el proyecto no puede ir mejor, afianzando una iniciativa tan arriesgada en los tiempos que corren.

 


Una delicia el modo en el que van contándonos sus recuerdos del colegio, de su casa, de sus padres, de sus hermanos. Como poco a poco la obra va profundizando en cuestiones más trascendentales como lo que queremos hacer y lo que esperan de nosotros, las relaciones familiares, el machismo, la sexualidad en definitiva el sentido de la vida.

A lo largo de las casi dos horas que dura la función somos testigos de una comedia dramática, una historia en el que los protagonistas se representan a si mismos y a otras personas que han pasado por sus vidas e irremediablemente han dejado huella.

Sobresaliente el modo en que van alternando los momentos de más humor (la aparición de un nazareno) con las escenas más dramáticas (la terrible lucha interior entre lo que uno quiere ser y lo que los demás esperan que seas).

 


La dramaturgia es obra de Fernando Delgado-Hierro, un auténtico tratado existencialista sobre el sentido de la vida. Admirable el modo en que tantos temas, tan variados y complejos a la vez se amalgaman con una enorme sencillez. La forma en que el humor y la comedia salpican la obra en los momentos más intensos y emotivos ayuda a crear un texto muy redondo.

Como el propio autor señala el texto es “fruto un proceso heterodoxo, como la propia naturaleza del espectáculo”. Indica que “crear desde la incertidumbre y el misterio requería permitirse que las cosas se fueran desvelando a su tiempo, de una manera orgánica”.

Juan Ceacero dirige la obra. Nacido en Úbeda, Jaén. Actor, docente y director es licenciado en Interpretación textual por la RESAD. Entre sus últimos trabajos actorales destacan Sueños y visiones de Rodrigo Rato, Bodas de sangre, ¡Cómo está Madriz!, Carne viva y Tito Andrónico.

 


Promueve en todo momento que los actores brillen y que la obra no baje ni un ápice el ritmo y la intensidad durante su representación.

El director nos describe la obra como “una mezcla heterogénea de lenguajes escénicos, desde planteamientos más realistas pasando por la imitación, lo grotesco, la exageración, hasta llegar a códigos más propios del teatro contemporáneo o performativo donde el cuerpo del actor podía adquirir una expresividad más radical”. Continúa señalando que “Desde el momento más inicial se revelaron de forma clara las claves que se querían contar: la relación con el origen, la reflexión sobre el teatro y la relación de amistad de Fernando y Pablo”.

El elenco está formado por Fernando Delgado-Hierro, Nacido en Sevilla en 1988. Licenciado en interpretación textual por la RESAD. Sus trabajos más recientes son Man Up, de Teatro en Vilo; He nacido para verte sonreír, Bodas de sangre y La distancia, las tres dirigidas por Pablo Messiez. Ha dirigido piezas como La casa, en colaboración con Paola de Diego, y además es creador de la serie web Diplarama.

Le acompaña Pablo Chaves, arquitecto (como nos indica en varias ocasiones a lo largo de la obra) y actor. Ha participado en las películas Selfie, Violeta no coge el ascensor y Un diálogo circunstancial.

Ambos transmiten desde la primera escena la complicidad que les une. Enormes tanto en las escenas más cómicas como en las más intensas y dramáticas. Dando muestras de una enorme versatilidad y de una admirable condición física que el desarrollo de la obra les exige.

Destacar finalmente la cuidada selección musical con temas que pasando por No volveré de Chavela Vargas, La Flor de la canela de María Dolores Pradera o Cántame de María del Monte hasta llegar a Suspiros de España, complementados con saetas, música procesional y boleros.

 

En definitiva Los Remedios es una obra intensa y divertida con una enorme carga dramática que nos invita a la reflexión y nos abre no ya una ventana sino una puerta a la esperanza de la mano de la amistad.

VOLVAMOS A LOS TEATROS. LA CULTURA ES SEGURA.

--------------------------------------------------------------------

Teatro: Teatro María Guerrero

Dirección: Calle Tamayo y Baus 4.
Fechas: Del 19 de Marzo al 18 de Abril. De Martes a Domingo a las 17:00.
Entradas: Desde 5.50€ en entradasinaem. Descargar Programa de mano. ENTRADAS AGOTADAS.

 

EQUIPO

·  Texto: Fernando Delgado-Hierro.

·  Dirección: Juan Ceacero.

·  Creado e interpretado por: Pablo Chaves y Fernando Delgado-Hierro.

·  Escenografía y vestuario: Paola de Diego (AAPEE).

·  Iluminación: Juan Ripoll.

·  Ayudante de dirección y audiovisuales: Majo Moreno.

·  Fotografía: Luz Soria y La dalia negra.

·  Producción: La_Compañía exlímite.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, Blog de critica teatral, Critica teatral. Teatro. Reseñas. Cartelera. Programación, Crítica teatral, critica teatral Madrid, crítica teatro, crítica teatro Madrid, crítica, críticas, Madrid